Descripción general

El prolactinoma es una afección en la que un tumor no canceroso (adenoma) de la hipófisis en el cerebro produce una cantidad excesiva de la hormona prolactina. El efecto principal es la disminución de los niveles de algunas hormonas sexuales: estrógeno en las mujeres y testosterona en los hombres.

Aunque el prolactinoma no pone en riesgo la vida, puede alterar la visión, causar esterilidad y provocar otros efectos. El prolactinoma es el tipo más frecuente de tumor que produce hormonas que puede aparecer en la hipófisis.

Los médicos muchas veces pueden tratarlo con medicamentos para que el nivel de prolactina vuelva a la normalidad. La cirugía para extirpar el tumor hipofisario también podría ser una opción.

Síntomas

Es posible que no haya signos ni síntomas notables de prolactinoma. No obstante, los signos y síntomas pueden ser el resultado de una cantidad excesiva de prolactina en la sangre (hiperprolactinemia) o de la presión en los tejidos circundantes de un tumor de gran tamaño. Como los niveles elevados de prolactina pueden afectar negativamente al sistema reproductivo (hipogonadismo), algunos de los síntomas y signos del prolactinoma son específicos de los hombres o las mujeres.

En mujeres, el prolactinoma puede causar lo siguiente:

  • Períodos menstruales irregulares (oligomenorrea) o ausencia de períodos menstruales (amenorrea)
  • Secreción de leche de los pechos (galactorrea) si no estás embarazada ni estás amamantando
  • Dolor al tener relaciones sexuales debido a la sequedad vaginal
  • Acné y crecimiento excesivo de vellos faciales y corporales (hirsutismo)

En hombres, el prolactinoma puede causar lo siguiente:

  • Disfunción eréctil
  • Menor cantidad de vello facial y corporal
  • Pechos de un tamaño extraordinariamente mayor (ginecomastia)

En ambos sexos, el prolactinoma puede causar lo siguiente:

  • Baja densidad ósea
  • Reducción de la producción de otras hormonas de parte de la glándula pituitaria (hipopituitarismo) debido a la presión tumoral
  • Pérdida de interés en la actividad sexual
  • Dolores de cabeza
  • Trastornos de la visión
  • Infertilidad

Las mujeres suelen notar los signos y síntomas antes que los hombres, cuando los tumores son de un menor tamaño, probablemente debido a los períodos menstruales irregulares, o la ausencia de estos. Los hombres suelen detectar la presencia de signos y síntomas más tarde, cuando los tumores son más grandes y tienen más probabilidades de causar dolores de cabeza o problemas de la visión.

Cuándo debes consultar con un médico

Si desarrollas síntomas y signos asociados al prolactinoma, consulta a tu médico para determinar la causa.

Causas

El prolactinoma es un tipo de tumor que se desarrolla en la glándula hipófisis. Se desconoce la causa de estos tumores.

La glándula hipófisis es una pequeña glándula del tamaño de un poroto que se encuentra en la base del cerebro. A pesar de que es muy pequeña, la glándula hipófisis tiene una influencia en prácticamente todas las partes del cuerpo. Sus hormonas ayudan a regular funciones importantes, como el crecimiento, el metabolismo, la presión arterial y la reproducción.

Otras causas posibles de la sobreproducción de prolactina son los medicamentos, otros tipos de tumores de la glándula hipófisis, una glándula tiroides hipoactiva, una irritación constante en el pecho, un embarazo o la lactancia.

Factores de riesgo

La mayoría de los prolactinomas ocurren en mujeres que tienen entre 20 y 34 años, pero pueden manifestarse en ambos sexos a cualquier edad. Este trastorno es poco frecuente en niños.

Complicaciones

Las complicaciones del prolactinoma incluyen las siguientes:

  • Pérdida de la visión. Un prolactinoma que no se trate puede crecer lo suficiente como para comprimir el nervio óptico.
  • Hipopituitarismo. En el caso de los prolactinomas grandes, la presión en las glándulas pituitarias normales puede causar la disfunción de otras hormonas controladas por la glándula pituitaria, lo que deriva en hipotiroidismo, insuficiencia suprarrenal y deficiencias en la hormona del crecimiento.
  • Pérdida ósea (osteoporosis). Una cantidad excesiva de prolactina puede reducir la producción de las hormonas estrógeno y testosterona, lo que da como resultado una reducción en la densidad ósea y un mayor riesgo de osteoporosis.
  • Complicaciones durante el embarazo. Durante un embarazo normal, aumenta la producción de estrógeno. Si estás embarazada y tienes un prolactinoma de gran tamaño, estos niveles elevados de estrógeno pueden causar un crecimiento del tumor y signos y síntomas asociados, como dolores de cabeza y cambios en la visión.

Si tienes un prolactinoma y deseas quedar embarazada o ya lo estás, consúltalo con tu médico. Tal vez sea necesario realizar ajustes en tu tratamiento y en los controles.

Nov. 20, 2018
References
  1. AskMayoExpert. Prolactinoma. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  2. Prolactinoma. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/endocrine-diseases/prolactinoma. Accessed Feb. 8, 2018.
  3. Snyder PJ. Clinical manifestations and evaluation of hyperprolactinemia. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 8, 2018.
  4. Snyder PJ. Management of hyperprolactinemia. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 8, 2018.
  5. Kasper DL, et al., eds. Anterior pituitary tumor syndromes. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Feb. 8, 2018.
  6. Nippoldt TB (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 12, 2018.