Diagnóstico

Si tienes cefaleas crónicas o recurrentes, puede que el médico te haga exámenes físicos o neurológicos, y luego intente detectar el tipo y la causa de tus cefaleas usando estos enfoques:

Descripción de tu dolor

El médico puede aprender mucho acerca de tus cefaleas a partir de una descripción del dolor. Asegúrate de incluir los siguientes detalles:

  • Características del dolor. ¿El dolor es palpitante? ¿O es constante y leve? ¿El dolor es punzante o intenso?
  • Intensidad del dolor. Un buen indicador de la gravedad de la cefalea es ver cuánto eres capaz de desempeñarte mientras la tienes. ¿Puedes trabajar? ¿Las cefaleas te despiertan o te impiden dormir?
  • Ubicación del dolor. ¿Sientes dolor en toda la cabeza, solo de un lado de la cabeza, o únicamente en la frente o detrás de los ojos?

Pruebas de diagnóstico por imágenes

Si tienes cefaleas inusuales o complicadas, el médico puede pedirte estudios para descartar causas graves de dolores de cabeza, como un tumor. Dos pruebas frecuentes para obtener imágenes del cerebro son las siguientes:

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM). Una IRM combina un campo magnético, ondas de radio y tecnología computarizada para producir imágenes nítidas.
  • Tomografía computarizada (TC). Una TC es un procedimiento de diagnóstico por imagen que usa una serie de rayos X dirigidos a un ordenador para proporcionar una vista integral del cerebro.

Tratamiento

Muchas personas con dolores de cabeza tensionales no buscan atención médica e intentan controlar el dolor solos. Desafortunadamente, cuando se usan analgésicos de venta libre con mucha frecuencia, estos pueden producir otro tipo de dolor, llamado cefalea por abuso de medicación.

Medicamentos de efecto inmediato

Están disponibles una variedad de medicamentos para reducir el dolor de cabeza, tanto con o sin receta, entre los que se incluyen:

  • Analgésicos. Los analgésicos comunes son muchas veces la primera opción para aliviar el dolor de cabeza. Algunos son la aspirina, el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros) y el naproxeno (Aleve).

    Entre los medicamentos con receta, se incluyen el naproxeno (Naprosyn), la indometacina (Indocin) y el ketorolac (Ketorolac Trometamina).

  • Medicamentos combinados. La aspirina o el acetaminofeno, o ambos, a veces se combinan con cafeína o con un sedante en un único medicamento. Los medicamentos combinados pueden resultar más efectivos que un analgésico de un solo compuesto. Muchos medicamentos combinados son de venta libre.
  • Triptanes y narcóticos. Para las personas que sufren de migrañas y dolores de cabeza tensionales, los triptanes pueden aliviar de manera efectiva ambos dolores. Los opioides, o narcóticos, no son muy utilizados debido a sus efectos secundarios y su capacidad de generar dependencia.

Medicamentos preventivos

El médico puede recetar medicamentos para reducir la frecuencia y la severidad de los ataques, especialmente si tienes dolor de cabeza frecuente o crónico que no se alivia con analgésicos y otras terapias.

Los medicamentos preventivos pueden incluir:

  • Antidepresivos tricíclicos. Los antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina y protriptilina, son los medicamentos de uso más frecuente para prevenir el dolor de cabeza tensional. Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden incluir estreñimiento, somnolencia y sequedad de la boca.
  • Otros antidepresivos. Existe evidencia que respalda el uso de antidepresivos como la venlafaxina (Effexor XR) y la mirtazapina (Remeron).
  • Anticonvulsivos y relajantes musculares. Entre otros medicamentos que pueden prevenir el dolor de cabeza tensional, se incluyen los anticonvulsivos, como el topiramato (Topamax). Se deben realizar más estudios.

Los medicamentos preventivos pueden requerir varias semanas o más tiempo para comenzar a tener efectos en el organismo. No te frustres si no ves ninguna mejoría inmediatamente después de comenzar a tomar el medicamento.

El médico controlará tu tratamiento para verificar cómo funciona el medicamento preventivo. Mientras tanto, el uso excesivo de analgésicos para tu dolor de cabeza puede interferir con los efectos de los medicamentos preventivos.

Estilo de vida y remedios caseros

Descansar, aplicarte bolsas de hielo o darte una larga ducha con agua caliente puede ser todo lo que necesitas para aliviar la cefalea tensional. Varias estrategias pueden ayudar a reducir la intensidad y frecuencia de las cefaleas tensionales crónicas sin usar medicamentos. Prueba algunas de las siguientes estrategias:

  • Controla tu nivel de estrés. Una manera de reducir el estrés es planear con anticipación y organizar el día. Otra manera es permitir relajarte durante más tiempo. Y, si te encuentras en una situación estresante, considera dar un paso atrás.
  • Aplica calor o frío. Aplicar calor o hielo, lo que prefieras, a los músculos doloridos puede aliviar la cefalea tensional. En caso de calor, usa una compresa caliente a baja temperatura, una botella con agua caliente, una compresa tibia o una toalla caliente. Un baño o una ducha calientes también pueden ayudar. En caso de frío, envuelve hielo, una bolsa de hielo o vegetales congelados en un trapo para proteger tu piel.
  • Perfecciona tu postura corporal. La buena postura corporal puede ayudar a que los músculos no se tensionen. Cuando estés parado, mantén los hombros hacia atrás y el nivel de la cabeza. Entra el abdomen y los glúteos. Cuando estés sentado, asegúrate de que los muslos estén paralelos al piso y la cabeza no esté inclinada hacia adelante.

Medicina alternativa

La terapias no tradicionales que se detallan a continuación pueden ayudarte si tienes dolores de cabeza tensionales:

  • Acupuntura. La acupuntura puede proporcionar un alivio temporal del dolor de cabeza crónico. Los acupunturistas tratan a los pacientes con agujas desechables sumamente finas que generalmente causan muy poco dolor o molestias. En el sitio web de la American Academy of Medical Acupuncture (Academia Estadounidense de Acupuntura Médica), se brindan referencias de médicos que utilizan acupuntura en sus prácticas.
  • Masajes. Los masajes pueden ayudar a reducir el estrés y aliviar la tensión. Son especialmente eficaces para aliviar los músculos tensos y dolorosos con la palpación de la parte posterior de la cabeza, el cuello y los hombros. En el caso de algunas personas, también pueden brindar alivio del dolor de cabeza.
  • Respiración profunda, biorregulación y terapias conductuales. Varias terapias de relajación son útiles para afrontar los dolores de cabeza tensionales, por ejemplo, la respiración profunda y la biorregulación.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Vivir con dolor crónico puede resultar difícil. El dolor crónico puede provocarte ansiedad o depresión y afectar tus relaciones, tu productividad y tu calidad de vida.

A continuación te damos algunas sugerencias:

  • Consulta con un consejero o terapeuta. La terapia conversacional puede ayudarte a sobrellevar los efectos del dolor crónico.
  • Únete a un grupo de apoyo. Los grupos de apoyo pueden ser buenas fuentes de información. Los miembros del grupo a menudo conocen los tratamientos más recientes. El médico tal vez pueda recomendarte un grupo en tu zona.
June 11, 2019
  1. Daroff RB, et al. Headache and other craniofacial pain (Cefalea y otros dolores craneofaciales). En: Bradley's Neurology in Clinical Practice (Neurología en la práctica clínica de Bradley). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 28 de mayo de 2016.
  2. Semenov IA. Tension-type headaches (Cefalea de tipo tensional). Disease-A-Month (Una enfermedad por mes). 2015;61:233.
  3. Tension-type headache (TTH) (Cefalea de tipo tensional). International Headache Society (Sociedad Internacional de Cefaleas). http://ihsclassification.org/en/02_klassifikation/02_teil1/02.00.00_tension.html. Último acceso: 28 de mayo de 2016.
  4. Infrequent episodic tension-type headache (Cefalea de tipo tensional, episódica y poco frecuente). International Headache Society (Sociedad Internacional de Cefaleas). http://ihsclassification.org/en/02_klassifikation/02_teil1/02.01.00_tension.html. Último acceso: 28 de mayo de 2016.
  5. Chronic tension-type headache (Cefalea de tipo tensional crónica). International Headache Society (Sociedad Internacional de Cefaleas). http://ihsclassification.org/en/02_klassifikation/02_teil1/02.03.00_tension.html. Último acceso: 28 de mayo de 2016.
  6. Headache: Hope through research (Cefalea: esperanzas mediante la investigación). Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke). http://www.ninds.nih.gov/disorders/headache/detail_headache.htm. Último acceso: 29 de mayo de 2016.
  7. Taylor FR. Tension-type headache in adults: Pathophysiology, clinical features, and diagnosis (Cefalea de tipo tensional en adultos: fisiopatología, características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 28 de mayo de 2016.
  8. National Clinical Guideline Centre (Centro Nacional de Pautas Clínicas). Headaches: Diagnosis and management of headaches in young people and adults (Cefaleas: diagnóstico y tratamiento de cefaleas en jóvenes y adultos). London (UK): National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE) (Londres [RU]: Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica [NICE]); 2012.
  9. Freitag F. Managing and treating tension-type headache (Control y tratamiento de la cefalea tensional). Medical Clinics of North America (Clínicas Médicas de Norteamérica). 2013;97:281.
  10. Headache hygiene tips (Consejos de higiene en relación con la cefalea). American Headache Society Committee for Headache Education (Comité de la Sociedad Americana de Cefaleas para Educación sobre Cefaleas). http://www.achenet.org/resources/trigger_avoidance_information/. Último acceso: 3 de junio de 2016.
  11. Headaches: In depth (Cefalea: en detalles). National Center for Complementary and Integrative Health (Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral). https://nccih.nih.gov/health/pain/headachefacts.htm. Último acceso: 31 de mayo de 2015.