Descripción general

La pericarditis es la hinchazón e irritación del tejido delgado en forma de saco que rodea el corazón (pericardio). La pericarditis a menudo causa un dolor agudo en el pecho y, a veces, otros síntomas. El dolor de pecho se produce cuando las capas irritadas del pericardio se frotan entre sí.

La pericarditis suele ser leve y desaparece sin tratamiento. El tratamiento de los casos más graves puede comprender la administración de medicamentos y, rara vez, cirugía. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a reducir el riesgo de tener complicaciones a largo plazo a causa de la pericarditis.

Síntomas

El dolor en el pecho es el síntoma más común de la pericarditis. Por lo general, es agudo o punzante. Sin embargo, algunas personas tienen un dolor de pecho sordo y persistente o que da la sensación de presión.

  • El dolor normalmente se produce detrás del esternón o en el lado izquierdo del pecho.
  • Puede extenderse al hombro izquierdo y al cuello.
  • A menudo, se intensifica cuando toses, te acuestas o respiras hondo.
  • Estar sentado e inclinarse hacia adelante suele aliviar el dolor.

Otros signos y síntomas de pericarditis pueden incluir lo siguiente:

  • Hinchazón abdominal o en las piernas
  • Tos
  • Fatiga o sensación general de debilidad o decaimiento
  • Fiebre baja
  • Palpitaciones fuertes o ritmo cardíaco acelerado (palpitaciones cardíacas)
  • Falta de aire al estar recostado

Los síntomas específicos que tengas dependen del tipo de pericarditis que padezcas. La pericarditis se agrupa en diferentes categorías, según el patrón de síntomas y lo que estos duren.

  • La pericarditis aguda comienza de forma repentina, pero no dura más de tres semanas. Pueden producirse episodios futuros. Es posible que resulte difícil diferenciar entre la pericarditis aguda y el dolor causado por un ataque cardíaco.
  • La pericarditis recurrente ocurre alrededor de cuatro a seis semanas después de un episodio de pericarditis aguda, sin síntomas intermedios.
  • La pericarditis incesante dura alrededor de cuatro a seis semanas, pero menos de tres meses. Los síntomas son continuos.
  • La pericarditis constrictiva crónica suele desarrollarse lentamente y dura más de tres meses.

Cuándo debes consultar a un médico

Busca atención médica inmediata si tienes síntomas nuevos de dolor en el pecho.

Muchos de los síntomas de la pericarditis son similares a los de otras afecciones cardíacas y pulmonares. Cuanto antes te evalúen, más temprano podrás recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados. Por ejemplo, si bien la causa del dolor agudo en el pecho puede ser la pericarditis, la causa original pudo haber sido un ataque cardíaco o un coágulo en los pulmones (émbolo pulmonar).

Causas

Con frecuencia, la causa de la pericarditis es difícil de determinar. A veces, los médicos no pueden encontrar una causa (pericarditis idiopática).

Las causas de la pericarditis pueden incluir:

  • Ataque cardíaco o cirugía cardíaca, que puede desencadenar una pericarditis o pericarditis retardada (síndrome de Dressler, también llamado síndrome posinfarto de miocardio o síndrome de lesión poscardíaca)
  • Infección
  • Trastornos inflamatorios sistémicos, incluido el lupus y la artritis reumatoide
  • Traumatismo, como una lesión en el corazón o el pecho como resultado de un accidente automovilístico o de otro tipo
  • Otros trastornos de salud, incluida la insuficiencia renal, el SIDA, la tuberculosis y el cáncer

Complicaciones

Por lo general, el diagnóstico y el tratamiento tempranos de la pericarditis reducen el riesgo de complicaciones a largo plazo. Las complicaciones de la pericarditis incluyen las siguientes:

  • Derrame pericárdico. La pericarditis generalmente se asocia con la presencia de líquido alrededor del corazón, lo que puede provocar complicaciones más graves.
  • Pericarditis constrictiva crónica. Algunas personas con pericarditis prolongada (crónica) presentan un engrosamiento permanente y fibrosis del pericardio, lo que impide que el corazón se llene y se vacíe correctamente. Esta complicación poco frecuente a menudo produce mucha hinchazón de piernas y abdomen, y falta de aire.
  • Taponamiento cardíaco. Esta afección que pone en riesgo la vida puede desarrollarse cuando se acumula mucho líquido en el pericardio. El exceso de líquido produce presión en el corazón y no permite que se llene correctamente. Al fluir menos sangre del corazón, la presión arterial baja de forma drástica. El taponamiento cardíaco requiere tratamiento de emergencia.

Pericarditis - atención en Mayo Clinic

Oct. 21, 2020
  1. Ferri FF. Pericarditis. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 21, 2020.
  2. Bennett JE, et al., eds. Myocarditis and pericarditis. In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 21, 2020.
  3. Imazio M, et al. Evaluation and treatment of pericarditis: A systematic review. JAMA. 2015; doi:10.1001/jama.2015.12763.
  4. What is pericarditis? American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/What-is-Pericarditis_UCM_444931_Article.jsp. Accessed April 21, 2020.
  5. Heart inflammation. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/peri/#. Accessed April 21, 2020.
  6. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. April 21, 2020.
  7. AskMayoExpert. Acute pericarditis. Mayo Clinic; 2020.
  8. Lutschinger LL, et al. Meta-analysis for the value of colchicine for the therapy of pericarditis and of postpericardiotomy syndrome. BMC Cardiovascular Disorders. 2019; doi:10.1186/s12872-019-1190-4.
  9. AskMayoExpert. Constrictive pericarditis. Mayo Clinic; 2020.
  10. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic. May 1, 2020.