El cáncer de mama recurrente es aquel que vuelve a aparecer después del tratamiento inicial. Aunque el tratamiento inicial está dirigido a eliminar todas las células cancerosas, es posible que algunas hayan evadido el tratamiento y hayan sobrevivido. Estas células cancerosas no detectadas se multiplican y se convierten en cáncer de mama recurrente.

El cáncer de mama recurrente puede ocurrir meses o años después del tratamiento inicial. El cáncer puede volver a aparecer en el mismo lugar del cáncer original (recurrencia local) o puede diseminarse a otras partes del cuerpo (recurrencia distante).

Enterarte de que tienes cáncer de mama recurrente podría ser más difícil que afrontar el diagnóstico inicial. Pero tener cáncer de mama recurrente está lejos de ser desalentador. El tratamiento puede eliminar el cáncer de mama recurrente local, regional o distante. Incluso si no es posible una cura, el tratamiento puede controlar la enfermedad durante largos períodos de tiempo.

June 05, 2014