Descripción general

Infórmate más sobre el cáncer de próstata con el Dr. Mitchell Humphreys, urólogo de Mayo Clinic.

Hola. Soy el Dr. Humphreys, urólogo de Mayo Clinic. En este video, hablaremos sobre los conceptos básicos del cáncer de próstata: ¿qué es? ¿Quién puede tener esta afección? Los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento. Tanto si estás buscando respuestas sobre tu propia salud como la de un ser querido, estamos aquí para darte la mejor información disponible. Desafortunadamente, el cáncer de próstata es frecuente. Afecta a uno de cada siete hombres, lo que lo convierte en el segundo cáncer más común entre los hombres de todo el mundo. La buena noticia es que el cáncer de próstata se puede curar, especialmente cuando se detecta y se trata en una etapa temprana. Es por esto que yo y la mayoría de los urólogos y profesionales de la salud con los que hablas alientan a los hombres de determinada edad a que acudan a los exámenes regulares para la detección de cáncer de próstata. Primero que nada, hablemos sobre qué es la próstata y cómo funciona. La próstata es una glándula pequeña que participa en el proceso de reproducción y genera algunos de los componentes esenciales del semen. Aunque es pequeña, tiene una función importante en la salud reproductiva y puede causar síntomas de micción o urinarios a medida que los hombres envejecen, y puede llevar a la aparición del cáncer. Como otros tipos de cáncer, el cáncer de próstata comienza cuando las células presentan mutaciones. Estos pequeños cambios en el ADN hacen que las células crezcan a más velocidad y vivan más tiempo que lo normal. A medida que las células anormales se acumulan, monopolizan los recursos de las células normales, lo que puede dañar el tejido circundante. Entonces, estas células cancerosas pueden diseminarse a otras partes del cuerpo.

¿Quién puede tener esta afección?

Por definición, el cáncer de próstata solo afecta a cuerpos con órganos reproductivos masculinos. Pero, además, hay algunos factores de riesgo adicionales que podemos controlar. La edad es uno de los más importantes, ya que el cáncer de próstata es más frecuente en hombres de edad avanzada, por lo que se recomienda hacer pruebas a medida que los hombres envejecen. Por razones que aún no se conocen con exactitud, los hombres de raza negra corren un mayor riesgo de tener cáncer de próstata en comparación con otras razas o etnias. Tener sobrepeso es otro de los posibles factores de riesgo. La genética también puede desempeñar un papel en el cáncer de próstata. Tener antecedentes familiares de cáncer de próstata o de ciertos tipos de cáncer de mama aumenta las probabilidades de obtener un diagnóstico de cáncer de próstata. Si bien no existen garantías, hay muchas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo. Alimentarte de manera saludable y hacer ejercicio ayuda al bienestar general del cuerpo y puede reducir tus probabilidades de tener cáncer de próstata.

¿Cuáles son los síntomas?

Uno de los motivos más importantes por los que es necesario hacer pruebas regulares es que, por lo general, el cáncer de próstata no presenta síntomas iniciales. Cuando estos aparecen, generalmente indican que el cáncer está en una etapa más avanzada. Cuando los síntomas se presentan, pueden incluir los siguientes: dificultad para orinar o disminución de la fuerza del flujo de orina, presencia de sangre en la orina o el semen, dolor óseo, pérdida de peso inesperada y fiebre sin explicación. Asegúrate de acudir de inmediato al médico si constantemente notas alguno de estos síntomas. ¿Cómo se diagnostica? Existen diversas maneras de detectar el cáncer de próstata, tanto a partir de un examen físico como de un análisis de sangre. Primero que nada, está el examen digital del recto. Tal y como lo dice su nombre, el médico introduce el dedo en el recto para tocar la próstata y detectar cualquier anomalía. También te pueden hacer un análisis de sangre para detectar la presencia del antígeno prostático específico. Recomendamos que te hagan este análisis y el examen físico. En caso de que se encuentre alguna anomalía, existen otras pruebas que pueden hacerse. Si se detecta cáncer de próstata, la próxima medida será determinar la velocidad con la que avanza. Afortunadamente, el cáncer de próstata no suele avanzar muy rápido. El grado del cáncer de próstata se evalúa mediante la clasificación de Gleason, que mide el grado de anomalías o diferencias entre las células cancerosas y las normales. También hay otras pruebas que se utilizan para detectar si el cáncer se diseminó: gammagrafía ósea, tomografía computarizada, resonancia magnética e incluso exploraciones específicas por tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés). El médico podrá determinar cuál de estas pruebas es la mejor opción para ti, si es que alguna lo es.

¿Cómo se trata?

Los tratamientos son más eficaces cuando el cáncer se detecta temprano. De hecho, no siempre es necesario tratar el cáncer inmediatamente. A veces, es suficiente con controlar el cáncer hasta que se agrande. Cuando se localiza el cáncer solo en la próstata, la mejor opción podría ser hacer una cirugía para extirpar la próstata o una prostatectomía radical. Recibir radioterapia es otra de las posibilidades. Con la radioterapia de haz externo, los haces de alta energía que utilizan fotones detectan y matan las células anómalas de la próstata desde el exterior del cuerpo. Otro tratamiento es la quimioterapia, que utiliza sustancias químicas potentes para eliminar las células cancerosas. También se puede recurrir a la crioterapia, que congela las células cancerosas, o aplicar calor para eliminar las células cancerosas mediante una ecografía focalizada de alta intensidad. Ten en cuenta que el cáncer de próstata usa la hormona masculina o la testosterona como uno de los factores principales para su desarrollo. En algunos tipos de cáncer de próstata, podría ser beneficioso bloquear esa hormona mediante la terapia de privación de andrógenos, que puede retrasar el avance del cáncer o incluso lograr su remisión. Por lo general, no logra curar el cáncer y este suele encontrar la manera de crecer aun sin testosterona. A veces, la terapia de privación de andrógenos se usa junto con otras terapias, como la radioterapia, para mejorar la eficacia del tratamiento. Todos estos tratamientos tienen efectos secundarios de diversos grados y diferentes índices de éxito en el tratamiento del cáncer de próstata. Es importante que puedas tener una conversación sincera con tu familia y el equipo de atención médica y que consideres toda la información para tomar la mejor decisión. Los grupos de apoyo de personas que han superado el cáncer pueden ayudar a sobrellevar el estrés del diagnóstico y los tratamientos.

¿Cuáles son los próximos pasos?

Como hemos visto, el avance científico y en investigación nos ha dado una gran cantidad de opciones para tratar este tipo de cáncer. Además, si se detecta en una etapa temprana, las posibilidades de tratarlo son aún mayores. Si bien es posible que no quieras pensar en ello, es una parte importante de tu salud y un equipo de profesionales de atención médica puede orientarte hasta las soluciones que mejor se ajusten a tus necesidades, tus deseos y tu cuerpo. Si quieres informarte aún más sobre el cáncer de próstata, mira los demás videos pertinentes o visita mayoclinic.org. Te deseamos lo mejor.

El cáncer de próstata es el cáncer que se forma en la próstata. En los hombres, la próstata es una glándula pequeña con forma de nuez, que produce el líquido seminal que nutre y transporta el esperma.

El cáncer de próstata es uno de los tipos más comunes de cáncer. Muchos cánceres de próstata crecen lentamente y permanecen limitados a la glándula prostática, en donde pueden no causar daño grave. Pero, si bien algunos tipos de cáncer de próstata crecen lentamente y pueden necesitar un tratamiento mínimo o no necesitar ningún tratamiento, otros tipos son agresivos y se pueden diseminar con rapidez.

El cáncer de próstata que se detecta en forma temprana, cuando todavía está limitado a la glándula prostática, tiene mejores probabilidades de tener un tratamiento exitoso.

Síntomas

El cáncer de próstata puede no provocar signos ni síntomas en sus primeros estadios.

El cáncer de próstata que está más avanzado puede causar signos y síntomas como:

  • Problemas para orinar
  • Disminución en la fuerza del flujo de la orina
  • Sangre en la orina
  • Sangre en el semen
  • Dolor de huesos
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Disfunción eréctil

Cuándo consultar con el médico

Pide una cita con el médico si tienes cualquier síntoma o signo persistente que te preocupe.

Causas

Las causas del cáncer de próstata no son claras.

Los médicos sabea que el cáncer de próstata comienza cuando las células en la próstata presentan cambios en el ADN. El ADN de la célula contiene las instrucciones que le dicen a la célula qué debe hacer. Los cambios instruyen a las células que crezcan y se dividan más rápidamente que las células normales. Las células anormales continúan viviendo cuando otras células morirían.

La acumulación de células anormales forma un tumor que puede crecer e invadir el tejido cercano. Con el tiempo, algunas células anormales pueden desprenderse y esparcirse (hacer metástasis) hacia otras partes del cuerpo.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata son los siguientes:

  • Edad avanzada. El riesgo de tener cáncer de próstata aumenta con la edad. Es más frecuente después de los 50 años de edad.
  • Raza. Por razones que aún no se han determinado, los hombres afroamericanos tienen un mayor riesgo de cáncer de próstata que los de otras razas. En los afroamericanos, el cáncer de próstata también tiene más probabilidades de ser agresivo o avanzado.
  • Antecedentes familiares. Si se ha diagnosticado con cáncer de próstata a un familiar cercano, como un padre, hermano o hijo, quizás tu riesgo sea más alto. También, si tienes antecedentes familiares de genes que aumentan el riesgo para cáncer de mama (BRCA1 o BRCA2) o antecedentes familiares significativos de cáncer de mama, tu riesgo para cáncer de próstata quizás sea más alto.
  • Obesidad. Las personas obesas quizás estén a un riesgo más alto de padecer cáncer de próstata, comparadas con las que se considera están a un peso saludable, aunque los estudios han producido resultados mixtos. En las personas obesas, es más probable que el cáncer sea más agresivo o o que recurra después del tratamiento inicial.

Complicaciones

Las complicaciones del cáncer de próstata y sus tratamientos incluyen:

  • Cáncer que se disemina (metástasis). El cáncer de próstata puede extenderse a órganos cercanos, como la vejiga, o diseminarse por el torrente sanguíneo o el sistema linfático hasta los huesos u otros órganos. El cáncer de próstata que se extiende a los huesos puede provocar dolor y fracturas. Una vez que el cáncer de próstata se extendió a otras zonas del cuerpo, todavía puede responder al tratamiento y puede controlarse, pero no es probable que se cure.
  • Incontinencia. El cáncer de próstata y su tratamiento pueden causar incontinencia urinaria. El tratamiento para la incontinencia depende del tipo que tengas, la gravedad y la probabilidad de que mejore con el tiempo. Entre las opciones de tratamiento se encuentran los medicamentos, el sondaje y la cirugía.
  • Disfunción eréctil. La disfunción eréctil puede resultar del cáncer de próstata o su tratamiento, por ejemplo, la cirugía, la radiación o los tratamientos con hormonas. Hay medicamentos, dispositivos de vacío que ayudan a lograr la erección y cirugías para tratar la disfunción eréctil.

Prevención

Puedes reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata de la siguiente manera:

  • Sigue una dieta saludable con muchas frutas y verduras. Come una variedad de frutas, verduras, y cereales integrales. Las frutas y los vegetales contienen muchas vitaminas y nutrientes que pueden contribuir a mejorar tu salud.

    Aún debe probarse de manera concluyente si puedes evitar el cáncer de próstata a través de la dieta. Pero seguir una dieta saludable con una variedad de frutas y verduras puede mejorar el estado de tu salud en general.

  • Elige alimentos saludables en lugar de tomar suplementos. No existen estudios que hayan demostrado que los suplementos desempeñen una función en la reducción del riesgo de cáncer de próstata. Mejor, elige alimentos ricos en vitaminas y minerales para que puedas mantener niveles saludables de vitaminas en el cuerpo.
  • Haz ejercicio la mayoría de los días de la semana. El ejercicio mejora el estado de salud en general, te ayuda a mantener el peso y mejora tu estado de ánimo. Trata de hacer ejercicio la mayoría de los días de la semana. Si nunca has hecho ejercicio, comienza despacio y aumenta gradualmente el tiempo de actividad física cada día.
  • Mantén un peso saludable. Si tu peso actual es saludable, manténlo eligiendo una dieta saludable con una variedad de frutas y verduras y haciendo ejercicio la mayoría de los días de la semana. Si necesitas bajar de peso, aumenta la cantidad de ejercicio y reduce la cantidad de calorías que comes a diario. Pídele a tu médico que te ayude a crear un plan para adelgazar de manera saludable.
  • Habla con tu médico sobre un aumento en el riesgo de cáncer de próstata. Si corres un alto riesgo de padecer cáncer de próstata, tú y tu médico pueden considerar medicamentos u otros tratamientos para reducir el riesgo. Algunos estudios indican que tomar inhibidores de la 5-alfa-reductasa, incluso la finasterida (Propecia, Proscar) y la dutasterida (Avodart), pueden reducir el riesgo general de desarrollar cáncer de próstata. Estos medicamentos se toman para controlar el agrandamiento de la glándula prostática y la pérdida de cabello.

    Sin embargo, hay algo de evidencia que indica que las personas que toman estos medicamentos pueden correr un mayor riesgo de tener una forma más grave de cáncer de próstata (cáncer de próstata de alto grado). Si estás preocupado por el riesgo que tienes de desarrollar cáncer de próstata, habla con el médico.

Reciba nuestro boletín informativo gratuito en español

El boletín informativo de Mayo Clinic en español es gratuito y se envía semanalmente por correo electrónico con consejos de salud, recetas deliciosas, descubrimientos médicos y más. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación.

Con el fin de proporcionarle la información más relevante y útil, y de entender qué información es beneficiosa, posiblemente combinemos tanto su correo electrónico como la información sobre el uso del sitio web con otro tipo de datos que tenemos acerca de usted. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud. Si se combinan esos datos con su información médica confidencial, toda esta información se tratará como información médica confidencial y solo se usará o revelará según lo descrito en nuestro aviso sobre políticas de privacidad. En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción.

Cáncer de próstata - atención en Mayo Clinic

Dec. 14, 2022

Living with cáncer de próstata?

Connect with others like you for support and answers to your questions in the Prostate Cancer support group on Mayo Clinic Connect, a patient community.

Prostate Cancer Discussions

james1951
What was your PSA after salavage radiation therapy and ADT?

41 Replies Thu, Apr 11, 2024

Colleen Young, Connect Director
Have you ever had hiccups with or after chemotherapy?

107 Replies Mon, Apr 01, 2024

dandl48 Dave
Meeting up with others who are having Proton Treatment

54 Replies Tue, Mar 26, 2024

See more discussions
  1. AskMayoExpert. Prostate cancer (adult). Mayo Clinic; 2018.
  2. Niederhuber JE, et al., eds. Prostate cancer. In: Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 29, 2020.
  3. Partin AW, et al., eds. In: Campbell-Walsh-Wein Urology. 12th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 29, 2020.
  4. AskMayoExpert. Prostate biopsy (adult). Mayo Clinic; 2019.
  5. Prostate cancer. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed May 29, 2020.
  6. AskMayoExpert. Radical prostatectomy (adult). Mayo Clinic; 2019.
  7. Rock CL, et al. American Cancer Society guideline for diet and physical activity for cancer prevention. CA: A Cancer Journal for Clinicians. 2020; doi:10.3322/caac.21591.
  8. Distress management. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed May 29, 2020.
  9. Thompson RH, et al. Radical prostatectomy for octogenarians: How old is too old? Journal of Urology. 2006; doi:10.1016/j.urology.2006.05.031.
  10. Choline C-11 injection (prescribing information). Mayo Clinic PET Radiochemistry Facility; 2012. https://www.accessdata.fda.gov/scripts/cder/daf/index.cfm?event=overview.process&ApplNo=203155. Accessed June 23, 2020.
  11. Woodrum DA, et al. Targeted prostate biopsy and MR-guided therapy for prostate cancer. Abdominal Radiology. 2016; doi:10.1007/s00261-016-0681-3.
  12. Agarwal DK, et al. Initial experience with da Vinci single-port robot-assisted radical prostatectomies. European Urology. 2020; doi:10.1016/j.eururo.2019.04.001.
  13. Gettman MT, et al. Current status of robotics in urologic laparoscopy. European Urology. 2003; doi:10.1016/S0302-2838(02)00579-1.
  14. Krambeck AE, et al. Radical prostatectomy for prostatic adenocarcinoma: A matched comparison of open retropubic and robot-assisted techniques. BJU International. 2008; doi:10.1111/j.1464-410X.2008.08012.x.
  15. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Feb. 4, 2020.

Relacionado