El vomitar sangre puede deberse a lo siguiente:

  1. Insuficiencia hepática aguda
  2. Aspirina
  3. Tumores benignos del estómago o el esófago
  4. Cirrosis (cicatrización del hígado)
  5. Defectos en los vasos sanguíneos del tubo gastrointestinal
  6. Lesión de Dieulafoy (una arteria que sobresale de la pared del estómago)
  7. Duodenitis (inflamación en la primera parte del intestino delgado)
  8. Cáncer de esófago
  9. Várices esofágicas (venas agrandadas en el esófago)
  10. Esofagitis (inflamación del esófago)
  11. Erosiones gástricas (rotura del tejido que recubre el estómago)
  12. Várices gástricas (venas agrandadas en el estómago)
  13. Gastritis (inflamación del revestimiento del estómago)
  14. Desgarro de Mallory-Weiss (desgarro en el esófago relacionado con la presión provocada por vomitar o toser)
  15. Medicamentos antiinflamatorios no esteroides
  16. Cáncer de páncreas
  17. Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  18. Úlceras pépticas
  19. Hipertensión portal (presión arterial alta en la vena porta)
  20. Vómitos intensos o prolongados
  21. Cáncer de estómago

En los bebés y los niños pequeños, vomitar sangre también puede ser el resultado de lo siguiente:

  1. Defectos de nacimiento
  2. Problemas de coagulación de la sangre
  3. Alergia a la leche
  4. Sangre que se traga, por ejemplo, de la nariz
  5. Objeto ingerido
  6. Insuficiencia de vitamina K

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

May 05, 2020