Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

No existe un tratamiento único que alivie la neuralgia posherpética en todas las personas. En muchos casos, se necesita combinar tratamientos para reducir el dolor.

Parche de lidocaína

Se trata de pequeños parches similares a una venda que contienen lidocaína, medicación anestésica tópica. Estos parches pueden cortarse para cubrir solo la zona afectada. El parche, disponible mediante receta médica, se aplica directamente en la zona de la piel dolorida para brindar un alivio temporal.

Parche de capsaicina

Este parche posee una alta concentración de un extracto de chiles (capsaicina) que alivia el dolor. Este parche, solamente disponible en el consultorio del médico, lo puede aplicar únicamente personal capacitado luego de usar un anestésico en la zona afectada. El proceso lleva como mínimo dos horas, pero una sola aplicación es eficaz para disminuir el dolor en algunas personas por hasta tres meses. Si es eficaz, la aplicación puede repetirse cada tres meses.

Anticonvulsivos

Determinados medicamentos anticonvulsivos, entre ellos la gabapentina (Neurontin, Gralise) y la pregabalina (Lyrica), pueden disminuir el dolor de la neuralgia posherpética. Estos medicamentos estabilizan la actividad eléctrica anormal en el sistema nervioso causada por los nervios lesionados. Los efectos secundarios de estos medicamentos comprenden somnolencia, pensamientos confusos, inestabilidad e inflamación en los pies.

Antidepresivos

Ciertos antidepresivos (como nortriptilina [Pamelor], duloxetina [Cymbalta] y venlafaxina [Effexor XR]) afectan las principales sustancias químicas del cerebro que desempeñan una función tanto en la depresión como en la forma en que el cuerpo interpreta el dolor. Los médicos a menudo recetan antidepresivos para la neuralgia posherpética en dosis más pequeñas que las que recetan solo para la depresión.

Los efectos secundarios frecuentes son somnolencia, boca seca, aturdimiento y aumento de peso.

Analgésicos opioides

Algunas personas pueden necesitar analgésicos fuertes de venta con receta médica que contengan tramadol (Ultram, Conzip), oxicodona (Percocet, Roxicet, Xartemis XR) o morfina. Los opioides pueden provocar mareos leves, somnolencia, confusión y estreñimiento. También pueden ser adictivos. Aunque por lo general este riesgo es bajo, háblalo con tu médico.

Al tramadol se lo ha relacionado con reacciones psicológicas, como trastornos emocionales y pensamientos suicidas. Los medicamentos opioides no deben combinarse con alcohol u otros medicamentos, y podrían afectar la capacidad para conducir.

Inyecciones de esteroides

A veces, los esteroides se inyectan en la columna vertebral (intratecal) en casos de neuralgia posherpética. Sin embargo, no se ha comprobado del todo su eficacia. Su uso se ha asociado con un bajo riesgo de efectos secundarios graves, entre ellos la meningitis.

Sept. 16, 2015