Descripción general

La miocardiopatía es una enfermedad del músculo cardíaco que hace que al corazón le cueste más bombear sangre al resto del cuerpo. La miocardiopatía puede provocar una insuficiencia cardíaca.

Los principales tipos de miocardiopatía son la dilatada, la hipertrófica y la restrictiva. El tipo de tratamiento que recibirás (que podría incluir medicamentos, dispositivos implantados quirúrgicamente, cirugía cardíaca o, en los casos graves, un trasplante de corazón) depende del tipo de miocardiopatía y su gravedad.

Tipos

Síntomas

Es posible que no haya signos o síntomas en las primeras etapas de la miocardiopatía. Sin embargo, a medida que la afección avanza, generalmente aparecen signos y síntomas, que incluyen:

  • Dificultad para respirar al hacer actividad física o, incluso, al descansar
  • Hinchazón en las piernas, los tobillos y los pies
  • Hinchazón del abdomen debido a la acumulación de líquido
  • Tos al estar recostado
  • Dificultad para dormir en posición horizontal
  • Fatiga
  • Latidos que se sienten rápidos, que palpitan fuertemente o como aleteos
  • Molestia o presión en el pecho
  • Mareos, aturdimiento y desmayos

Los signos y síntomas tienden a empeorar a menos que sean tratados. En algunas personas, la afección empeora rápidamente; en otros, puede que no empeore durante mucho tiempo.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el proveedor de atención médica si presentas uno o más signos o síntomas asociados a la miocardiopatía. Llama al 911 o al número local de emergencias si tienes gran dificultad para respirar, te desmayas o sientes dolor en el pecho durante más de unos pocos minutos.

Algunos tipos de miocardiopatía se pueden transmitir de padres a hijos (hereditarios). Si tienes esta afección, el proveedor de atención médica podría recomendar que tus familiares se hagan pruebas.

Recibe las últimas novedades sobre salud relacionadas con el trasplante de corazón de Mayo Clinic.

Regístrate de forma gratuita y recibe contenido sobre trasplante de corazón e insuficiencia cardíaca, además de experiencia en la salud del corazón.

Ubicación

Para proporcionarte la información más relevante y útil y para entender qué información es beneficiosa, podremos combinar la información de uso de tu correo electrónico y del sitio web con otra información que tengamos sobre ti. Si eres paciente de Mayo Clinic, esto podría incluir información médica confidencial. Si combinamos esta información con tu información médica confidencial, trataremos toda esa información como información médica confidencial y solo usaremos o revelaremos esa información como se establece en nuestro aviso de prácticas de privacidad. Puedes darte de baja de las comunicaciones por correo electrónico en cualquier momento. Para ello, debes hacer clic en el enlace para cancelar la suscripción que aparece en el correo electrónico.

Causas

A menudo, se desconoce la causa de la miocardiopatía. Sin embargo, en algunas personas, es el resultado de otra afección (adquirida) o de la trasmisión de uno de los padres (hereditaria).

Entre algunos comportamientos o afecciones médicas que pueden provocar una miocardiopatía, se incluyen los siguientes:

  • Presión arterial alta durante períodos largos
  • Daño en el tejido del corazón como consecuencia de un ataque cardíaco
  • Frecuencia cardíaca acelerada durante períodos largos
  • Problemas de las válvulas cardíacas
  • Infección por COVID-19
  • Determinadas infecciones, en especial las que causan inflamación del corazón
  • Trastornos metabólicos, como obesidad, enfermedad tiroidea o diabetes
  • Falta de vitaminas o minerales esenciales, como la tiamina (vitamina B1), en la alimentación
  • Complicaciones en el embarazo
  • Acumulación de hierro en el músculo cardíaco (hemocromatosis)
  • Formación de cúmulos de células inflamatorias (granulomas) en cualquier parte del cuerpo, como el corazón y los pulmones (sarcoidosis)
  • Acumulación de proteínas anormales en los órganos (amiloidosis)
  • Trastornos del tejido conectivo
  • Consumo de alcohol en exceso durante muchos años
  • Consumo de cocaína, anfetaminas o esteroides anabólicos
  • Uso de algunos medicamentos de quimioterapia y radiación para tratar el cáncer

Los tipos de miocardiopatía incluyen los siguientes:

  • Miocardiopatía dilatada. En este tipo de miocardiopatía, la cavidad de bombeo principal del corazón (ventrículo izquierdo) se agranda (dilata) y no puede bombear eficazmente la sangre fuera del corazón.

    Aunque este tipo puede afectar a personas de todas las edades, se produce con mayor frecuencia en personas de mediana edad y es más probable que afecte a los hombres. La causa más común es la enfermedad de las arterias coronarias o un ataque cardíaco. Sin embargo, también puede deberse a cambios genéticos.

  • Miocardiopatía hipertrófica. Este tipo implica el engrosamiento anormal del músculo cardíaco, lo cual dificulta el funcionamiento del corazón. Afecta mayormente al músculo de la cavidad de bombeo principal del corazón (ventrículo izquierdo).

    La miocardiopatía hipertrófica puede aparecer a cualquier edad, pero la afección tiende a ser más grave si se manifiesta durante la infancia. La mayoría de las personas afectadas por este tipo de miocardiopatía tienen antecedentes familiares de la enfermedad. La miocardiopatía hipertrófica se ha relacionado con algunos cambios genéticos.

  • Miocardiopatía restrictiva. En este tipo, el músculo cardíaco se vuelve rígido y menos flexible; por lo tanto, no puede expandirse y el corazón no puede llenarse de sangre entre latidos. Esta es la menos común de las miocardiopatías y puede manifestarse a cualquier edad, aunque afecta con más frecuencia a las personas mayores.

    La miocardiopatía restrictiva puede aparecer sin motivo alguno (idiopática) o puede ser consecuencia de alguna enfermedad en otro lugar del cuerpo, que afecte al corazón, como la amiloidosis.

  • Displasia ventricular derecha arritmogénica. En este tipo poco frecuente de miocardiopatía, el músculo de la cavidad cardíaca inferior derecha (ventrículo derecho) es reemplazado por tejido cicatricial, lo que puede provocar problemas en el ritmo cardíaco. Por lo general, se debe a cambios genéticos.
  • Miocardiopatía no clasificada. En esta categoría entran los otros tipos de miocardiopatía.

Factores de riesgo

Hay una serie de cuestiones que pueden aumentar el riesgo de padecer una miocardiopatía, entre ellos:

  • Antecedentes familiares de miocardiopatía, insuficiencia cardíaca, y paro cardíaco repentino
  • Presión arterial alta durante períodos largos
  • Afecciones que tienen un impacto en el corazón, incluido un ataque cardíaco anterior, enfermedad de las arterias coronarias o una infección en el corazón (miocardiopatía isquémica)
  • Obesidad, que hace que el corazón trabaje más arduamente
  • Abuso de alcohol por un tiempo prolongado
  • Uso de drogas ilícitas, como la cocaína, las anfetaminas y los esteroides anabólicos
  • Tratamientos con ciertos medicamentos de quimioterapia y radiación para el cáncer

Muchas enfermedades también aumentan el riesgo de padecer una miocardiopatía, incluso:

  • Diabetes
  • Enfermedad de la tiroides
  • Almacenamiento de exceso de hierro en el organismo (hemocromatosis)
  • Amiloidosis
  • Sarcoidosis
  • Trastornos del tejido conectivo

Complicaciones

La miocardiopatía puede dar lugar a complicaciones graves, como las siguientes:

  • Insuficiencia cardíaca. El corazón es incapaz de bombear la cantidad suficiente de sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. Si no se trata, la insuficiencia cardíaca puede ser potencialmente mortal.
  • Coágulos sanguíneos. Como el corazón no puede bombear eficazmente, es más probable que se formen coágulos en el corazón. Si los coágulos ingresan en el torrente sanguíneo, pueden obstruir el flujo sanguíneo a otros órganos, incluido el corazón y el cerebro.
  • Problemas de las válvulas cardíacas. Dado que la miocardiopatía provoca un agrandamiento del corazón, las válvulas podrían no cerrar correctamente. Esto puede causar que la sangre fluya en sentido inverso hacia la válvula.
  • Paro cardíaco y muerte súbita. La miocardiopatía puede provocar ritmos cardíacos irregulares que causan desmayos o, en ocasiones, muerte súbita si el corazón deja de latir eficazmente.

Prevención

En muchos casos, la miocardiopatía no se puede prevenir. Avísale al proveedor de atención médica si tienes antecedentes familiares de esta afección.

Para ayudar a reducir el riesgo de tener una miocardiopatía u otro tipo de enfermedad cardíaca, es aconsejable mantener un estilo de vida saludable para el corazón que incluya lo siguiente:

  • Evitar el consumo de alcohol o de cocaína.
  • Controlar la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes.
  • Consumir una dieta saludable.
  • Hacer ejercicio en forma regular.
  • Dormir bien.
  • Reducir el estrés.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

June 11, 2022
  1. Cooper LT. Definition and classification of the cardiomyopathies. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 2, 2021.
  2. What is cardiomyopathy in adults? American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/cardiomyopathy/what-is-cardiomyopathy-in-adults#.Wi_ieEtrwmI. Accessed Feb. 2, 2021.
  3. Cardiomyopathy. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/cardiomyopathy. Accessed Feb. 2, 2021.
  4. Arrhythmia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/arrhythmia. Accessed Feb. 2, 2021.
  5. Jameson JL, et al., eds. Cardiomyopathy and myocarditis. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. McGraw Hill; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Feb. 1, 2021.
  6. Long B, et al. Cardiovascular complications in COVID-19. American Journal of Emergency Medicine 2020; doi:10.1016/j.ajem.2020.04.048.
  7. Giustino G, et al. Takotsubo cardiomyopathy in COVID-19. Journal of the American College of Cardiology. 2020; doi:10.1016/j.jacc.2020.05.068.
  8. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic; March 9, 2021.