Descripción general

La influenza es una infección viral que ataca las vías respiratorias: la nariz, la garganta y los pulmones. La influenza, normalmente llamada «gripe», es distinta de los virus que causan la gastroenteritis vírica (gripe estomacal), que produce diarrea y vómitos.

En la mayoría de las personas, la influenza desaparece sola. No obstante, la influenza y sus complicaciones pueden resultar mortales. Entre las personas que tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones de la gripe se incluyen:

  • Niños pequeños, de menos de 5 años y, en particular, aquellos menores de 2 años
  • Adultos mayores de 65 años
  • Residentes de casas de reposo y otros centros de atención médica a largo plazo
  • Embarazadas y mujeres hasta las dos semanas después del parto
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado
  • Personas que padecen enfermedades crónicas, como asma, enfermedades del corazón, enfermedades renales y diabetes
  • Personas muy obesas, cuyo índice de masa corporal (IMC) es igual a 40 o mayor

Tu mejor defensa contra la influenza es recibir una vacuna anual.

Síntomas

En un principio, la gripe puede parecer un resfrío común con moqueo, estornudos y dolor de garganta. No obstante, los resfríos suelen desarrollarse lentamente, mientras que la gripe suele presentarse de forma abrupta. Y si bien un resfrío puede ser molesto, por lo general te sentirás mucho peor si tienes gripe.

Entre los signos y síntomas frecuentes de la gripe se incluyen los siguientes:

  • Fiebre de más de 100,4 °F (38 °C)
  • Dolores musculares, especialmente en la espalda, los brazos y las piernas
  • Escalofríos y sudoración
  • Dolor de cabeza
  • Tos persistente y seca
  • Fatiga y debilidad
  • Congestión nasal
  • Dolor de garganta

Cuándo consultar al médico

La mayoría de las personas con gripe pueden tratar la enfermedad en su hogar, a menudo sin la necesidad de consultar a un médico.

Si presentas síntomas de gripe y tienes riesgo de complicaciones, consulta a un médico de inmediato. Si tomas medicamentos antivirales durante las primeras 48 horas posteriores a la manifestación de los primeros síntomas, puedes reducir la duración de la enfermedad y ayudar a evitar problemas más graves.

Causas

Los virus de la gripe viajan por el aire a través de las gotas cuando alguien que tiene la infección tose, estornuda o habla. Puedes inhalar las gotas directamente o puedes contraer los gérmenes desde un objeto (por ejemplo, un teléfono o el teclado de una computadora) y luego transmitirlos a tus ojos, nariz o boca.

Es probable que las personas con el virus lo contagien desde el día anterior a la aparición de los síntomas hasta cinco días después del inicio de los síntomas, aunque a veces pueden contagiarlo durante tanto como 10 días después de la aparición de los síntomas. Los niños y las personas con el sistema inmunitario debilitado pueden contagiar el virus durante un tiempo ligeramente más prolongado.

Los virus de la influenza están en constante cambio; hay nuevas cepas que aparecen de forma regular. Si has sufrido influenza en el pasado, tu cuerpo ya ha producido anticuerpos para combatir esa cepa específica del virus. Si los futuros virus de la influenza son similares a los que ya has estado expuesto ya sea por haber tenido la enfermedad o por haber recibido la vacuna, esos anticuerpos pueden prevenir la infección o disminuir su gravedad.

Sin embargo, los anticuerpos contra los virus de la gripe a los que has estado expuesto en el pasado no pueden protegerte de los nuevos subtipos de influenza que pueden ser muy diferentes a los anteriores desde el punto de vista inmunológico.

Factores de riesgo

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar influenza u otras complicaciones se incluyen:

  • La edad. La influenza estacional suele atacar a los niños pequeños y adultos mayores.
  • Condiciones de vida. Las personas que viven en sitios con muchos otros residentes, por ejemplo las casas de reposo y las barracas militares, tienen más probabilidades de desarrollar influenza.
  • Sistema inmunitario debilitado. Los tratamientos oncológicos, inmunodepresores, corticoesteroides y VIH/SIDA pueden debilitar el sistema inmunitario. Esto puede hacer que te contagies influenza más fácilmente y también puede aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones.
  • Enfermedades crónicas. Las afecciones crónicas, como el asma, diabetes y problemas cardíacos, pueden aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza.
  • Embarazo. Las mujeres embarazadas tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones por la influenza, en particular durante el segundo y tercer trimestre. Las mujeres también tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones relacionadas con la influenza durante las dos semanas posteriores al parto.
  • Obesidad. Las personas con un IMC de 40 o más tienen mayor riesgo de complicaciones por la gripe.

Complicaciones

If you're young and healthy, seasonal influenza usually isn't serious. Although you may feel miserable while you have it, the flu usually goes away in a week or two with no lasting effects. But high-risk children and adults may develop complications such as:

  • Neumonía
  • Bronchitis
  • Asthma flare-ups
  • Problemas de corazón
  • Ear infections

Pneumonia is the most serious complication. For older adults and people with a chronic illness, pneumonia can be deadly.

Prevención

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacunación anual contra la gripe para todas las personas mayores de 6 meses.

La vacuna estacional contra la gripe contiene protección contra los tres o cuatro virus de influenza que se cree que serán los más comunes durante la temporada de gripe de ese año. Este año, la vacuna se recomienda solo como vacuna inyectable. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ya no recomiendan las vacunas en aerosol nasal porque el aerosol no resultó tan efectivo en las tres últimas temporadas de gripe.

Control de la propagación de la infección

La vacuna contra la influenza no es 100 por ciento eficaz, por lo que también es importante tomar medidas como estas para reducir la propagación de la infección:

  • Lávate las manos. El lavado minucioso y frecuente de las manos es una manera eficaz de prevenir muchas infecciones comunes. O bien utiliza desinfectantes para manos con base de alcohol si el agua y el jabón no están disponibles.
  • Tapa tu boca cuando toses y estornudas. Tapa tu boca y nariz cuando tosas o estornudes. Para evitar la contaminación de tus manos, tose o estornuda en un pañuelo de papel o en el lado interior del codo.
  • Evita las multitudes. La gripe se propaga con más facilidad cuando la gente se agrupa: en guarderías, escuelas, oficinas, auditorios y el transporte público. Al evitar las muchedumbres durante la temporada pico de gripe, reduces la posibilidad de infección. Además, si estás enfermo, quédate en casa durante al menos 24 horas después de que te baje la fiebre para que sea menos probable que contagies a otros.
Oct. 20, 2016
References
  1. Longo DL, et al., eds. Influenza (Gripe). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de medicina interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  2. Frequently asked questions 2016-2017 influenza season (Temporada de gripe 2016-2017: preguntas frecuentes). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/flu/about/season/flu-season-2016-2017.htm. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  3. ACIP votes down use of LAIV for 2016-2017 flu season (El comité asesor sobre prácticas de inmunización [ACIP] rechaza el uso de la vacuna antigripal viva atenuada [LAIV] durante la temporada de gripo 2016-2017). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/media/releases/2016/s0622-laiv-flu.html. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  4. Dolin R. Clinical manifestations of seasonal influenza in adults (Manifestaciones clínicas de la gripe estacional en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  5. Zachary KC. Treatment of seasonal influenza in adults (Tratamiento de la gripe estacional en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  6. Ferri FF. Influenza (Gripe). En: Ferri's Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  7. The flu: What to do if you get sick (La gripe: qué hacer si te enfermas). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/flu/takingcare.htm. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  8. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), et al. Prevention and control of influenza with vaccines: Recommendations of the advisory committee on immunization practices, United States, 2016-17 influenza season (Prevención y control de la influenza con vacunas: recomendaciones del comité asesor sobre prácticas de inmunización, Estados Unidos, temporada de gripe 2016-2017). Informe semanal de morbilidad y mortalidad (MMWR). 2016;65:1. https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/65/rr/rr6505a1.htm?s_cid=rr6505a1_w. Último acceso: 26 de agosto de 2016.