El cáncer de mama recurrente se produce cuando las células que formaban parte del cáncer de mama original se separan del tumor original y se ocultan en el seno o en otra parte del cuerpo. Más tarde, estas células comienzan a crecer de nuevo.

La quimioterapia, radioterapia o terapia hormonal que pudiste haber recibido después de tu primer diagnóstico de cáncer de mama estaba dirigida a destruir las células cancerosas que hayan quedado después de la cirugía. Pero a veces estos tratamientos no son capaces de destruir todas las células cancerosas.

A veces las células cancerosas pueden permanecer latentes durante mucho tiempo sin causar daño. Entonces sucede algo que activa las células, por lo que crecen y se extienden a otras partes del cuerpo. No está claro por qué ocurre esto.

June 05, 2014