Diagnóstico

Idealmente, el proveedor de atención médica debe examinarte durante los exámenes periódicos en busca de factores de riesgo que puedan ocasionar un ataque cardíaco.

A menudo, un ataque cardíaco se diagnostica en un entorno de emergencias. Si tuviste o tienes un ataque cardíaco, los proveedores de atención médica tomarán medidas inmediatas para tratar tu afección. Si puedes responder preguntas, es posible que te pregunten sobre tus síntomas y tus antecedentes médicos.

El diagnóstico de un ataque cardíaco incluye controlar la presión arterial, el pulso y la temperatura. Se hacen pruebas para determinar cómo está latiendo el corazón y revisar el estado general de salud.

Pruebas

Las pruebas para diagnosticar un ataque cardíaco incluyen las siguientes:

  • Electrocardiograma (ECG). Esta primera prueba para diagnosticar un ataque cardíaco registra las señales eléctricas a medida que se desplazan por el corazón. Se colocan parches adhesivos (electrodos) en el pecho y, a veces, en los brazos y las piernas. Las señales se registran como ondas y se muestran en una pantalla o se imprimen en papel. Un electrocardiograma puede mostrar si estás teniendo o has tenido un ataque cardíaco.
  • Análisis de sangre. Algunas proteínas cardíacas se filtran lentamente a la sangre después del daño ocasionado por un ataque cardíaco. Se pueden hacer análisis de sangre para comprobar la presencia de estas proteínas (marcadores cardíacos).
  • Radiografía de tórax. La radiografía de tórax muestra la condición y el tamaño del corazón y los pulmones.
  • Ecocardiograma. Las ondas sonoras (ecografía) crean imágenes del corazón en movimiento. Esta prueba puede mostrar el flujo sanguíneo a través del corazón y las válvulas cardíacas. Un ecocardiograma puede ayudar a identificar si un área del corazón está dañada.
  • Cateterismo coronario (angiografía). Se introduce una sonda larga y fina (catéter) en una arteria, generalmente en la pierna, y se guía hasta llegar al corazón. El tinte fluye a través del catéter para ayudar a que las arterias se vean más claramente en las imágenes realizadas durante la prueba.
  • Tomografía computarizada cardíaca o resonancia magnética cardíaca. Estas pruebas generan imágenes del corazón y el pecho. Las tomografías computarizadas cardiacas usan rayos X. La resonancia magnética cardíaca usa un campo magnético y ondas de radio para generar imágenes del corazón. Para ambas pruebas, generalmente debes acostarte en una mesa que se desliza dentro de una máquina larga en forma de tubo. Ambas pruebas se pueden usar para diagnosticar problemas del corazón. Pueden ayudar a mostrar la gravedad del daño cardíaco.

Tratamiento

Cada minuto que pasa después de tener un ataque cardíaco, se daña o muere más tejido cardíaco. Es necesario el tratamiento de urgencia para corregir el flujo sanguíneo y restablecer los niveles de oxígeno. Se administra oxígeno inmediatamente. El tratamiento específico para el ataque cardíaco depende de si la obstrucción del flujo sanguíneo es parcial o total.

Medicamentos

Estos son algunos medicamentos para tratar un ataque cardíaco:

  • Aspirina. La aspirina reduce la coagulación de la sangre. Ayuda a mantener la sangre en movimiento a través de una arteria estrechada. Si llamas al 911 o al número de emergencia local, es posible que se te indique que mastiques una aspirina. Es posible que los proveedores de atención médica de emergencias te den una aspirina de inmediato.
  • Trombolíticos o fibrinolíticos. Estos medicamentos ayudan a desintegrar los coágulos sanguíneos que bloquean el flujo sanguíneo hacia el corazón. Cuanto antes se administre un trombolítico después de un ataque cardíaco, menor daño sufrirá el corazón y habrá mayores probabilidades de supervivencia.
  • Otros medicamentos anticoagulantes. Puede administrarse un medicamento conocido como heparina por vía intravenosa o mediante una inyección. La heparina hace que la sangre sea menos pegajosa y menos propensa a formar coágulos.
  • Nitroglicerina. Este medicamento ensancha los vasos sanguíneos. Ayuda a mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón. La nitroglicerina sirve para tratar el dolor repentino en el pecho (angina de pecho). Se administra en forma de pastilla que se coloca debajo de la lengua, como pastilla para tragar o como una inyección.
  • Morfina. Este medicamento se administra para aliviar el dolor en el pecho que no desaparece con nitroglicerina.
  • Betabloqueadores. Estos medicamento disminuyen los latidos del corazón y la presión arterial. Los betabloqueadores pueden limitar la cantidad de daño en el músculo cardíaco y evitar los ataques cardíacos futuros. Se administran a la mayoría de las personas que están sufriendo un ataque cardíaco.
  • Inhibidores de la ECA. Estos medicamentos disminuyen la presión arterial y la sobrecarga del corazón.
  • Estatinas. Estos medicamentos ayudan a disminuir los niveles de colesterol poco saludables. El exceso de colesterol malo (lipoproteína de baja densidad, o LDL) puede bloquear las arterias.

Cirugía y otros procedimientos

Si tuviste un ataque cardíaco, se puede hacer una cirugía o un procedimiento para abrir la arteria bloqueada. Las cirugías y los procedimientos para tratar un ataque cardíaco incluyen:

  • Angioplastia coronaria y colocación de estents. Este procedimiento se realiza para abrir las arterias cardíacas obstruidas. También puede llamarse intervención coronaria percutánea. Si tuviste un ataque cardíaco, este procedimiento suele realizarse durante un procedimiento utilizado para encontrar las obstrucciones (cateterismo cardíaco).

    Durante la angioplastia, el médico del corazón (cardiólogo) guía una sonda (catéter) fina y flexible hasta la parte estrechada de la arteria cardíaca. Se infla un pequeño globo para ayudar a ensanchar la arteria obstruida y mejorar el flujo sanguíneo.

    Durante una angioplastia, se puede colocar una pequeña sonda de malla de alambre (estent) en la arteria. El estent ayuda a mantener la arteria abierta. Disminuye el riesgo de que la arteria se vuelva a estrechar. Algunos estents están recubiertos con un medicamento que ayuda a mantener las arterias abiertas.

  • Cirugía de baipás de las arterias coronarias. Esta es una cirugía a corazón abierto. El cirujano toma un vaso sanguíneo sano de otra parte del cuerpo para crear una nueva vía para la sangre en el corazón. Luego la sangre circula alrededor de la arteria coronaria obstruida o estrechada. La cirugía de baipás de las arterias coronarias se puede hacer como cirugía de urgencia en el momento de un ataque cardíaco. A veces, se hace unos pocos días después, cuando el corazón ya se recuperó un poco.

Rehabilitación cardíaca

La rehabilitación cardíaca es un programa de ejercicio educativo y personalizado que te enseña formas de mejorar la salud del corazón después de la cirugía cardíaca. Se centra en hacer ejercicio, seguir una dieta saludable para el corazón, manejar el estrés y regresar poco a poco a las actividades habituales. La mayoría de los hospitales ofrece la rehabilitación cardíaca desde que se está en el hospital. El programa por lo general sigue durante unas semanas o meses después del regreso a casa.

En general, las personas que asisten a rehabilitación cardíaca después de un ataque cardíaco viven más tiempo y son menos propensas a tener otro ataque cardíaco o presentar complicaciones a partir de este evento. Si no se recomienda la rehabilitación cardíaca durante tu hospitalización, consulta con tu proveedor de atención médica al respecto.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

Si quieres mejorar la salud del corazón, sigue estos pasos:

  • Haz ejercicio. El ejercicio regular ayuda a mejorar la salud del corazón. Como meta general, procura realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada o intensa cinco o más días a la semana. Si tuviste un ataque cardíaco o cirugía cardíaca, es posible que te recomienden restricciones a la actividad. Pregúntale al proveedor de atención médica qué es lo mejor para ti.
  • Adopta una alimentación saludable para el corazón. Evita o limita las comidas con muchas grasas saturadas, grasa trans, sal y azúcar. Elige granos integrales, frutas, verduras y proteínas magras, como el pescado y los frijoles.
  • Mantén un peso saludable. El exceso de peso sobrecarga al corazón. El sobrepeso aumenta el riesgo de colesterol alto, presión arterial alta y diabetes.
  • No fumes. Lo más importante que puedes hacer para mejorar la salud del corazón es dejar de fumar. Además, evita la exposición al humo de segunda mano. Si necesitas dejar de fumar, pídele ayuda al proveedor de atención médica.
  • Limita el consumo de alcohol. Si eliges beber alcohol, hazlo con moderación. En los adultos sanos, beber con moderación significa una bebida al día en el caso de las mujeres y hasta dos bebidas al día en el caso de los hombres.
  • Hazte exámenes médicos regulares. Algunos de los principales factores de riesgo de un ataque cardíaco (como el colesterol alto, la presión arterial alta y la diabetes) no ocasionan síntomas al principio.
  • Controla la presión arterial, el colesterol y la glucosa en la sangre. Consulta con el proveedor de atención médica con qué frecuencia debes controlarte la presión arterial, la glucosa en la sangre y los niveles de colesterol.
  • Controla el estrés. Busca maneras de reducir el estrés emocional. Hacer más ejercicio, practicar la atención plena y conectarte con otras personas en grupos de apoyo son algunas maneras de aliviar el estrés.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Tener un ataque cardíaco asusta. Conversar sobre tus sentimientos con el proveedor de atención médica, un miembro de la familia o un amigo puede ayudar. También puedes considerar hablar con un proveedor de atención médica especializado en salud mental o unirte a un grupo de apoyo. Los grupos de apoyo te permiten ponerte en contacto con otras personas que atravesaron eventos similares.

Si te sientes triste, asustado o deprimido, díselo al proveedor de atención médica. Los programas de rehabilitación cardíaca pueden ayudar a prevenir o tratar la depresión después de un ataque cardíaco.

El sexo después de un ataque cardíaco

Si bien a algunas personas les preocupa tener relaciones sexuales después de un ataque cardíaco, en la mayoría de los casos, la mayoría puede regresar a la actividad sexual de manera segura una vez recuperados. Sin embargo, primero debes hablar con el proveedor de atención médica. El momento para retomar las relaciones sexuales dependerá de tu comodidad física, la preparación emocional y la actividad sexual previa.

Algunos medicamentos para el corazón pueden afectar la función sexual. Si tienes problemas de disfunción sexual, habla con el proveedor de atención médica.

Preparación para la consulta

Por lo general, un ataque cardíaco se diagnostica en una sala de emergencias. Sin embargo, si te preocupa el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, habla con tu proveedor de atención médica. Se puede hacer una evaluación de riesgo cardiovascular para determinar tu nivel de riesgo.

Es posible que se te remita a un médico capacitado en enfermedades cardíacas (cardiólogo).

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para tu cita médica.

Lo que puedes hacer

Cuando programes la cita médica, pregunta si hay algo que debas hacer por adelantado, como restringir tu dieta. Por ejemplo, es posible que no debas comer ni beber por un tiempo antes de una prueba de colesterol.

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluso aquellos que no parezcan estar relacionados con la enfermedad cardíaca, y cuándo comenzaron
  • Los antecedentes familiares de problemas de corazón, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la hipertensión arterial, la diabetes o los ataques cardíacos a edad temprana, entre otros
  • Información personal importante, como episodios de mucho estrés o cambios recientes en tu vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que tomes, incluida la dosis
  • Preguntas para hacerle al proveedor de atención médica

Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, de ser posible, para ayudarte a recordar la información que recibas.

Estas son algunas preguntas sobre la prevención de los ataques cardíacos que puedes hacerle al proveedor de atención médica:

  • ¿Qué pruebas necesito hacerme para determinar el estado de salud actual de mi corazón?
  • ¿Qué alimentos debería comer o evitar?
  • ¿Cuál es el nivel adecuado de actividad física?
  • ¿Con qué frecuencia tengo que realizarme un examen para detectar una enfermedad cardíaca?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas en conjunto?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Tienes síntomas de forma constante, o aparecen y desaparecen?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • Cuando tienes dolor en el pecho, ¿mejora con el descanso?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas empeoren?
  • Cuando tienes dolor en el pecho, ¿la actividad extenuante lo empeora?
  • ¿Tienes diagnóstico de presión arterial alta, diabetes o colesterol alto?

Qué puedes hacer mientras tanto

Nunca es demasiado pronto para hacer cambios saludables en el estilo de vida, como dejar de fumar, comer alimentos saludables y ser más activo. Estos son pasos importantes para prevenir los ataques cardíacos y mejorar la salud en general.

July 19, 2022
  1. Heart attack. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/heart-attack/causes. Accessed March 29, 2022.
  2. Reeder GS, et al. Diagnosis of acute myocardial infarction. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 29, 2022.
  3. What is a heart attack? American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/heart-attack/about-heart-attacks. Accessed March 29, 2022.
  4. AskMayoExpert. Cardiac rehabilitation: Indications (adult). Mayo Clinic; 2022.
  5. Physical Activity Guidelines for Americans. 2nd ed. U.S. Department of Health and Human Services. https://health.gov/our-work/physical-activity/current-guidelines. Accessed March 29, 2022.
  6. Heart treatments. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/heart-treatments-procedures. Accessed March 28, 2022.
  7. Libby P, et al., eds. Cardiac arrest and sudden cardiac death. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 12th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 29, 2022.
  8. Ferri FF. Myocardial infarction. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 29, 2022.
  9. Wilson PW, et al. Prognosis after myocardial infarction. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 29, 2022.
  10. Cardiopulmonary resuscitation (CPR): First aid. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/first-aid/first-aid-cpr/basics/art-20056600. Accessed March 29, 2022.
  11. Rethinking drinking: Alcohol and your health. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. https://www.niaaa.nih.gov/niaaa-publications-order-form#pub-1. Accessed March 29, 2022.
  12. 2020-2025 Dietary Guidelines for Americans. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. https://www.dietaryguidelines.gov. Accessed March 29, 2022.
  13. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic. May 1, 2020.
  14. AskMayoExpert. COVID-19: Acute cardiovascular syndrome (adult). Mayo Clinic; 2021.
  15. Lavonas EJ, et al. Highlights of the 2020 AHA guidelines update for CPR and ECC. https://cpr.heart.org/en/resuscitation-science/cpr-and-ecc-guidelines. Accessed March 29, 2022.
  16. Gulati M, et al. 2021 AHA/ACC/ASE/CHEST/SAEM/SCCT/SCMR guideline for the evaluation and diagnosis of chest pain: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Joint Committee on Clinical Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology. 2021; doi:10.1016/j.jacc.2021.07.053.
  17. Health Education & Content Services (Patient Education). Sex and heart disease. Mayo Clinic; 2011.
  18. Cutlip D, et al. Revascularization in patients with stable coronary artery disease: Coronary artery bypass graft surgery versus percutaneous coronary intervention. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 24, 2022.
  19. Coronary artery disease. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/coronary-artery-disease/symptoms-causes/syc-20350613. Accessed March 29, 2022.
  20. Pericarditis. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/pericarditis/symptoms-causes/syc-20352510. Accessed March 29, 2022.
  21. Lopez-Jimenez F (expert opinion). Mayo Clinic. April 7, 2022.