Información sobre el tratamiento de células T con receptores de antígenos quiméricos

El tratamiento de células T con receptores de antígenos quiméricos es una técnica individualizada celular que implica extraer algunos de tus propios glóbulos blancos, incluidas las células T. Para producir las células T con receptores de antígenos quiméricos, las células T recolectadas se tratan genéticamente en el laboratorio a fin de producir receptores especiales llamados receptores de antígenos quiméricos (CAR). Estos receptores de antígenos quiméricos permiten que las células T reconozcan un antígeno (o marcador) en la superficie de las células cancerosas y activen la capacidad de las células T de destruir estas células cancerosas. Estas células T con receptores de antígenos quiméricos se infunden de nuevo en tu cuerpo para identificar y destruir determinados tipos de cáncer. Esta inmunoterapia es una de las áreas más promisorias en el tratamiento oncológico.

Trastornos que se tratan

Entre las enfermedades aprobadas por la FDA para el tratamiento de células T con receptores de antígenos quiméricos se incluyen:

  • Leucemia linfoblástica aguda (LLA) de precursores de linfocitos B, en personas de hasta 25 años de edad
  • Linfoma difuso de grandes linfocitos B
  • Linfoma primario mediastínico de linfocitos B grandes
  • Linfoma de linfocitos B grandes transformado de linfoma folicular
  • Linfoma de linfocitos B de alto grado
  • Linfoma de linfocitos B agresivo sin otra especificación

Es posible que las personas que padecen una enfermedad recidivante o refractaria reúnan las condiciones para el tratamiento de células T con receptores de antígenos quiméricos.

Posibles efectos secundarios

La mayoría de las personas presentan una reacción a las células T con receptores de antígenos quiméricos, por lo que es necesario que permanezcan internadas durante días a semanas para facilitar su control y manejo. Por lo general, la reacción se produce en un lapso de horas o días después de la infusión. Algunos efectos secundarios son los siguientes:

  • Recuento sanguíneo bajo debido a la quimioterapida de acondicionamiento
  • Toxicidad asociada a citoquinas, que causa fiebre, taquicardia, presión arterial baja y niveles bajos de oxígeno en sangre.
  • Efectos neurológicos conocidos como neurotoxicidad, que pueden provocar confusión, temblores o dificultad para comunicarse

Por lo general, los efectos colaterales son reversibles. Tu equipo de atención médica hablará contigo sobre cómo controlar las reacciones. Aún se está estudiando la toxicidad a largo plazo del tratamiento de células T con receptores de antígenos quiméricos. Habla con tu médico sobre los posibles riesgos del tratamiento.

Feb. 15, 2019
References
  1. Locke FL, et al. Clinical and biologic covariates of outcomes in zuma-1: A pivotal trial of axicabtagene ciloleucel (AXI-CEL; KTE-C19) in patients with refractory aggressive non-Hodgkin lymphoma (NHL). Presentation. 2017 annual meeting of European Hematology Association, June 24, 2017, Madrid, Spain. https://learningcenter.ehaweb.org/eha/2017/22nd/181753/yi.lin.clinical.and.biologic.covariates.of.outcomes.in.zuma-1.a.pivotal.trial.html?f=m3. Accessed Oct. 27, 2017.
  2. Neelapu SS, et al. Chimeric antigen receptor T-cell therapy: Assessment and management of toxicities. Nature Reviews Clinical Oncology. 2018;15:47.