Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La mayoría de los casos de influenza, entre ellos la influenza H1N1, requieren solamente el alivio de los síntomas. Si tienes una enfermedad respiratoria crónica, el médico puede recetarte medicamentos adicionales para ayudar a aliviar los síntomas.

Los medicamentos antivirales oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza) a veces se recetan dentro del primer o del segundo día de los síntomas para reducir la intensidad de estos, y posiblemente reducir el riesgo de complicaciones. Sin embargo, los virus de la influenza pueden desarrollar resistencia a estos medicamentos.

A fin de reducir la probabilidad de que desarrollen resistencia y de mantener el suministro de estos medicamentos para quienes más los necesiten, los antivirales se reservan para las personas que tienen un alto riesgo de complicaciones.

Los grupos de alto riesgo son las personas que:

  • Se encuentran en un hospital, en una casa de convalecencia o en otro centro de atención médica a largo plazo
  • Son menores de 5 años de edad, en particular los niños menores de 2 años
  • Tienen 65 años de edad o más
  • Están embarazadas o dentro de las dos semanas siguientes al parto, incluso las mujeres que hayan tenido una pérdida de embarazo
  • Son menores de 19 años de edad y reciben terapia de larga duración con aspirina, ya que existe un riesgo mayor de que padezcan el síndrome de Reye, una enfermedad rara pero potencialmente mortal que puede ocurrir cuando se toma aspirina durante una enfermedad viral
  • Tienen obesidad mórbida, que se define como tener un índice de masa corporal superior a 40
  • Tienen determinadas enfermedades crónicas, como asma, enfisema, enfermedad cardíaca, diabetes, enfermedad neuromuscular, o enfermedad renal, hepática o de la sangre
  • Se encuentran inmunodeprimidas debido a ciertos medicamentos o al virus de inmunodeficiencia humana
  • Son indígenas de los Estados Unidos o indígenas estadounidenses del territorio de Alaska
Aug. 13, 2015