Descripción general

El vértigo postural paroxístico benigno es una de las causas más frecuentes del vértigo (sensación repentina de que todo da vueltas o de que todo da vueltas dentro de la cabeza).

El vértigo postural paroxístico benigno causa episodios breves de mareos que pueden ser de leves a intensos. El vértigo postural paroxístico benigno suele desencadenarse por cambios específicos en la posición de la cabeza. Esto puede ocurrir al inclinar la cabeza hacia arriba o hacia abajo, cuando te recuestas o cuando te giras o te sientas en la cama.

Aunque el vértigo postural paroxístico benigno puede ser un problema molesto, muy pocas veces es grave, excepto cuando aumenta las posibilidades de sufrir caídas. Puedes recibir un tratamiento eficaz para el vértigo postural paroxístico benigno durante una consulta en el consultorio del médico.

Síntomas

Algunos de los signos y síntomas del vértigo postural paroxístico benigno son:

  • Mareos
  • Sensación de que tú o tu entorno dan vueltas o se mueven (vértigo)
  • Inestabilidad o pérdida del equilibrio
  • Náuseas
  • Vómitos

Los signos y síntomas del vértigo postural paroxístico benigno pueden ser intermitentes, y los síntomas suelen durar menos de un minuto. Los episodios de vértigo postural paroxístico benigno pueden desaparecer por algún tiempo y luego volver a aparecer.

Las actividades que causan los signos y síntomas del vértigo postural paroxístico benigno pueden variar de una persona a otra, pero casi siempre están relacionadas con cambios en la posición de la cabeza. Algunas personas también sienten que pierden el equilibrio cuando están paradas o al caminar.

Movimientos rítmicos anormales de los ojos (nistagmo) usualmente acompañan los síntomas de vértigo postural paroxístico benigno.

Cuándo consultar al médico

En general, debes consultar a tu médico si tienes mareos sin causa aparente o vértigo de forma periódica por más de una semana.

Busca atención de urgencia

Si bien es poco frecuente que los mareos indiquen una enfermedad grave, consulta a tu médico de inmediato si tienes mareos o vértigo junto con alguno de estos síntomas:

  • Un dolor de cabeza nuevo, diferente o muy fuerte
  • Fiebre
  • Visión doble o pérdida de la visión
  • Pérdida de la audición
  • Problemas para hablar
  • Debilidad en las piernas o los brazos
  • Pérdida del conocimiento
  • Caídas o dificultad para caminar
  • Entumecimiento u hormigueo

Los signos y síntomas enumerados anteriormente pueden indicar un problema más grave.

Causas

Por lo general, el vértigo postural paroxístico benigno no tiene causa conocida. Cuando esto sucede, se llama «vértigo postural paroxístico benigno idiopático».

Cuando se puede determinar su causa, el vértigo postural paroxístico benigno suele estar asociado con un golpe en la cabeza de leve a grave. Entre las causas menos frecuentes del vértigo postural paroxístico benigno se incluyen los trastornos que dañan el oído interno o, en raras ocasiones, el daño que se genera durante una cirugía del oído o cuando se permanece apoyado sobre la espalda durante demasiado tiempo, como sucede en el sillón del dentista. El vértigo postural paroxístico benigno también se ha asociado con las migrañas.

La función del oído

Dentro del oído hay un órgano diminuto llamado «laberinto vestibular». Tiene tres estructuras con forma de bucle (canales semicirculares) que contienen líquido y sensores finos como un cabello, y que controlan la rotación de la cabeza.

Otras estructuras (órganos de los otolitos) del oído controlan los movimientos de la cabeza (arriba y abajo, izquierda y derecha, atrás y adelante) y la posición de la cabeza en relación con la gravedad. Estos órganos de los otolitos contienen cristales que nos hacen sensibles a la gravedad.

Por diversos motivos, estos cristales pueden desprenderse. Cuando se desprenden, pueden introducirse en uno de los canales semicirculares (en especial, si se está recostado). Esto hace que el canal semicircular se vuelva sensible a los cambios de posición de la cabeza a los que normalmente no respondería, lo que te hace sentir mareado.

Factores de riesgo

El vértigo postural paroxístico benigno es más frecuente en las personas de 50 años de edad o más, pero puede padecerse a cualquier edad. El vértigo postural paroxístico benigno también es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Una lesión en la cabeza o cualquier otro trastorno en los órganos del equilibrio del oído pueden volverte más sensible al vértigo postural paroxístico benigno.

Complicaciones

Si bien el vértigo postural paroxístico benigno es incómodo, no suele provocar complicaciones. Los mareos que provoca el vértigo postural paroxístico benigno pueden hacerte perder la estabilidad y te pueden poner en un mayor riesgo de sufrir caídas.

Feb. 24, 2018
References
  1. Kim JS, et al. Benign paroxysmal positional vertigo. New England Journal of Medicine. 2014;370:1138.
  2. Hilton MP, et al. The Epley (canalith repositioning) manoeuvre for benign paroxysmal positional vertigo. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://www.cochrane.org/CD003162/ENT_the-epley-manoeuvre-for-benign-paroxysmal-positional-vertigo-bppv. Accessed May 4, 2015.
  3. Furman JM. Pathophysiology, etiology, and differential diagnosis of vertigo. http://www.uptodate.com/home. Accessed May 4, 2015.
  4. Barton JJS. Benign paroxysmal positional vertigo. http://www.uptodate.com/home. Accessed May 4, 2015.
  5. Lalwani AK. Vestibular disorders. In: Current Diagnosis & Treatment in Otolaryngology--Head & Neck Surgery. 3rd ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com. Accessed May 4, 2015.