Descripción general

El esófago de Barrett es una afección en la que el revestimiento plano y rosado del esófago que conecta la boca con el estómago se daña por el reflujo ácido, lo que hace que el revestimiento se engrose y se vuelva rojo.

Entre el esófago y el estómago hay una válvula de importancia crucial, el esfínter esofágico inferior. Con el tiempo, el esfínter esofágico inferior puede comenzar a fallar, lo que conduce a un daño ácido y químico del esófago, una afección llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico. La enfermedad por reflujo gastroesofágico suele ir acompañada de síntomas como la acidez estomacal o la regurgitación. En algunas personas, esta enfermedad por reflujo gastroesofágico puede desencadenar un cambio en las células que recubren la parte inferior del esófago, causando el esófago de Barrett.

El esófago de Barrett se relaciona con un aumento en el riesgo de contraer cáncer de esófago. Aunque el riesgo de desarrollar cáncer de esófago es pequeño, es importante realizarse controles regulares con pruebas por diagnóstico cuidadosas y biopsias extensas del esófago para comprobar si hay células precancerosas (displasia). Si se descubre la presencia de células precancerosas, estas pueden tratarse para prevenir el cáncer de esófago.

Síntomas

El desarrollo del esófago de Barrett se atribuye con mayor frecuencia a la enfermedad por reflujo gastroesofágico de larga data, que puede incluir estos signos y síntomas:

  • Acidez estomacal frecuente y regurgitación del contenido del estómago
  • Dificultad para tragar alimentos
  • Dolores en pecho, en menor medida

Curiosamente, aproximadamente la mitad de las personas con un diagnóstico de esófago de Barrett reportan pocos o ningún síntoma de reflujo ácido. Por lo tanto, debes conversar sobre tu salud digestiva con tu médico en relación con la posibilidad de esófago de Barrett.

Cuándo debes consultar a un médico

Si has tenido problemas de acidez estomacal, regurgitación y reflujo ácido durante más de cinco años, debes conversar con el médico sobre el riesgo de tener esófago de Barrett.

Busca ayuda de inmediato si se presenta alguna de estas situaciones:

  • Dolor en el pecho, que puede ser síntoma de un ataque cardíaco
  • Dificultad para tragar
  • Vómitos con sangre roja o sangre que parece granos de café
  • Heces oscuras, alquitranadas o con sangre
  • Pérdida de peso no intencional

Causas

Se desconoce la causa exacta del esófago de Barrett. Mientras que muchas personas con esófago de Barrett tienen enfermedad por reflujo gastroesofágico desde hace mucho tiempo, muchos no tienen síntomas de reflujo, lo cual se conoce como "reflujo silencioso".

Ya sea que el reflujo ácido esté acompañado por síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico o no, el ácido estomacal y las sustancias químicas vuelven al esófago, dañan el tejido y provocan cambios en su revestimiento, lo cual da lugar al esófago de Barrett.

Factores de riesgo

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de tener el esófago de Barrett comprenden:

  • Antecedentes familiares. Las probabilidades de tener el esófago de Barrett aumentan si tienes antecedentes familiares de esófago de Barrett o cáncer de esófago.
  • Ser hombre. Los hombres son mucho más propensos a desarrollar el esófago de Barrett.
  • Ser de raza blanca. Las personas de raza blanca tienen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad con respecto a las personas de otras razas.
  • Edad. El esófago de Barrett puede presentarse a cualquier edad, pero es más común en los adultos mayores de 50 años.
  • Acidez estomacal y reflujo ácido crónicos. Tener una enfermedad por reflujo gastroesofágico que no mejora al tomar medicamentos conocidos como inhibidores de la bomba de protones o tener una enfermedad por reflujo gastroesofágico que requiere medicación periódica puede aumentar el riesgo del esófago de Barrett.
  • Fumar en la actualidad o haber fumado.
  • Sobrepeso. La grasa corporal alrededor del abdomen aumenta aún más el riesgo.

Complicaciones

Las personas con el esófago de Barrett tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de esófago. El riesgo es pequeño, incluso en personas que tienen cambios precancerosos en las células del esófago. Afortunadamente, la mayoría de las personas con esófago de Barrett nunca desarrollarán cáncer de esófago.

Esófago de Barrett - atención en Mayo Clinic

May 19, 2020
  1. Qumseya B, et al. ASGE guideline on screening and surveillance of Barrett's esophagus. Gastrointestinal Endoscopy. 2019; doi:10.1016/j.gie.2019.05.012.
  2. Barrett's esophagus. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/barretts-esophagus/all-content. Accessed April 3, 2020.
  3. Iyer PG, et al. Mayo Clinic Proceedings. 2019;doi:10.1016/j.mayocp.2019.01.032.
  4. Acid reflux (GER & GERD) in adults. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/acid-reflux-ger-gerd-adults/all-content#section2x. Accessed April 3, 2020.
  5. Shaheen NJ, et al. ACG Clinical Guideline: Diagnosis and management of Barrett's esophagus. 2016; doi:10.1038/ajg.2015.322.
  6. Understanding Barrett's esophagus. American Society for Gastrointestinal Endoscopy. https://www.asge.org/home/for-patients/patient-information/understanding-barrett-39-s-esophagus. Accessed April 3, 2020.
  7. AskMayoExpert. Barrett's esophagus. Mayo Clinic; 2019.
  8. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. March 12, 2020.
  9. Iyer PG (expert opinion). Mayo Clinic. April 21, 2020.
  10. Wolfsen HC (expert opinion). Mayo Clinic. April 15, 2020.