Diagnóstico

Si tu médico sospecha de cáncer de páncreas, es posible que te someta a una o más de las siguientes pruebas:

  • Pruebas de imágenes que crean imágenes de los órganos internos. Estas pruebas ayudan a los médicos a visualizar los órganos internos, incluido el páncreas. Las técnicas utilizadas para diagnosticar el cáncer de páncreas incluyen ecografía, tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés), resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) y, algunas veces, tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés).
  • Uso de un endoscopio para obtener imágenes ecográficas del páncreas. En una ecografía endoscópica (EUS, por sus siglas en inglés) se utiliza un dispositivo de ecografía para tomar imágenes del páncreas desde el interior del abdomen. El dispositivo se pasa a través de un tubo delgado y flexible (endoscopio) por el esófago hasta el estómago para obtener las imágenes.
  • Extracción de una muestra de tejido para su análisis (biopsia). Una biopsia es un procedimiento para extraer una pequeña muestra de tejido con el objetivo de examinarla con un microscopio. Generalmente, el tejido se obtiene durante una ecografía endoscópica mediante instrumentos especiales que se guían a través del endoscopio. Con menos frecuencia, se obtiene una muestra de tejido del páncreas mediante la inserción de una aguja a través de la piel y dentro del páncreas (aspiración con aguja fina).
  • Análisis de sangre. El médico puede analizar tu sangre en busca de proteínas específicas (marcadores tumorales) secretadas por las células cancerosas del páncreas. Una prueba de marcadores tumorales utilizada en el cáncer de páncreas se llama CA19-9. Puede ser útil para comprender cómo responde el cáncer al tratamiento. Pero la prueba no siempre es confiable porque algunas personas con cáncer de páncreas no tienen niveles elevados de CA19-9, lo que le resta utilidad a la prueba.

Si tu médico confirma un diagnóstico de cáncer de páncreas, tratará de determinar la extensión (etapa). Con la información obtenida de las pruebas de clasificación de la etapa, el médico le asigna una etapa al cáncer de páncreas, lo que ayuda a identificar los tratamientos que más te benefician.

Las etapas del cáncer de páncreas se indican con números romanos que van de 0 a IV. Las etapas más bajas indican que el cáncer se limita al páncreas. En la etapa IV, el cáncer ya se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

El sistema de clasificación de la etapa del cáncer continúa evolucionando y se está volviendo cada vez más complejo a medida que los médicos mejoran el diagnóstico y el tratamiento.

No dudes en preguntarle al médico sobre su experiencia en el diagnóstico del cáncer de páncreas. Si tienes alguna duda, busca una segunda opinión.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de páncreas depende del estadio y de la ubicación del cáncer, así como de tu salud en general y de tus preferencias personales. Para la mayoría de las personas, el primer objetivo del tratamiento del cáncer de páncreas es eliminar el cáncer, cuando sea posible. Cuando esa no es una opción, el enfoque puede ser mejorar tu calidad de vida y limitar que el cáncer crezca o cause más daño.

El tratamiento puede incluir cirugía, radiación, quimioterapia o una combinación de estas. Cuando el cáncer de páncreas está avanzado y es poco probable que estos tratamientos ofrezcan un beneficio, tu médico se concentrará en el alivio de los síntomas (atención paliativa) para mantenerte lo más cómodo posible durante el mayor tiempo posible.

Cirugía

Las cirugías de cáncer de páncreas avanzado ofrecen esperanza.

Haz clic aquí para obtener más información en una infografía

Las operaciones que se usan en personas con cáncer de páncreas incluyen:

  • Cirugía de tumores en la cabeza pancreática. Si tu cáncer está localizado en la cabeza del páncreas, puede realizarse una operación llamada procedimiento de Whipple (pancreaticoduodenectomía).

    El procedimiento de Whipple es una operación técnicamente difícil para extirpar la cabeza del páncreas, la primera parte del intestino delgado (duodeno), la vesícula biliar, parte del conducto biliar y los ganglios linfáticos cercanos. En algunas situaciones, también se puede extirpar parte del estómago y el colon. El cirujano vuelve a conectar las partes restantes del páncreas, el estómago y los intestinos para permitirte digerir los alimentos.

  • Cirugía de tumores en el cuerpo y la cola del páncreas. La cirugía para extirpar el lado izquierdo (cuerpo y cola) del páncreas se denomina pancreatectomía distal. Es posible que el cirujano también necesite extirpar el bazo.
  • Cirugía para extirpar todo el páncreas. En algunas personas, es posible que sea necesario extirpar todo el páncreas. Esto se denomina pancreatectomía total. Puedes vivir relativamente normal sin páncreas, pero necesitas insulina y reemplazo de enzimas de por vida.
  • Cirugía para tumores que afectan los vasos sanguíneos cercanos. Muchas personas con cáncer de páncreas avanzado no se consideran elegibles para el procedimiento de Whipple u otras cirugías pancreáticas si sus tumores implican vasos sanguíneos cercanos. En centros médicos altamente especializados y experimentados, los cirujanos pueden ofrecer operaciones de cirugía pancreática que incluyen la extracción y reconstrucción de los vasos sanguíneos afectados.

Cada una de estas cirugías conlleva el riesgo de sangrado e infección. Después de la cirugía, algunas personas experimentan náuseas y vómitos si el estómago tiene dificultad para vaciarse (retraso en el vaciado gástrico). Después de cualquiera de estos procedimientos, la recuperación será larga. Pasarás varios días en el hospital y luego te recuperará durante varias semanas en casa.

Investigaciones exhaustivas muestran que la cirugía de cáncer de páncreas tiende a causar menos complicaciones cuando la realizan cirujanos altamente experimentados en centros que realizan muchas de estas operaciones. No dudes en preguntar sobre la experiencia que tiene tu cirujano y el hospital con la cirugía de cáncer de páncreas. Si tienes alguna duda, obtén una segunda opinión.

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas. Estos medicamentos se pueden inyectar en una vena o tomar por vía oral. Puedes recibir un medicamento de quimioterapia o una combinación de ellos.

La quimioterapia también se puede combinar con radioterapia (quimiorradiación). La quimiorradiación se usa generalmente para tratar el cáncer que no se ha diseminado más allá del páncreas a otros órganos. En centros médicos especializados, esta combinación se puede utilizar antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor. Algunas veces se utiliza después de la cirugía para reducir el riesgo de que el cáncer de páncreas pueda reaparecer.

En las personas con cáncer de páncreas avanzado y cáncer que se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la quimioterapia se puede utilizar para controlar la evolución del cáncer, aliviar los síntomas y prolongar la supervivencia.

Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos de alta energía, como los rayos X y los protones, para destruir las células cancerosas. Puedes recibir tratamientos de radiación antes o después de la cirugía para el cáncer, a menudo en combinación con quimioterapia. O bien tu médico puede recomendar una combinación de tratamientos de radiación y quimioterapia cuando tu cáncer no puede ser tratado quirúrgicamente.

La radioterapia generalmente proviene de una máquina que se mueve a tu alrededor, y que dirige la radiación a puntos específicos del cuerpo (radiación de haz externo). En los centros médicos especializados, la radioterapia puede administrarse durante la cirugía (radiación intraoperatoria).

La radioterapia tradicional utiliza rayos X para tratar el cáncer, pero en algunos centros médicos existe una forma más nueva de radiación que utiliza protones. En ciertas situaciones, la terapia de protones se puede utilizar para tratar el cáncer de páncreas y puede ofrecer menos efectos secundarios en comparación con la radioterapia estándar.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios para probar nuevos tratamientos, como la terapia sistémica, y nuevos enfoques para la cirugía o la radioterapia. Si el tratamiento que se está estudiando resulta ser más seguro y más eficaz que los tratamientos actuales, puede convertirse en el nuevo estándar de atención.

Los ensayos clínicos para el cáncer de páncreas podrían darte la oportunidad de probar una terapia con diana específica, medicamentos de quimioterapia, tratamientos de inmunoterapia o vacunas nuevas.

Los ensayos clínicos no pueden garantizar una cura y pueden tener efectos secundarios graves o inesperados. Por otro lado, los ensayos clínicos sobre el cáncer son monitoreados de cerca para asegurar que se lleven a cabo de la manera más segura posible. Y ofrecen acceso a tratamientos que de otra manera no estarían disponibles para ti.

Habla con tu médico acerca de qué ensayos clínicos podrían ser apropiados para ti.

Atención de apoyo (cuidados paliativos)

Los cuidados paliativos son cuidados médicos especializados que se concentran en brindar alivio del dolor y de otros síntomas de una enfermedad grave. Cuidado paliativo no es lo mismo que cuidado terminal o atención a pacientes terminales. Los cuidados paliativos son proporcionados por equipos de médicos, personal de enfermería, asistentes sociales y otros profesionales especialmente capacitados. Estos equipos tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer y sus familias.

Los especialistas en cuidados paliativos trabajan contigo, tu familia y tus otros médicos para ofrecer un aporte adicional de apoyo que complemente tu atención médica continua. Generalmente, los cuidados paliativos se brindan a las personas que reciben tratamientos agresivos, como cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Cuando se usan junto con otros tratamientos apropiados, incluso poco después del diagnóstico, las personas con cáncer pueden sentirse mejor y vivir más tiempo.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Medicina alternativa

Algunos enfoques de medicina integral y alternativa pueden ayudar con los signos y síntomas que experimentas debido al cáncer o a los tratamientos contra el cáncer.

Tratamientos para ayudarte a afrontar la angustia

Las personas con cáncer frecuentemente experimentan angustia. Algunas investigaciones sugieren que la angustia es más común en personas con cáncer de páncreas que en personas con otros tipos de cáncer.

Si estás angustiado, puedes tener dificultad para dormir y encontrarte pensando constantemente en tu cáncer. Puedes sentirte enojado o triste.

Habla de tus sentimientos con tu médico. Los especialistas pueden ayudarte a ordenar tus sentimientos y a idear estrategias para sobrellevar la situación. En algunos casos, los medicamentos pueden ayudar.

La medicina integral y las terapias alternas también pueden ayudarte a lidiar con la angustia. Por ejemplo:

  • Acupuntura
  • Terapia artística
  • Ejercicio
  • Masoterapia
  • Meditación
  • Musicoterapia
  • Ejercicios de relajación
  • Espiritualidad

Habla con tu médico si estás interesado en estas opciones de tratamiento.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Enterarte de que tienes una enfermedad potencialmente mortal puede ser devastador. Algunas de las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

  • Aprende todo lo que necesitas saber sobre tu cáncer. Obtén información suficiente acerca de tu cáncer para que te ayude a tomar decisiones sobre tu atención médica. Pregúntale al médico los detalles de tu cáncer y las opciones de tratamiento. Pregúntale sobre fuentes de confianza para obtener más información.

    Si estás haciendo tu propia investigación, el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) y la Red de Acción contra el Cáncer de Páncreas (Pancreatic Cancer Action Network) son buenos lugares para comenzar.

  • Prepara un sistema de apoyo. Pídeles a tus amigos y familiares que formen una red de apoyo para ti. Probablemente no sepan qué hacer o sientan que no pueden hacer nada después de tu diagnóstico. El hecho de poder ayudarte con tareas sencillas puede reconfortarlos. Y tú podrías sentirte aliviado de no tener que preocuparte acerca de ciertas tareas. Piensa en cosas con las que desees ayuda, como la preparación de comidas o el transporte a consultas.
  • Busca a alguien con quien hablar. Si bien tus amigos y familiares pueden ser tus mejores aliados, en algunos casos, lidiar con la conmoción de tu diagnóstico puede resultarles difícil. En estas circunstancias, hablar con un consejero, un asistente social médico o un consejero pastoral o religioso puede ser de ayuda. Pídele una derivación al médico.
  • Ponte en contacto con otros sobrevivientes de cáncer. Hablar con otros sobrevivientes de cáncer puede reconfortarte. Comunícate con tu delegación local de la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) para encontrar grupos de apoyo para el cáncer en tu zona. La Red de Acción contra el Cáncer de Páncreas (Pancreatic Cancer Action Network) puede ponerte en contacto con un sobreviviente de cáncer de páncreas que te puede brindar apoyo por teléfono o correo electrónico.
  • Considera los cuidados terminales. Los cuidados terminales bridan comodidad y apoyo a los enfermos terminales y sus seres queridos. También les permiten a familiares y amigos cuidar y aliviar a su ser querido en el hogar o en hospicios, con la ayuda de personal de enfermería, asistentes sociales y voluntarios capacitados. Además, los cuidados terminales brindan apoyo emocional, social y espiritual para las personas enfermas y sus allegados.

Preparación para la consulta

Comienza por solicitar una cita con el médico si tienes algún signo o síntoma que te preocupe. El médico te puede recomendar pruebas y procedimientos para investigar tus signos y síntomas. Si el médico sospecha que tienes cáncer de páncreas, dicho profesional podría remitirte a los siguientes especialistas:

  • Un médico que diagnostica y trata afecciones digestivas (gastroenterólogo)
  • Un médico que trata el cáncer (oncólogo)
  • Un médico que usa radiación para tratar el cáncer (radioncólogo)
  • Un cirujano que se especializa en operaciones que implican el páncreas

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a tu cita médica, como restringir tu dieta.
  • Haz una lista de tus síntomas, incluyendo cualquiera aunque no parezca estar relacionado con la razón por la que pediste la cita.
  • Haz una lista de información personal clave, incluyendo cualquier cambio o factor de estrés reciente.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas y suplementos, y sus dosis.
  • Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, para ayudarte a recordar lo que dice el médico.

Preguntas para hacerle a tu doctor

  • ¿Tengo cáncer de páncreas?
  • ¿En qué etapa está mi cáncer?
  • ¿Necesitaré más exámenes?
  • Mi cáncer, ¿se puede curar?
  • ¿Cuáles son mis opciones para tratamiento?
  • ¿Hay algún tratamiento que pueda ayudarme a vivir más tiempo?
  • ¿Cuáles son los riesgos potenciales de cada tratamiento?
  • ¿Hay algún tratamiento que usted piensa sea mejor para mí?
  • ¿Qué consejo le daría a algún amigo o miembro de su familia que estuviera en mi situación?
  • ¿Cuál es su experiencia con el diagnóstico y tratamiento de cáncer de páncreas? ¿Cuántas cirugías para este tipo de cáncer se hacen por año en este centro médico?
  • Estoy experimentando estos signos y síntomas. ¿Qué se puede hacer para ayudarme a estar más cómodo?
  • ¿Qué estudios clínicos hay para cáncer de páncreas? ¿Puedo participar en alguno?
  • ¿Puedo ser considerado para un perfil molecular de mi cáncer?
  • ¿Tiene algunos folletos u otros materiales impresos que me pueda llevar? ¿Qué sitios de web recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que tu doctor te haga una serie de preguntas, como ser:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener síntomas?
  • ¿Cuál es la gravedad de tus síntomas? ¿Son ocasionales o continuos?
  • ¿Hay algo que mejore o empeore tus síntomas?

Cáncer de páncreas - atención en Mayo Clinic

Dec. 13, 2019
  1. AskMayoExpert. Pancreatic cancer. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  2. Pancreatic adenocarcinoma. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed June 3, 2016.
  3. Niederhuber JE, et al., eds. Carcinoma of the pancreas. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed June 3, 2016.
  4. What you need to know about cancer of the pancreas. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/wyntk/pancreas. Accessed June 3, 2016.
  5. Distress management. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed June 3, 2016.
  6. Palliative care. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed June 3, 2016.
  7. Clark KL, et al. Psychological distress in patients with pancreatic cancer — An understudied group. Psycho-Oncology. 2010;19:1313.
  8. Tee MC, et al. Laparoscopic pancreaticoduodenectomy: Is it an effective procedure for pancreatic ductal adenocarcinoma? Advances in Surgery. 2015;49:143.
  9. Sugumar A, et al. Distinguishing pancreatic cancer from autoimmune pancreatitis. Current Gastroenterology Reports. 2010;12:91.
  10. Pancreatic SPOREs. National Cancer Institute. http://trp.cancer.gov/spores/pancreatic.htm. Accessed June 10, 2016.
  11. Pancreatic cancer genetic epidemiology (PACGENE) study. ClinicalTrials.gov. https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00526578. Accessed June 10, 2016.
  12. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 20, 2016.
  13. Ramanathan RK (expert opinion). Mayo Clinic, Scottsdale/Phoenix, Ariz. Aug. 30, 2016.
  14. McWilliams RR (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 2, 2017.
  15. Hallemeier CL (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Nov. 28, 2016.
  16. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Surgery on the extrahepatic bile duct, duodenum, papilla, or pancreas. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2012.
  17. Dahlin C, ed. Clinical Practice Guidelines for Quality Palliative Care. 3rd ed. Pittsburgh, Pa.: National Consensus Project for Quality Palliative Care. 2013. http://www.nationalconsensusproject.org/guidelines_download2.aspx. Accessed Dec. 22, 2016.
  18. AskMayoExpert. Palliative care and end-of-life hospice. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  19. Wu QJ, et al. Consumption of fruit and vegetables reduces risk of pancreatic cancer: Evidence from epidemiological studies. European Journal of Pancreatic Cancer prevention. 2016;25:196.
  20. Antwi SO, et al. Pancreatic cancer: Associations of inflammatory potential of diet, cigarette smoking and long-standing diabetes. Carcinogenesis. 2016;37:481.
  21. Moris M, et al. Risk factors for malignant progression of intraductal papillary mucinous neoplasms. Digestive and Liver Disease. 2015;47:495.
  22. Pancreatic cancer. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal-disorders/tumors-of-the-gi-tract/pancreatic-cancer. Accessed Jan. 16, 2017.
  23. Thiels CA, et al. Outcomes of pancreaticoduodenectomy for pancreatic neuroendocrine tumors: Are combined procedures justified? Journal of Gastrointestinal Surgery. 2016;20:891.
  24. Shubert CR, et al. Overall survival is increased among stage III pancreatic adenocarcinoma patients receiving neoadjuvant chemotherapy compared to surgery first and adjuvant chemotherapy: An intention to treat analysis of the National Cancer Database. Surgery. 2016;160:1080.
  25. Ivanics T, et al. Small cell carcinoma of the pancreas: A surgical disease. Pancreas. 2016;45:1461.
  26. Mangu BEP, et al. Locally advanced unresectable pancreatic cancer: American Society of Clinical Oncology and clinical practice guidelines. Journal of Clinical Oncology. 2016;34:2654.
  27. Moris M, et al. Risk factors for malignant progression of intraductal papillary mucinous neoplasms. Digestive and Liver Disease. 2015;47:495.
  28. Truty MJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Jan. 13, 2017.
  29. Merrell KW, et al. Predictors of locoregional failure and impact on overall survival in patients with resected exocrine pancreatic cancer. International Journal of Radiation Oncology. 2016; 94:561. http://ac.els-cdn.com/S0360301615266850/1-s2.0-S0360301615266850-main.pdf?_tid=246e86d0-dc38-11e6-94d3-00000aacb35e&acdnat=1484604617_48259687104ce7b2e3bdc7c9d165c12d. Accessed Jan. 16, 2017.
  30. Thind K et al. Immunotherapy in pancreatic cancer treatment: A new frontier. Therapeutic Advances in Gastroenterology. 2017;10:168.
  31. Loncle C, et al. The pancreatitis-associated protein VMP1, a key regulator of inducible autophagy, promotes KRAS-G12D-mediated pancreatic cancer initiation. Cell Death and Disease. 2016;7:32295. http://www.nature.com/cddis/journal/v7/n7/full/cddis2016202a.html. Accessed Feb. 22, 2017.
  32. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 27, 2017.
  33. Goldman L, et al., eds. Pancreatic neuroendocrine tumors. In: Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed March 10, 2017.
  34. Amin MB, et al., eds. Exocrine pancreas. In: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer; 2017.

Relacionado

Comparte tu experiencia

Comparte tu experiencia de Mayo Clinic con otros a través de las redes sociales.