Descripción general

El nacimiento de un bebé puede desencadenar una mezcla de emociones intensas, desde emoción y alegría hasta miedo y ansiedad. Sin embargo, también puede producir algo que tal vez no esperes: depresión.

Muchas madres recientes experimentan la «tristeza posparto», que con frecuencia comprende cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. Esta tristeza suele comenzar dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas.

Sin embargo, algunas madres primerizas experimentan una forma de depresión más intensa y duradera conocida como «depresión posparto». En raras ocasiones, también puede presentarse después del parto un trastorno extremo del estado de ánimo llamado «psicosis posparto».

La depresión posparto no es un defecto de la personalidad ni una debilidad. A veces es solo una complicación de haber dado a luz. Si tienes depresión posparto, el tratamiento inmediato te ayudará a controlar los síntomas y a disfrutar de tu bebé.

Síntomas

Los signos y síntomas de la depresión después del parto varían, y pueden abarcar de leves a graves.

Síntomas de la tristeza posparto

Los signos y síntomas de la tristeza después del parto, que duran solo unos pocos días o una semana o dos después del nacimiento del bebé, pueden ser:

  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Agobio
  • Llanto
  • Poca concentración
  • Problemas de apetito
  • Trastornos del sueño

Síntomas de la depresión posparto

La depresión posparto puede confundirse al principio con la tristeza posparto, pero los signos y síntomas son más intensos y duran más tiempo, y finalmente interfieren con tu capacidad de atender a tu bebé y realizar otras tareas diarias. Los síntomas en general aparecen en las primeras semanas después del parto, pero pueden comenzar más tarde, hasta seis meses después del nacimiento.

Los síntomas de la depresión posparto pueden ser:

  • Estado de ánimo depresivo o cambios de humor importantes
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para establecer un vínculo con tu bebé
  • Alejarte de tus familiares y tus amigos
  • Perder el apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
  • Fatiga o pérdida de la energía abrumadoras
  • Pérdida del interés y el entusiasmo por las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad e ira intensas
  • Sentir que no eres una buena madre
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o incompetencia
  • Reducción de la capacidad para pensar con claridad, concentrarte o tomar decisiones
  • Ansiedad y ataques de pánico intensos
  • Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o a tu bebé
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Si no se trata, la depresión posparto puede durar muchos meses o incluso más.

Psicosis posparto

Con la psicosis posparto, un trastorno poco frecuente que típicamente se desarrolla en la primera semana después del parto, los signos y síntomas son incluso más graves. Algunos de los signos y síntomas son:

  • Confusión y desorientación
  • Pensamientos obsesivos acerca de tu bebé
  • Alucinaciones y delirios
  • Alteraciones del sueño
  • Paranoia
  • Intentos de lastimarte a ti misma o a tu bebé

La psicosis posparto puede provocar pensamientos o conductas potencialmente mortales y requiere tratamiento inmediato.

Cuándo consultar al médico

Si te sientes deprimida después del nacimiento de tu bebé, es posible que te resistas a admitirlo o sientas vergüenza de ello. No obstante, si experimentas cualquier síntoma de tristeza o depresión posparto, llama al médico y programa una consulta. Si tienes síntomas que sugieren que puedes tener psicosis posparto, busca ayuda de inmediato.

Es importante llamar al médico lo antes posible si los signos y síntomas de depresión:

  • No desaparecen después de dos semanas
  • Están empeorando
  • Te dificultan brindar cuidados a tu bebé
  • Te dificultan completar las tareas diarias
  • Incluyen pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o a tu bebé

Si tienes pensamientos suicidas

Si en algún momento tienes pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o a tu bebé, pide ayuda de inmediato a tu pareja o seres queridos para que cuiden a tu bebé y llama al 911 o al número de atención de emergencia local para obtener ayuda.

Además, considera estas opciones si tienes pensamientos suicidas:

  • Llama al especialista en salud mental.
  • Llama a una línea directa de atención al suicida. En los EE. UU., llama a la National Suicide Prevention Lifeline (Línea Nacional de Prevención del Suicidio) al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255).
  • Pide ayuda a tu médico de atención primaria o a otro profesional de salud.
  • Acércate a un amigo íntimo o a un ser querido.
  • Ponte en contacto con un pastor, un líder espiritual u otra persona de tu comunidad religiosa.

Cómo ayudar a un amigo o ser querido

Las personas con depresión pueden no reconocer o estar conscientes de su depresión. Quizás no reconozcan los signos o síntomas de la depresión. Si sospechas que una amiga o un ser querido tiene depresión posparto o está manifestando psicosis posparto, ayúdala a buscar atención médica de inmediato. No esperes que mejore.

Causas

No existe una sola causa de la depresión posparto, pero las cuestiones físicas y emocionales pueden contribuir.

  • Cambios físicos. Después del parto, una caída dramática en los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en el cuerpo puede contribuir a la depresión posparto. Otras hormonas producidas por la glándula tiroides también pueden bajar marcadamente, lo que puede provocar que sientas cansancio, pereza y depresión.
  • Problemas emocionales. Cuando estás con falta de sueño y abrumada, puedes tener problemas para manejar hasta los problemas menores. Es probable que estés ansiosa acerca de tu capacidad para brindar cuidados a un recién nacido. Puedes sentirte menos atractiva, enfrentar tu sentido de identidad o sentir que has perdido el control de tu vida. Cualquiera de estos problemas puede contribuir a la depresión posparto.

Factores de riesgo

La depresión posparto se puede desarrollar después del nacimiento de cualquier bebé, no solo del primero. Los riesgos aumentan si:

  • Tienes antecedentes de depresión, ya sea durante el embarazo o en otros momentos
  • Tienes trastorno bipolar
  • Tuviste depresión posparto después de un embarazo previo
  • Tienes familiares que tuvieron depresión u otros problemas de estabilidad del estado de ánimo
  • Experimentaste eventos estresantes durante el pasado año, como complicaciones en el embarazo, una enfermedad o pérdida del trabajo
  • Tu bebé tiene problemas de salud u otras necesidades especiales
  • Tienes dificultad para amamantar
  • Tienes algún problema en la relación con tu cónyuge o pareja
  • Tienes un sistema de apoyo débil
  • Tienes problemas económicos
  • El embarazo no fue planificado o deseado

Complicaciones

Si no se trata, la depresión posparto puede afectar el vínculo entre la madre y el hijo, y causar problemas familiares.

  • Para las madres. La depresión posparto que no se trata puede durar unos meses o más y, a veces, se transforma en un trastorno depresivo crónico. Incluso cuando se trata, la depresión posparto aumenta el riesgo de una mujer de sufrir episodios futuros de una depresión más importante.
  • Para los padres. La depresión posparto puede tener un efecto dominó y causar tensión emocional en todas las personas cercanas a un bebe recién nacido. Cuando la madre está deprimida, también puede aumentar el riesgo de depresión del padre del bebé. Además, los hombres que recién fueron padres ya tienen un mayor riesgo de padecer depresión, independientemente de si su pareja está deprimida o no.
  • Para los hijos. Los hijos de madres que sufren depresión posparto no tratada son más propensos a tener problemas emocionales o de comportamiento, como dificultades para dormir o para comer, llanto excesivo y trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Los retrasos en el desarrollo del lenguaje también son muy frecuentes.

Prevención

Si tienes antecedentes de depresión, especialmente la depresión posparto, consulta con el médico si estás planeando quedar embarazada o tan pronto como descubras que estás embarazada.

  • Durante el embarazo, el médico puede supervisarte minuciosamente para verificar si existen signos y síntomas de depresión. Puede hacerte completar un cuestionario para detectar la depresión durante el embarazo o luego del parto. A veces, la depresión leve puede tratarse con grupos de apoyo, terapia psicológica u otros tipos de terapia. En otras ocasiones, pueden recomendarte tomar antidepresivos, incluso durante el embarazo.
  • Después de que nazca tu hijo, es posible que el médico te recomiende chequeos posparto tempranos para detectar signos y síntomas de la depresión posparto. Cuanto más rápido se detecta, más rápido puede iniciarse el tratamiento. Si tienes antecedentes de depresión posparto, el médico puede recomendarte un tratamiento con antidepresivos o psicoterapia inmediatamente después del parto.
Aug. 11, 2015
References
  1. Trastornos depresivos. En: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 16 de julio de 2015.
  2. Depression during and after pregnancy (Depresión durante y después del embarazo). WomensHealth.gov. https://www.womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/depression-pregnancy.html. Último acceso: 1 de julio de 2015.
  3. Postpartum depression (Depresión posparto). American Psychological Association (Asociación Estadounidense de Psicología). http://www.apa.org/pi/women/resources/reports/postpartum-dep.aspx. Último acceso: 16 de julio de 2015.
  4. Preguntas frecuentes. Labor, delivery, and postpartum care FAQ091 (Atención en el trabajo de parto, el parto y el posparto FAQ091). Postpartum depression (Depresión posparto). Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). http://www.acog.org/-/media/For-Patients/faq091.pdf?dmc=1&ts=20150716T1631486138. Último acceso: 16 de julio de 2015.
  5. Postpartum depression facts (Infórmate sobre la depresión posparto). National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de la Salud Mental). http://www.nimh.nih.gov/health/publications/postpartum-depression-facts/index.shtml. Último acceso: 16 de julio de 2015.
  6. Roy-Byrne PP. Postpartum blues and unipolar depression: Epidemiology, clinical features, assessment, and diagnosis (Depresión posparto y depresión unipolar: epidemiología, características clínicas, evaluación y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de julio de 2015.
  7. Roy-Byrne PP. Postpartum blues and unipolar depression: Prevention and treatment (Depresión posparto y depresión unipolar: prevención y tratamiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de julio de 2015.
  8. AskMayoExpert. Depression during pregnancy and postpartum (Depresión durante el embarazo y tras el parto). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  9. Marder S. Postpartum psychosis: Epidemiology, clinical manifestations, assessment, and diagnosis (Psicosis posparto: epidemiología, manifestaciones clínicas, evaluación y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 22 de julio de 2015.
  10. Marder S. Treatment of postpartum psychosis (Tratamiento de la psicosis posparto). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 22 de julio de 2015.
  11. Butler Tobah YS (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 27 de julio de 2015.
  12. American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría). Intrapartum and postpartum care of the mother (Atención de la madre durante el parto y el posparto). En: Guidelines for Perinatal Care (Pautas para la atención perinatal). 7.ª ed. Elk Grove Village, Ill.: American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría); Washington, D.C.: Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists); 2012.
  13. Hall-Flavin DK (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 29 de julio de 2015.