Dieta para baipás gástrico: qué comer después de la cirugía

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Definición

La dieta posterior a la cirugía de baipás gástrico tiene como objetivo ayudar con la curación y los cambios de los hábitos alimentarios de las personas en recuperación de este proceso quirúrgico.

La cirugía de baipás gástrico es una de varias cirugías para adelgazar que se realizan actualmente. La operación ha pasado por varias modificaciones durante años. El procedimiento utilizado en la actualidad se denomina «baipás gástrico en Y de Roux». No debe confundirse con otras cirugías para adelgazar, como la derivación biliopancreática con cruce duodenal, que es más agresiva.

El médico o un dietista matriculado te informará sobre la dieta que tendrás que seguir después de la cirugía, y te explicará qué tipo y cantidad de alimentos puedes comer en cada comida. Seguir con detenimiento la dieta posterior a una cirugía de baipás gástrico puede ayudarte a adelgazar en términos seguros.

Objetivo

La dieta después de una cirugía de baipás gástrico tiene varios propósitos:

  • Permitir que el estómago cicatrice sin que la comida que consumes lo estire
  • Hacer que te acostumbres a comer las pequeñas cantidades de alimentos que tu estómago más pequeño puede digerir de forma cómoda y segura
  • Ayudarte a adelgazar y evitar que aumentes de peso
  • Evitar los efectos secundarios y las complicaciones de la cirugía

Detalles de la dieta

Las recomendaciones de la dieta posterior a la cirugía de baipás gástrico varían según el lugar donde se realiza la cirugía y tu situación en particular.

La dieta posterior a una cirugía de baipás gástrico suele seguir un enfoque en etapas para ayudarte a que vuelvas a comer alimentos sólidos gradualmente durante la recuperación. La rapidez con la que avances de una etapa a la siguiente dependerá de cuán rápido el cuerpo se recupere y se adapte al cambio en los patrones alimentarios. Por lo general, podrás empezar a comer los alimentos habituales alrededor de tres meses después de la cirugía.

Después de una cirugía de baipás gástrico, debes asegurarte de beber suficiente líquido para evitar deshidratarte y de prestar especial atención a los signos de hambre o saciedad.

Líquidos

Durante el primer día después de la cirugía, solo tendrás permitido beber líquidos claros. Toma sorbos lentamente y bebe solo de 2 a 3 onzas (de 59 a 89 mililitros) por vez. Una vez que te acostumbres a beber líquidos claros, puedes empezar a beber otros líquidos, como leche descremada o con bajo contenido de grasa.

Líquidos que puedes tomar durante la etapa 1:

  • Caldo
  • Jugo sin endulzar
  • Té o café descafeinado
  • Leche (descremada o al 1 por ciento)
  • Sopa crema colada
  • Gelatina o paletas sin azúcar

Alimentos hechos puré

Una vez que puedas tolerar los líquidos durante algunos días, podrás comenzar a comer alimentos colados y hechos puré. Durante esta fase, solo puedes comer alimentos que tengan la consistencia de una pasta homogénea o de un semisólido, sin ningún alimento sólido en la mezcla.

Para hacer el puré, puedes elegir alimentos que se mezclen bien, como por ejemplo:

  • Carnes magras picadas
  • Frijoles
  • Pescado
  • Huevos
  • Frutas blandas y vegetales cocidos
  • Queso cottage

Mezcla los alimentos sólidos con un líquido, como por ejemplo:

  • Agua
  • Leche descremada
  • Jugo, sin azúcar agregado
  • Caldo

Es importante que no comas y bebas al mismo tiempo. Espera alrededor de 30 minutos después de una comida para beber algo. Además, ten en cuenta que el aparato digestivo aún puede tener sensibilidad a los alimentos picantes o a los productos lácteos. Si quieres comer estos alimentos durante esta fase, agrégalos a tu dieta lentamente y en pequeñas cantidades.

Alimentos blandos

Después de algunas semanas de comer alimentos hechos puré, y con la autorización de tu médico, podrás añadir a tu dieta alimentos blandos, en forma de trozos pequeños, tiernos y fáciles de masticar.

Durante esta etapa, tu dieta puede comprender:

  • Carnes picadas o en cubos pequeños
  • Frutas frescas enlatadas o blandas (sin semillas ni cáscara)
  • Vegetales cocidos (sin cáscara)

Alimentos sólidos

Después de alrededor de ocho semanas de seguir la dieta posterior a la cirugía de baipás gástrico, podrás volver gradualmente a comer alimentos más firmes. Sin embargo, los alimentos aún deben picarse o cortarse en cubos. Comienza lentamente con alimentos habituales para ver cuáles puedes tolerar. Es posible que aún tengas dificultades para comer alimentos más picantes o con texturas crocantes.

Incluso en esta etapa, hay alimentos que deben evitarse porque pueden causar síntomas gastrointestinales, como náuseas, dolor o vómitos.

Alimentos que deben evitarse:

  • Frutos secos y semillas
  • Palomitas de maíz
  • Frutas deshidratadas
  • Bebidas gaseosas
  • Granola
  • Vegetales filamentosos o fibrosos, como apio, brócoli, maíz o repollo
  • Carnes duras o con cartílago
  • Alimentos fritos
  • Panes

Con el tiempo, y según las recomendaciones del médico, es posible que puedas volver a probar algunos de estos alimentos.

Una nueva dieta saludable

De tres a cuatro meses después de la cirugía para adelgazar, es posible que puedas empezar una dieta saludable normal, en función de tu situación en particular y los alimentos que tal vez no puedas tolerar. Es posible que los alimentos que, en un principio, te irritaban el estómago después de la cirugía puedan ser más tolerables a medida que el estómago continúa recuperándose.

Durante el transcurso de la dieta

A fin de garantizar que obtengas suficientes vitaminas y minerales y de que tus metas para adelgazar estén bien encaminadas, en cada etapa de la dieta posterior a la cirugía de baipás gástrico, es necesario que hagas lo siguiente:

  • Come y bebe lentamente. Comer o beber muy de prisa puede causar síndrome de vaciamiento gástrico rápido, que se produce cuando los alimentos y los líquidos ingresan al intestino delgado rápidamente y en mayores cantidades que las normales, lo que provoca náuseas, vómitos, mareos, sudoración y, finalmente, diarrea. Para prevenir el síndrome de vaciamiento gástrico rápido, elige alimentos y líquidos con bajo contenido de grasa y azúcar, come y bebe lentamente, y espera de 30 a 45 minutos antes o después de cada comida para beber líquidos. Tómate al menos 30 minutos para las comidas y de 30 a 60 minutos para beber 1 taza (237 mililitros) de líquido.
  • Haz comidas pequeñas. A medida que avances con la dieta, deberás hacer varias comidas pequeñas por día y tomar sorbos de líquidos lentamente durante todo el día (no con las comidas). Primero puedes empezar con seis comidas pequeñas por día, luego pasar a cuatro comidas y, finalmente, cuando sigas una dieta regular, bajar a tres comidas por día. Cada comida debe consistir en alrededor de media taza a una taza de alimentos. Asegúrate de comer solamente las cantidades recomendadas y deja de comer antes de sentir saciedad.
  • Bebe líquidos entre comidas. Para prevenir la deshidratación, deberías beber, al menos, de 6 a 8 tazas (de 48 a 64 onzas o de 1,4 a 1,9 litros) de líquidos por día. Si bebes líquidos con las comidas, podrías sentir dolor, náuseas y vómitos, y tener síndrome de vaciamiento gástrico rápido. Asimismo, beber demasiado líquido con las comidas o cerca del horario de las comidas puede hacer que sientas demasiada saciedad e impedir que consumas suficientes alimentos ricos en nutrientes.
  • Mastica bien los alimentos. La nueva abertura que va del estómago a los intestinos es muy pequeña, y los trozos de comida más grandes pueden bloquearla. Los bloqueos impiden que la comida salga del estómago, lo cual puede causar vómitos, náuseas y dolor abdominal. Come pequeños bocados de comida y mastícalos hasta que tengan la consistencia de un puré antes de tragarlos. Si no puedes masticar bien los alimentos, no los tragues.
  • Enfócate en los alimentos ricos en proteínas. Inmediatamente después de la cirugía, comer alimentos ricos en proteínas te puede ayudar a recuperarte. Los alimentos con alto contenido de proteínas y bajo contenido de grasa también siguen siendo una buena opción para una buena alimentación a largo plazo después de la cirugía. Intenta añadir cortes magros de carne de res, pollo, cerdo, pescado o frijoles a tu dieta. El queso con bajo contenido de grasa, el queso cottage y los yogures también son una buena fuente de proteínas.
  • Evita los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar. Después de la cirugía, es posible que al aparato digestivo le resulte difícil tolerar alimentos con alto contenido de grasa o azúcares agregados. Evita consumir alimentos con alto contenido de grasa (como alimentos fritos, helado y barras de chocolate). Busca opciones sin azúcar de refrescos y productos lácteos.
  • Prueba nuevos alimentos, de a uno por vez. Después de la cirugía, ciertos medicamentos pueden causar náuseas, dolor y vómitos o pueden bloquear la abertura del estómago. La capacidad para tolerar alimentos varía de una persona a otra. Prueba un nuevo alimento por vez y mastica bien antes de tragar. Si un alimento te produce malestar, no lo comas. Con el paso del tiempo, es posible que puedas comer ese alimento. Entre los alimentos y los líquidos que suelen causar malestar, se encuentran la carne, el pan, los vegetales crudos, los alimentos fritos y las bebidas gaseosas.
  • Toma los suplementos de vitaminas y minerales recomendados. Debido a que se realiza un desvío en una parte del intestino delgado después de la cirugía, el cuerpo no puede absorber suficientes nutrientes de los alimentos. Es probable que necesites tomar un suplemento multivitamínico todos los días durante el resto de tu vida. Consulta con el médico qué tipo de multivitamínico puede ser adecuado para ti y si es posible que necesites suplementos adicionales, como calcio.

Resultados

La cirugía de baipás gástrico puede proporcionar un adelgazamiento a largo plazo. La cantidad de peso que bajes depende del tipo de cirugía para adelgazar y de las modificaciones que realices en tus hábitos de estilo de vida. Es posible que pierdas la mitad (o incluso más) de tu exceso de peso en dos años.

La dieta de baipás gástrico puede ayudar a recuperarte de la cirugía y a atravesar la transición hacia una nueva forma de alimentación que es saludable y que está en consonancia con tus objetivos de adelgazamiento. Recuerda que si vuelves a los hábitos alimentarios poco saludables después de la cirugía de adelgazamiento, es posible que no bajes todo el exceso de peso que tienes, o podrías volver a subir los kilos que bajaste.

Riesgos

Los mayores riesgos de la dieta posterior a la cirugía de baipás gástrico provienen de no seguir la dieta correctamente. Si comes demasiado o comes alimentos que no deberías, podrías tener complicaciones. Algunas de estas pueden ser:

  • Síndrome de vaciamiento gástrico rápido. Esta complicación se produce con más frecuencia después de comer alimentos con alto contenido de azúcares o grasas. Estos alimentos se desplazan rápidamente a través de la bolsa estomacal y «evacúan» en el intestino. El síndrome de vaciamiento gástrico rápido puede causar náuseas, vómitos, mareos, sudoración y, a la larga, diarrea.
  • Deshidratación. Debido a que se supone que no puedes beber líquidos con las comidas, algunas personas se deshidratan. Puedes prevenir la deshidratación bebiendo de 48 a 64 onzas (entre 1,4 y 2 litros) de agua y otras bebidas con bajo contenido de calorías durante todo el día.
  • Náuseas y vómitos. Si comes demasiado, comes muy rápido o no masticas la comida adecuadamente, puedes sentir náuseas o tener vómitos después de las comidas.
  • Estreñimiento. Si no tienes un horario regular para alimentarte, no ingieres suficiente fibra o no haces ejercicio, puedes estreñirte.
  • Apertura bloqueada de la bolsa estomacal. Es posible que los alimentos se alojen en la apertura de la bolsa estomacal, aunque sigas cuidadosamente la dieta. Los signos y síntomas de una apertura estomacal bloqueada incluyen náuseas, vómitos y dolor abdominal persistentes. Comunícate con el médico si tienes estos síntomas durante más de dos días.
  • Aumento de peso o imposibilidad para adelgazar. Si continúas aumentando de peso o no puedes adelgazar con la dieta posterior a una cirugía de baipás gástrico, es posible que estés consumiendo demasiadas calorías. Habla con el médico o con el dietista sobre los cambios que puedes hacerle a la dieta.
June 13, 2018 See more In-depth