Descripción general

La pericarditis es la hinchazón e irritación del tejido delgado en forma de saco circundante al corazón (pericardio). La pericarditis a menudo causa un dolor de pecho agudo. El dolor de pecho se produce cuando las capas irritadas del pericardio se frotan entre sí.

La pericarditis suele ser leve y desaparece sin tratamiento. El tratamiento de los casos más graves puede comprender la administración de medicamentos y, rara vez, una cirugía. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a reducir el riesgo de tener complicaciones a largo plazo a causa de la pericarditis.

Síntomas

El dolor en el pecho es el síntoma más común de la pericarditis. Por lo general, es agudo o punzante. Sin embargo, algunas personas tienen un dolor de pecho sordo y persistente o que da la sensación de presión.

Con frecuencia, el dolor de la pericarditis se produce detrás del esternón o en el lado izquierdo del pecho. El dolor puede:

  • Extenderse al hombro izquierdo y al cuello
  • Empeorar al toser, estar acostado o respirar profundo
  • Mejorar al estar sentado o inclinado hacia adelante

Entre otros signos y síntomas de pericarditis, se pueden incluir los siguientes:

  • Tos
  • Cansancio o sensación general de debilidad o de estar enfermo
  • Hinchazón en las piernas
  • Fiebre baja
  • Palpitaciones fuertes o ritmo cardíaco acelerado (palpitaciones cardíacas)
  • Falta de aire al estar acostado
  • Hinchazón en la zona del vientre (abdomen)

Los síntomas específicos dependen del tipo de pericarditis. La pericarditis se agrupa en diferentes categorías, según el patrón de los síntomas y lo que estos duren.

  • La pericarditis aguda comienza de forma repentina, pero no dura más de tres semanas. Pueden producirse episodios en el futuro. Es posible que resulte difícil diferenciar entre la pericarditis aguda y el dolor que causa un ataque cardíaco.
  • La pericarditis recurrente ocurre alrededor de cuatro a seis semanas después de un episodio de pericarditis aguda, sin síntomas intermedios.
  • La pericarditis incesante dura alrededor de cuatro a seis semanas, pero menos de tres meses. Los síntomas son continuos.
  • La pericarditis constrictiva crónica suele desarrollarse lentamente y dura más de tres meses.

Cuándo debes consultar a un médico

Busca atención médica inmediata si tienes síntomas nuevos de dolor en el pecho.

Muchos de los síntomas de la pericarditis son similares a los de otras afecciones cardíacas y pulmonares. Es importante que tu proveedor de atención médica te realice una evaluación completa si tienes cualquier tipo de dolor en el pecho.

Causas

Con frecuencia, la causa de la pericarditis es difícil de determinar. Es posible que no se encuentre una causa (pericarditis idiopática).

Las causas de la pericarditis pueden incluir las siguientes:

  • Respuesta del sistema inmunitario después del daño cardíaco ocasionado por un ataque cardíaco o cirugía cardíaca (síndrome de Dressler, también llamado síndrome posinfarto de miocardio o síndrome de lesión poscardíaca)
  • Infección, como la COVID-19
  • Trastornos inflamatorios, incluidos el lupus y la artritis reumatoide
  • Lesión en el corazón o el tórax
  • Otras afecciones médicas crónicas, incluidas la insuficiencia renal y el cáncer

Complicaciones

Por lo general, el diagnóstico y tratamiento tempranos de la pericarditis reducen el riesgo de complicaciones. Las posibles complicaciones de la pericarditis incluyen las siguientes:

  • Acumulación de líquidos alrededor del corazón (derrame pericárdico). La acumulación de líquidos puede provocar otras complicaciones cardíacas.
  • Engrosamiento y cicatrices en el revestimiento del corazón (pericarditis constrictiva). Algunas personas con pericarditis crónica presentan un engrosamiento permanente y fibrosis del pericardio. Los cambios impiden que el corazón se llene y se vacíe correctamente. Esta complicación poco frecuente a menudo produce mucha hinchazón en las piernas y el abdomen, y falta de aire.
  • Presión en el corazón debido a la acumulación de líquido (taponamiento cardíaco). Esta afección que pone en riesgo la vida impide que el corazón se llene correctamente. Al fluir menos sangre del corazón, la presión arterial baja de forma drástica. El taponamiento cardíaco requiere tratamiento de emergencia.

Prevención

No hay una forma específica de prevenir la pericarditis. Sin embargo, tomar las siguientes medidas para prevenir infecciones podría ayudar a reducir el riesgo de inflamación del corazón:

  • Evita estar con personas que tengan una enfermedad vírica o síntomas similares a la gripe hasta que se recuperen. Si estás enfermo y tienes síntomas de una infección vírica, trata de evitar exponer a otras personas.
  • Practica buenos hábitos de higiene. El lavado frecuente de manos puede ayudar a evitar la propagación de enfermedades.
  • Recibe las vacunas recomendadas. Mantente al día con las vacunas recomendadas, incluidas aquellas que te protejan contra la COVID-19, la rubéola y la gripe (enfermedades que pueden causar miocarditis). En pocas ocasiones, la vacuna contra la COVID-19 puede causar inflamación del revestimiento externo del corazón (pericarditis) e inflamación del músculo cardíaco, especialmente en hombres de 12 a 17 años. Habla con el proveedor de atención médica sobre los beneficios y los riesgos de las vacunas.

Pericarditis - atención en Mayo Clinic

April 30, 2022
  1. Ferri FF. Pericarditis. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 21, 2020.
  2. Bennett JE, et al., eds. Myocarditis and pericarditis. In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 21, 2020.
  3. Melendo-Viu M, et al. A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials evaluating pharmacologic therapies for acute and recurrent pericarditis. Trends in Cardiovascular Medicine. 2022; doi:10.1016/j.tcm.2022.02.001.
  4. What is pericarditis? American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/pericarditis/what-is-pericarditis. Accessed Nov. 30, 2021.
  5. Heart inflammation. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/heart-inflammation#. Accessed Nov. 30, 2021.
  6. Braswell-Pickering EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Feb. 10, 2022.
  7. AskMayoExpert. Acute pericarditis. Mayo Clinic; 2020.
  8. Lutschinger LL, et al. Meta-analysis for the value of colchicine for the therapy of pericarditis and of postpericardiotomy syndrome. BMC Cardiovascular Disorders. 2019; doi:10.1186/s12872-019-1190-4.
  9. AskMayoExpert. Constrictive pericarditis. Mayo Clinic; 2020.
  10. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic. Nov. 29, 2021.
  11. Lopez-Jimenez F (expert opinion). Mayo Clinic. Nov. 29, 2021.
  12. Myocarditis and pericarditis after mRNA COVID-19 vaccination. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/myocarditis.html. Accessed Nov. 29, 2021.
  13. Mouch SA, et al. Myocarditis following COVID-19 mRNA vaccination. Vaccine. 2021; doi:10.1016/j.vaccine.2021.05.087.
  14. Mevorach D, et al. Myocarditis after BNT162b2 mRNA vaccine against Covid-19 in Israel. The New England Journal of Medicine. 2021; doi:10.1056/NEJMoa2109730.