Descripción general

La placenta es una estructura que se forma dentro del útero durante el embarazo y proporciona oxígeno y nutrición al bebé, a la vez que elimina sus desechos. La placenta se conecta con el bebé mediante el cordón umbilical. En la mayoría de los embarazos, la placenta se adhiere a la parte superior o lateral del útero.

La placenta previa ocurre cuando la placenta del bebé obstruye de manera total o parcial el cuello uterino de la madre (la salida del útero). La placenta previa puede provocar un sangrado grave durante el embarazo y el parto.

Si tienes placenta previa, es posible que tengas sangrado durante todo el embarazo y durante el parto. El profesional de salud a cargo de tu atención te recomendará que evites realizar actividades que puedan provocar contracciones, como mantener relaciones sexuales, realizarte lavados vaginales, usar tampones o participar en actividades que puedan aumentar el riesgo de tener sangrado, como correr, ponerte en cuclillas y saltar.

Necesitarás una cesárea para dar a luz al bebé si la placenta previa no se revierte.

Síntomas

El sangrado vaginal indoloro de color rojo brillante durante la segunda mitad del embarazo es el síntoma principal de placenta previa. Algunas mujeres también tienen contracciones.

En muchas mujeres a las que se les diagnosticó placenta previa durante las primeras etapas del embarazo, la placenta previa se resuelve. A medida que el útero crece, puede aumentar la distancia entre el cuello uterino y la placenta. Cuanto más placenta recubra el cuello uterino y permanezca sobre el cuello uterino durante el embarazo, es menos probable que se resuelva.

Cuándo consultar al médico

Si tienes sangrado vaginal durante el segundo o el tercer trimestre, llama al médico de inmediato. Si el sangrado es intenso, busca atención médica de urgencia.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la placenta previa.

Factores de riesgo

La placenta previa es más frecuente en las mujeres que:

  • Tuvieron un bebé
  • Tienen cicatrices en el útero, por ejemplo, a raíz de una cirugía previa, como un parto por cesárea, la extracción de un fibroma uterino o un procedimiento de dilatación y legrado
  • Tuvieron placenta previa en un embarazo anterior
  • Están gestando más de un feto
  • Tienen 35 años o más
  • No son de raza blanca
  • Son fumadoras
  • Consumen cocaína

Complicaciones

Si tienes placenta previa, el profesional de salud te supervisará a ti y a tu hijo para reducir el riesgo de estas complicaciones graves:

  • Sangrado. Durante el trabajo de parto, el parto o en las primeras horas después de dar a luz, puede presentarse un sangrado (hemorragia) vaginal intenso que puede poner en riesgo la vida.
  • Parto prematuro. El sangrado intenso puede dar lugar a una cesárea de emergencia antes de que tu embarazo haya llegado a término.

Sept. 21, 2018
References
  1. Lockwood CJ, et al. Clinical manifestations and diagnosis, and course of placenta previa (Manifestaciones clínicas, diagnóstico y evolución de la placenta previa). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de febrero de 2017.
  2. Frequently asked questions (Preguntas frecuentes). Pregnancy FAQ038 (Embarazo FAQ038). Bleeding during pregnancy (Sangrando durante el embarazo). American Congress of Obstetricians and Gynecologists (Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos). http://www.acog.org/Patients/FAQs/Bleeding-During-Pregnancy. Último acceso: 3 de febrero de 2017.
  3. Lockwood CJ, et al. Management of placenta previa (Tratamiento de la placenta previa). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de febrero de 2017.
  4. Placenta previa. March of Dimes. http://www.marchofdimes.org/complications/placenta-previa.aspx. Último acceso: 3 de febrero de 2017.
  5. Placenta previa. Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/gynecology-and-obstetrics/abnormalities-of-pregnancy/placenta-previa. Último acceso: 3 de febrero de 2017.
  6. Butler Tobah YS (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Último acceso: 1 de marzo de 2017.