Adoptaré a un recién nacido y deseo amamantar al bebé cuando lo traiga a casa. ¿Puedo producir leche materna sin haber estado embarazada?

Respuesta de Elizabeth LaFleur, R.N.

Con dedicación y preparación considerable, puede ser posible amamantar sin embarazo (lactancia inducida).

Normalmente, la producción natural de leche materna (lactancia) está desencadenada por una interacción compleja entre tres hormonas — estrógeno, progesterona y lactógeno placentario humano — durante los meses finales del embarazo. En el parto se reducen los niveles de estrógeno y progesterona, lo que permite que aumente el nivel de la hormona prolactina para iniciar la producción de leche.

La lactancia inducida depende de replicar este proceso con éxito. Si tienes unos meses para prepararte, tu profesional de salud quizás recete terapia hormonal — como estrógeno y progesterona complementarias — para imitar los efectos del embarazo. La terapia hormonal puede durar meses.

Aproximadamente dos meses antes de que pienses comenzar a amamantar, probablemente suspenderás la terapia hormonal y comenzarás a extraer leche de tus pechos con un extractor eléctrico del tipo que se usa en los hospitales. Esto estimula la producción y liberación de prolactina. Al comienzo, extrae por cinco minutos tres veces al día. Aumenta hasta extraer por 10 minutos cada cuatro horas, incluyendo por lo menos una extracción durante la noche. Luego aumenta el tiempo de la extracción a 15 a 20 minutos cada dos a tres horas. Continúa con esta rutina hasta que llegue el bebé.

Si tienes poco tiempo para prepararte, la terapia hormonal quizás no sea una opción. Tu profesional de salud quizás te recomiende otros medicamentos para ayudar a inducir la lactancia. La extracción sigue siendo importante independientemente del tiempo que tengas.

Cuando comiences a amamantar el bebé, tu profesional de salud quizás recomiende continuar con la extracción — incluso después de amamantar al bebé — para ayudar a establecer tu producción de leche. Aún si puedes inducir la lactancia con éxito, puede ser necesaria la alimentación complementaria con fórmula o leche pasteurizada de donante humano — especialmente durante las primeras semanas de amamantar. Para estimular el pezón y el seno continuamente, quizás tengas que usar un dispositivo complementario para alimentación que proporciona leche materna de donante, o fórmula, a través de un aparato que se sujeta a tu seno. La alimentación complementaria también se puede dar con un biberón. Para proteger tu producción de leche, extráela cada vez que se le dé un biberón al bebé.

Para más información sobre la lactancia inducida y cómo aumentar tus posibilidades para amamantamiento, contacta a un consultor de lactancia en un hospital o clínica local.

With

Elizabeth LaFleur, R.N.

Feb. 21, 2019 See more Expert Answers