Descripción general

Los soplos cardíacos son sonidos durante el ciclo de latidos del corazón —como un silbido o un susurro— que produce el flujo de sangre turbulento en el corazón o cerca de este. Esos sonidos pueden escucharse con un estetoscopio. Un latido del corazón normal produce dos sonidos como «lub-dup» (a veces, se describen con un «lub-DUP»), que son los sonidos que producen las válvulas cardíacas cuando se cierran.

Los soplos cardíacos pueden presentarse en el nacimiento (congénito) o desarrollarse más adelante en la vida. Un soplo cardíaco no es una enfermedad, pero puede indicar un problema cardíaco no diagnosticado.

A menudo, los soplos cardíacos son inocuos (inofensivos), por lo que no necesitan tratamiento. Algunos soplos cardíacos pueden requerir pruebas de seguimiento para asegurarse de que no sean a causa de un trastorno cardíaco grave no diagnosticado. Si es necesario, el tratamiento está orientado a la causa del soplo cardíaco.

Síntomas

Si tienes un soplo cardíaco inofensivo, conocido más frecuentemente como un «soplo cardíaco inocente», es probable que no tengas otros signos ni síntomas.

Un soplo cardíaco anormal puede causar otros signos o síntomas que no son evidentes, apartes del sonido inusual que el médico escucha cuando te ausculta el corazón con un estetoscopio. No obstante, si tienes estos signos o síntomas, pueden indicar un problema cardíaco:

  • Piel azulada, especialmente en las puntas de los dedos y los labios
  • Hinchazón o aumento de peso repentino
  • Falta de aire
  • Tos crónica
  • Agrandamiento del hígado
  • Agrandamiento de las venas del cuello
  • Falta de apetito y problemas para crecer de manera normal (en bebés)
  • Sudoración intensa sin esfuerzo o con esfuerzo mínimo
  • Dolor en el pecho
  • Mareos
  • Desmayo

Cuándo consultar al médico

La mayoría de los soplos cardíacos no son graves, pero, si crees que tú o tu hijo tienen un soplo cardíaco, solicita una cita para ver a tu médico de familia. El médico puede decirte si el soplo cardíaco es inocente y no necesita tratamiento, o si es necesario examinar mejor un problema cardíaco de fondo.

Causas

Existen dos tipos de soplos cardíacos: soplos funcionales y soplos anormales. Una persona que presenta un soplo funcional tiene un corazón normal. Este tipo de soplo cardíaco es frecuente en los recién nacidos y en los niños.

Un soplo cardíaco anormal es más grave. En los niños, por lo general, los soplos anormales son a causa de una enfermedad cardíaca congénita. En los adultos, casi siempre, los soplos anormales se producen por problemas de la válvula cardíaca adquiridos.

Soplos cardíacos funcionales

Un soplo funcional se puede producir cuando la sangre fluye más rápido de lo normal hacia el corazón. Las afecciones que pueden provocar un flujo sanguíneo rápido hacia el corazón, y que causan un soplo cardíaco funcional, son las siguientes:

  • Actividad física o ejercicio
  • Embarazo
  • Fiebre
  • No tener suficientes glóbulos rojos saludables que lleven el oxígeno adecuado a los tejidos del organismo (anemia)
  • Una cantidad excesiva de hormona tiroidea en el organismo (hipertiroidismo)
  • Fases de crecimiento acelerado, como la adolescencia

Los soplos cardíacos funcionales pueden desaparecer con el tiempo o pueden durar toda la vida sin jamás causar otros problemas de salud.

Soplos cardíacos anormales

La causa más frecuente de los soplos anormales en los niños es cuando los bebés nacen con problemas estructurales del corazón (defectos cardíacos congénitos).

Los defectos congénitos frecuentes que provocan soplos cardíacos son los siguientes:

  • Orificios en el corazón o derivaciones cardíacas. Conocidos como «comunicación interauricular o interventricular», los orificios en el corazón pueden o no ser graves, según su tamaño y su ubicación.

    Las derivaciones cardíacas se producen cuando hay un flujo sanguíneo anormal entre las cavidades cardíacas o los vasos sanguíneos, lo que puede provocar un soplo cardíaco.

  • Anomalías de la válvula cardíaca. Las anomalías congénitas de la válvula cardíaca están presentes al momento del nacimiento, pero, a veces, no se descubren hasta mucho tiempo después. Algunos ejemplos son las válvulas que no permiten que fluya demasiada sangre a través de ellas (estenosis) o aquellas que no se cierran correctamente y tienen filtraciones (insuficiencia valvular).

Otras causas de un soplo cardíaco anormal son las infecciones y las afecciones que dañan las estructuras del corazón, y son más frecuentes en niños más grandes o en adultos. Por ejemplo:

  • Calcificación de la válvula. El endurecimiento o el engrosamiento de las válvulas, como en la estenosis mitral o en la estenosis de la válvula aórtica, se pueden producir a medida que envejeces. Las válvulas se pueden estrechar (estenótico) y dificultar que la sangre fluya hacia el corazón, lo que provoca soplos.
  • Endocarditis. Por lo general, esta infección del revestimiento del corazón y de las válvulas se produce cuando las bacterias u otros gérmenes de otra parte del cuerpo, como la boca, se propagan a través del torrente sanguíneo y se alojan en el corazón.

    Si no se trata, la endocarditis puede dañar o destruir las válvulas cardíacas. A menudo, esta afección se produce en personas que ya tuvieron anomalías de la válvula cardíaca.

  • Fiebre reumática. Aunque, en la actualidad, no es tan frecuente en los Estados Unidos, la fiebre reumática es una afección grave que se puede producir cuando no recibes un tratamiento completo o inmediato para la infección de amigdalitis estreptocócica. Puede afectar las válvulas cardíacas de manera permanente y obstaculizar el flujo sanguíneo normal a través del corazón.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer un soplo cardíaco son los siguientes:

  • Antecedentes familiares de un defecto cardíaco. Si familiares consanguíneos han tenido un defecto cardíaco, eso aumenta las posibilidades de que tú o tu hijo también puedan tener un defecto o soplo cardíacos.
  • Ciertas enfermedades, como presión arterial alta (hipertensión) no controlada, hipertiroidismo, una infección en el revestimiento interno del corazón (endocarditis), presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar), síndrome carcinoideo, síndrome hipereosinofílico, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, un músculo cardíaco debilitado o antecedentes de fiebre reumática, pueden aumentar el riesgo de tener un soplo cardíaco más adelante en la vida.

Los factores que aumentan el riesgo de que tu bebé padezca un soplo cardíaco son los siguientes:

  • Enfermedades durante el embarazo. Tener algunas enfermedades durante el embarazo, como diabetes no controlada o una infección por rubéola, aumenta el riesgo de que tu bebé padezca defectos del corazón y un soplo cardíaco.
  • Tomar ciertos medicamentos o drogas ilegales durante el embarazo. El uso de ciertos medicamentos, alcohol o drogas puede dañar al bebé en desarrollo, lo que produce defectos del corazón.

Prevención

Si bien no hay mucho que puedas hacer para evitar un soplo cardíaco, es reconfortante saber que no es una enfermedad y que, a menudo, es inofensivo. En los niños, muchos soplos desaparecen solos a medida que crecen. En los adultos, los soplos pueden desaparecer cuando mejora el trastorno no diagnosticado que los causa.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Routine Checkup Leads to Lifesaving Heart Surgery

    Brian Schilling was shocked to learn he had a dangerous condition that required surgery to repair one of his heart valves. But the procedure went off without a hitch, and Brian's grateful for the thorough care he received through Mayo Clinic Health System. Brian Schilling didn't think he had any medical concerns when he went [...]

Sept. 21, 2018
References
  1. What is a heart murmur? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/heartmurmur. Accessed Feb. 24, 2015.
  2. Marx JA, et al. Cardiac disorders. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 25, 2015.
  3. Chatterjee K. Auscultation of cardiac murmurs. http://www.uptodate.com/home. Accessed Feb. 25, 2015.
  4. Gladman G. Management of asymptomatic heart murmurs. Paediatrics and Child Health. 2012;23:64.
  5. Heart murmurs. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/CardiovascularConditionsofChildhood/Heart-Murmurs_UCM_314208_Article.jsp#.T4evW9Vr7To. Accessed Feb. 24, 2015.
  6. Naik RJ, et al. Teenage heart murmurs. Pediatric Clinics of North America. 2014;61:1.
  7. Hiremath G, et al. When to call the cardiologist: Treatment approaches to neonatal heart murmur. Pediatric Annals. 2013;42:329.
  8. Nishimura RA, et al. 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with valvular heart disease. Journal of the American College of Cardiology. 2014;63:e57.
  9. Your guide to living well with heart disease. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/resources/heart/living-with-heart-disease-html. Accessed Feb. 27, 2015.
  10. Medications for heart valve symptoms. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/HeartValveProblemsandDisease/Medications-for-Heart-Valve-Symptoms_UCM_450684_Article.jsp. Accessed Feb. 27, 2015.
  11. Options for heart valve repair. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/HeartValveProblemsandDisease/Options-for-Heart-Valve-Repair_UCM_450811_Article.jsp. Accessed Feb. 27, 2015.
  12. Options for heart valve replacement. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/HeartValveProblemsandDisease/Options-for-Heart-Valve-Replacement_UCM_450816_Article.jsp. Accessed Feb. 27, 2015.
  13. Options and considerations for heart valve surgery. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/HeartValveProblemsandDisease/Options-and-Considerations-for-Heart-Valve-Surgery_UCM_450787_Article.jsp. Accessed March 1, 2015.
  14. What is TAVR? American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/HeartValveProblemsandDisease/What-is-TAVR_UCM_450827_Article.jsp. Accessed March 1, 2015.
  15. Infective endocarditis. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/CongenitalHeartDefects/TheImpactofCongenitalHeartDefects/Infective-Endocarditis_UCM_307108_Article.jsp. Accessed March 1, 2015.
  16. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 3, 2015.
  17. Meyer TE. Auscultation of cardiac murmurs in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 29, 2018.