Descripción general

Un procedimiento de Whipple, también conocido como «pancreatoduodenectomía», es una operación compleja para extirpar la cabeza del páncreas, la primera parte del intestino delgado (duodeno), la vesícula y las vías biliares.

El procedimiento de Whipple se puede usar para tratar tumores y otros trastornos del páncreas, el intestino y las vías biliares. Es la cirugía que se utiliza, con mayor frecuencia, para tratar el cáncer de páncreas que se limita a la cabeza del páncreas. Luego de realizar el procedimiento de Whipple, el cirujano vuelve a unir los órganos restantes para que puedas digerir alimentos de forma normal después de la cirugía.

El procedimiento de Whipple es una operación difícil y exigente, y puede conllevar riesgos graves. Sin embargo, por lo general, esta cirugía permite salvar la vida, especialmente en el caso de las personas con cáncer.

Procedimientos relacionados

Según tu situación, el médico podrá hablar contigo acerca de otras operaciones del páncreas. Si es necesario, busca una segunda opinión con un cirujano especializado. Estas son algunas de las opciones:

  • Cirugía de tumores o trastornos en el cuerpo y en la cola del páncreas. La cirugía para extraer la parte izquierda del páncreas (el cuerpo y la cola) se denomina «pancreatectomía distal». Con este procedimiento, es posible que el cirujano también tenga que extraer el bazo.
  • Cirugía para extirpar todo el páncreas. Esto se denomina «pancreatectomía total». Puedes llevar una vida relativamente normal sin el páncreas, pero necesitarás tratamientos de restitución de insulina y enzimas de por vida.
  • Cirugías de tumores que afectan los vasos sanguíneos cercanos. Muchas personas no se consideran candidatas para el procedimiento de Whipple u otras cirugías de páncreas si los tumores comprometen vasos sanguíneos cercanos. En muy pocos centros médicos en los Estados Unidos, los cirujanos altamente especializados y experimentados realizan de forma segura estas operaciones en pacientes seleccionados. Los procedimientos implican también la extracción y la reconstrucción de partes de los vasos sanguíneos.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

El procedimiento de Whipple puede ser una opción de tratamiento para las personas que tienen el páncreas, el duodeno o las vías biliares afectados por el cáncer u otro trastorno. El páncreas es un órgano vital que se encuentra en la parte superior del abdomen, detrás del estómago. Funciona junto con el hígado y las vías que trasportan la bilis. El páncreas libera (segrega) enzimas que te ayudan a digerir la comida, en especial, las grasas y proteínas. Además, secreta hormonas que ayudan a controlar el azúcar en sangre.

Es posible que el médico te recomiende que te hagas el procedimiento de Whipple para tratar las siguientes enfermedades:

  • Cáncer de páncreas
  • Quistes pancreáticos
  • Tumores de páncreas
  • Pancreatitis
  • Cáncer ampular
  • Cáncer de las vías biliares
  • Tumores neuroendocrinos
  • Cáncer del intestino delgado
  • Traumatismo de páncreas o de intestino delgado
  • Otros tumores o trastornos que involucran el páncreas, el duodeno o los conductos biliares

El objetivo de realizar un procedimiento de Whipple para tratar el cáncer es extirpar el tumor y prevenir que crezca y se propague a otros órganos. Este es el único tratamiento que te puede llevar a una supervivencia prolongada y a la cura de la mayoría de estos tumores.

Riesgos

El procedimiento de Whipple es técnicamente difícil y suele implicar cirugía abierta. Presenta riesgos tanto antes como después de la cirugía. Estos pueden ser los siguientes:

  • Sangrado en las zonas de la cirugía
  • Infección de la zona de la incisión o dentro del abdomen
  • Retraso del vaciado del estómago, lo que puede provocar dificultades para comer y retener los alimentos temporalmente
  • Filtración del páncreas o de las vías biliares
  • Diabetes temporal o permanente

Extensas investigaciones demuestran que existen menos complicaciones en las cirugías cuando las llevan cabo cirujanos altamente experimentados en centros en los que se realizan muchas de estas operaciones. No dudes en preguntar acerca de la experiencia del cirujano y del hospital en procedimientos de Whipple y otras cirugías del páncreas. Si tienes dudas, busca una segunda opinión.

Cómo prepararse

El cirujano revisará varios factores para evaluar cuál es el mejor abordaje para la cirugía en tu situación. También evaluará tu enfermedad y se asegurará de que estés lo suficientemente sano como para realizarte una operación compleja. Es posible que requieras algunas pruebas médicas adicionales y que necesites mejorar algunos problemas de salud antes de proceder con la cirugía.

La técnica de Whipple se puede realizar de diferentes maneras:

  • Cirugía abierta. Durante un procedimiento abierto, el cirujano hace una incisión en el abdomen para tener acceso al páncreas. Este es el abordaje más frecuente y el más estudiado.
  • Cirugía laparoscópica. Durante una cirugía laparoscópica, el cirujano realiza varias incisiones pequeñas en el abdomen e inserta instrumentos especiales, como una cámara que transmite un video al monitor del quirófano. El cirujano mira el monitor para guiar las herramientas quirúrgicas al realizar el procedimiento de Whipple. La cirugía laparoscópica es un tipo de cirugía mínimamente invasiva.
  • Cirugía robótica. La cirugía robótica es un tipo de cirugía mínimamente invasiva en la que las herramientas quirúrgicas se conectan a un dispositivo mecánico (robot). El cirujano se sienta frente a una consola cercana y usa los controles manuales para dirigir al robot. Un robot quirúrgico puede usar herramientas en lugares muy pequeños y en las esquinas, donde las manos no entrarían para trabajar con eficacia.

La cirugía mínimamente invasiva ofrece algunos beneficios, como un riesgo menor de tener pérdida de sangre y una recuperación más rápida en aquellos pacientes que no sufren complicaciones. Pero también toma más tiempo, lo que puede ser muy duro para el cuerpo del paciente. A veces, un procedimiento puede comenzar con una cirugía mínimamente invasiva, pero las complicaciones o una dificultad técnica requieren que el cirujano realice una incisión para terminar la operación.

Un cirujano de Mayo Clinic habla con un paciente acerca del procedimiento de Whipple.

Antes de que te realicen el procedimiento de Whipple, el cirujano te explicará que esperar antes y después de la cirugía, y durante esta, así como los posibles riesgos. El equipo de tratamiento conversará contigo y con tu familia sobre el modo en que la cirugía afectará tu calidad de vida. En ocasiones, se realiza quimioterapia, radioterapia o ambas antes o después del procedimiento de Whipple o de otras operaciones en el páncreas para tratar el cáncer. Habla con el médico acerca de las inquietudes que tengas sobre la cirugía y acerca de otras opciones de tratamiento antes o después de la operación.

Antes de ingresar al hospital, habla con tus familiares o amigos acerca de la estancia hospitalaria y coméntales sobre la ayuda que podrías necesitar cuando vuelvas a casa. Necesitarás la ayuda de alguien durante las dos primeras semanas posteriores al alta del hospital. El médico y el equipo de tratamiento podrían darte instrucciones que deberás seguir durante la recuperación cuando vuelvas a tu casa.

Alimentos y medicamentos

Habla con tu médico sobre lo siguiente:

  • Cuándo puedes tomar tus medicamentos habituales y si puedes tomarlos la noche anterior o la mañana de la cirugía
  • Cuándo debes dejar de comer o beber la noche previa de la cirugía
  • Las alergias o reacciones que hayas tenido a los medicamentos
  • Cualquier antecedente de problemas por la anestesia o náuseas intensas a causa de esta

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

En la mañana del día de la cirugía, deberás presentarte en el mostrador de admisión y registrarte. El personal de enfermería y los miembros del personal confirmarán tu nombre, tu fecha de nacimiento, el procedimiento y el cirujano. Luego, deberás ponerte una bata quirúrgica como parte de la preparación para la cirugía.

Antes de la cirugía, te colocan una vía intravenosa (i.v.) en una vena, generalmente en el brazo. Esto se realiza para inyectar líquido y medicamentos en las venas según sea necesario. Si estás nervioso, también es posible que te administren medicamentos para ayudar a relajarte.

Podrían colocarte un catéter para la administración de anestesia epidural o una inyección en la columna vertebral además de los bloqueadores nerviosos locales en la pared abdominal. Estos procedimientos permiten que te recuperes con el mínimo dolor y las mínimas molestias después de la cirugía, y ayudan a reducir la cantidad de analgésicos narcóticos que necesitarás.

Durante el procedimiento

Un equipo quirúrgico trabaja en conjunto para que puedas tener una cirugía segura y eficaz. El equipo está conformado por cirujanos que se especializan en el páncreas, personal de enfermería quirúrgica especializado, anestesiólogos y anestesistas (médicos y personal de enfermería capacitados en la administración de medicamentos que te mantienen dormido durante la cirugía) y otros profesionales.

Una vez que estás dormido, se pueden colocar vías intravenosas adicionales con otros dispositivos de control, dependiendo de la complejidad de la operación y de tu estado de salud en general. Otro tubo, denominado «sonda urinaria», se insertará en la vejiga. Esta sonda drena la orina durante y después de la cirugía. Por lo general, se retira uno o dos días después de la cirugía.

La cirugía puede tomar de cuatro a 12 horas, dependiendo del enfoque que se utilice y de la complejidad de la operación. La cirugía de Whipple se realiza con anestesia general, por lo tanto, estarás dormido y no estarás consciente durante la operación.

El cirujano hace una incisión en el abdomen para poder acceder a los órganos internos. La ubicación y el tamaño de la incisión varían conforme al enfoque del cirujano y a tu situación en particular. En el procedimiento de Whipple, se extirpan la cabeza del páncreas, la primera parte del intestino delgado (duodeno), la vesícula y las vías biliares.

En determinadas situaciones, el procedimiento de Whipple también puede implicar la remoción de una parte del estómago o de los ganglios linfáticos que se encuentran cerca. También se pueden realizar otros tipos de operaciones del páncreas, en función de tu situación.

Luego, el cirujano vuelve a conectar las partes restantes del páncreas, del estómago y de los intestinos para que puedas digerir alimentos con normalidad.

Después del procedimiento

Después del procedimiento de Whipple, puedes esperar lo siguiente:

  • Permanecer en la unidad de cirugía general. Después de la cirugía, la mayoría de las personas ingresan directamente a un piso de enfermería de cirugía general para recuperarse. El personal de enfermería y todo el equipo de cirugía supervisarán tu progreso varias veces al día y te controlarán para detectar signos de infección o complicaciones. Se irán incorporando alimentos lentamente a tu dieta, a medida que los puedas tolerar. La mayoría de las personas pueden caminar inmediatamente después de la operación. Según tu recuperación general, puedes pasar, como mínimo, una semana en el hospital.
  • Permanecer algunos días en la unidad de cuidados intensivos. Si tienes determinadas enfermedades o un caso complejo, es posible que te ingresen a la unidad de cuidados intensivos después de la cirugía. Los médicos y el personal de enfermería de la unidad de cuidados intensivos supervisarán tu estado de forma continua para detectar signos de complicaciones. Te suministrarán líquidos, alimentos y medicamentos a través de vías intravenosas (i.v.). Con otros tubos, drenarán la orina de la vejiga, así como líquidos y sangre de la zona quirúrgica.

Después del alta del hospital, la mayoría de las personas pueden regresar directamente al hogar para continuar con la recuperación. A algunas personas se les pide que permanezcan cerca durante varios días para tener consultas de supervisión y seguimiento. Es posible que los adultos mayores y las personas con problemas de salud significativos deban permanecer temporalmente en un centro de rehabilitación especializado. Habla con tu cirujano y tu equipo si te preocupa la recuperación en el hogar.

La mayoría de las personas pueden retomar sus actividades cotidianas al cabo de cuatro a seis semanas después de la cirugía. El tiempo que te lleve recuperarte dependerá de tu estado físico antes de la cirugía y la complejidad de la operación.

Resultados

Las probabilidades de supervivencia a largo plazo después de un procedimiento de Whipple dependen de tu situación particular. En la mayor parte de los tumores y tipos de cáncer de páncreas, el procedimiento de Whipple es la única cura conocida.

Habla con tu equipo de tratamiento, tu familia y amigos si te sientes estresado, preocupado o deprimido. Conversar acerca de cómo te sientes puede ayudarte. Puedes considerar unirte a un grupo de apoyo de personas que se sometieron a un procedimiento de Whipple o hablar con un asesor profesional.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Procedimiento de Whipple - atención en Mayo Clinic

July 11, 2019
  1. Delaney CP. Pancreaticoduodenectomy. In: Netter's Surgical Anatomy and Approaches. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 22, 2017.
  2. Townsend CM Jr, et al. Exocrine pancreas. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 22, 2017.
  3. Reber HA. Surgical resection of lesions of the head of the pancreas. http://www.uptodate.com/home. Accessed Feb. 22, 2017.
  4. Croome KP, et al. Total laparoscopic pancreaticoduodenectomy for pancreatic ductal adenocarcinoma: Oncologic advantages over open approaches? Annals of Surgery. 2014;260:633.
  5. Asbun HJ, et al. Laparoscopic vs open pancreaticoduodenectomy: Overall outcomes and severity of complications using the Accordion Severity Grading System. Journal of the American College of Surgeons. 2012;215:810.
  6. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 9, 2017.
  7. Truty MJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 22, 2017.
  8. Niederhuber JE, et al., eds. Carcinoma of the pancreas. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed June 3, 2016.
  9. AskMayoExpert. Pancreatic cancer. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  10. Pancreatic SPOREs. National Cancer Institute. http://trp.cancer.gov/spores/pancreatic.htm. Accessed. June 10, 2016.
  11. Thiels CA, et al. Outcomes of pancreaticoduodenectomy for pancreatic neuroendocrine tumors: Are combined procedures justified? Journal of Gastrointestinal Surgery. 2016;20:891.
  12. Ivanics T, et al. Small cell carcinoma of the pancreas: A surgical disease. Pancreas. 2016;45:1461.
  13. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Surgery of the extrahepatic bile duct, duodenum, papilla, or pancreas. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2012.
  14. Bergquist JR, et al. Implications of CA19-9 elevation for survival, staging and treatment sequencing in intrahepatic cholangiocarcinoma: A national cohort analysis. Journal of Surgical Oncology. 2016;114:475.
  15. Katz MH, et al. Preoperative modified FOLFIRINOX treatment followed by Capecitabine-based chemoradiation for borderline resectable pancreatic cancer: Alliance for Clinical Trials in Oncology Trial A021101. JAMA Surgery. 2016;151:e161137. Accessed March 29, 2017.
  16. Shubert CR, et al. Overall survival is increased among stage III pancreatic adenocarcinoma patients receiving neoadjuvant chemotherapy compared to surgery first and adjuvant chemotherapy: An intention to treat analysis of the National Cancer Database. Surgery. 2016;160:1080.
  17. Bergquist JR, et al. Risk by indication for pancreaticoduodenectomy in patients 80 years and older: A study from the American College of Surgeons National Surgical Quality Improvement Program. HPB. 2016;18:900.