Voy a adoptar a un recién nacido y me gustaría darle el pecho cuando lo traiga a casa. ¿Puedo producir leche materna si no he estado embarazada?

Respuesta de Elizabeth LaFleur, R.N.

Con mucha dedicación y preparación, la lactancia sin embarazo (lactancia inducida) podría ser posible.

Normalmente, una compleja interacción entre tres hormonas (el estrógeno, la progesterona y el lactógeno placentario humano) durante los últimos meses del embarazo causan la producción natural de leche materna (lactancia). En el momento del parto, los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen, lo que permite que la hormona prolactina aumente e inicie la producción de leche.

La lactancia inducida depende de la replicación exitosa de este proceso. Si tienes meses para prepararte, tu proveedor de atención médica puede prescribirte una terapia hormonal, tal como un suplemento de estrógeno o progesterona, para imitar los efectos del embarazo. La terapia hormonal puede durar meses.

Unos dos meses antes de empezar a dar el pecho, es probable que dejes la terapia hormonal y empieces a sacarte leche con un sacaleches eléctrico de uso hospitalario. Esto favorece la producción y liberación de prolactina. Al principio, sácate leche durante cinco minutos tres veces al día. Saca leche hasta llegar a los 10 minutos cada cuatro horas, incluso al menos una vez durante la noche. Luego, aumenta el tiempo de sacarte leche de 15 a 20 minutos cada 2 o 3 horas. Continúa la rutina hasta la llegada del bebé.

Si tienes poco tiempo para prepararte, puede que la terapia hormonal no sea una opción. Su proveedor de atención médica puede recomendarte otros medicamentos para ayudar a inducir la lactancia. Sacarte leche es importante independientemente del tiempo que tengas.

Cuando empieces a darle el pecho al bebé, tu proveedor de atención médica puede recomendarte que sigas sacándote leche, incluso después del amamantamiento, para ayudar a establecer tu producción de leche. Incluso si consigues inducir la lactancia con éxito, es posible que se necesiten alimentaciones complementarias con leche artificial o leche humana de donante pasteurizada, especialmente durante las primeras semanas de lactancia. Para fomentar la estimulación continua del pezón y del pecho, puedes usar un complemento de alimentación que suministre leche materna de donante o de fórmula a través de un dispositivo que se acopla a tu pecho. La alimentación complementaria también puede darse con un biberón. Para proteger tu producción de leche, sácate leche cada vez que tu bebé reciba un biberón.

Para informarte más sobre la lactancia inducida y cómo aumentar las posibilidades de establecer la lactancia materna, ponte en contacto con un médico especialista en lactancia en un hospital o clínica local.

With

Elizabeth LaFleur, R.N.

Sept. 24, 2021 See more Expert Answers