Descripción general

La neuritis óptica se produce cuando la hinchazón (inflamación) daña el nervio óptico, un conjunto de fibras nerviosas que transmite la información visual del ojo al cerebro. Los síntomas comunes de la neuritis óptica incluyen dolor con el movimiento del ojo y pérdida temporal de la visión en un ojo.

Los signos y síntomas de la neuritis óptica pueden ser la primera indicación de esclerosis múltiple (MS, por sus siglas en inglés), o pueden aparecer más tarde en el curso de la esclerosis múltiple. La esclerosis múltiple es una enfermedad que causa inflamación y daño a los nervios del cerebro y del nervio óptico.

Además de la esclerosis múltiple, la inflamación del nervio óptico puede ocurrir con otras afecciones, incluidas infecciones o enfermedades inmunitarias, como el lupus. En raras ocasiones, otra enfermedad llamada neuromielitis óptica causa inflamación del nervio óptico y la médula espinal.

La mayoría de las personas que tienen un solo episodio de neuritis óptica eventualmente recuperan su visión sin tratamiento. Algunas veces, los medicamentos esteroides pueden acelerar la recuperación de la visión después de la neuritis óptica.

Síntomas

La neuritis óptica suele afectar a un solo ojo. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor. La mayoría de las personas que presentan neuritis óptica sienten dolor ocular que empeora con el movimiento del ojo. A veces, esto se percibe como un dolor sordo detrás del ojo.
  • Pérdida de la visión en un ojo. La mayoría de las personas tienen al menos una reducción temporal de la visión, pero el grado de pérdida varía. La pérdida evidente de la visión generalmente se presenta con el paso de las horas o los días, y mejora en el transcurso de varias semanas o meses. La pérdida de la visión es permanente en algunas personas.
  • Pérdida del campo visual. La pérdida de visión lateral puede ocurrir en cualquier patrón, como la pérdida de visión central o la pérdida de visión periférica.
  • Pérdida de la visión del color (cromática). La neuritis óptica a menudo afecta la percepción del color. Puedes notar que los colores parecen menos vívidos de lo normal.
  • Ráfagas de luz. Algunas personas con neuritis óptica dicen ver ráfagas de luz o luces centelleantes con los movimientos oculares.

Cuándo debes consultar con un médico

Las afecciones oculares pueden ser graves. Algunas pueden provocar la pérdida permanente de la visión y otras están asociadas con otros problemas médicos graves. Ponte en contacto con tu médico en los siguientes casos:

  • Presentas nuevos síntomas, como dolor ocular o un cambio en la visión.
  • Los síntomas empeoran o no mejoran con tratamiento.
  • Presentas síntomas inusuales, incluida la pérdida de la visión en ambos ojos, visión doble y entumecimiento o debilidad en una o más extremidades, lo que puede indicar un trastorno neurológico.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la neuritis óptica. Se cree que aparece cuando el sistema inmunitario ataca por error la sustancia que cubre el nervio óptico, lo que produce inflamación y daño a la mielina.

Normalmente, la mielina ayuda a transmitir rápidamente los impulsos eléctricos del ojo al cerebro, donde se convierten en información visual. La neuritis óptica interrumpe este proceso y afecta la visión.

Las siguientes afecciones autoinmunitarias con frecuencia se asocian con la neuritis óptica:

  • Esclerosis múltiple. La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmunitaria en la que el propio sistema inmunitario ataca la vaina de mielina que cubre las fibras nerviosas en el cerebro. En las personas con neuritis óptica, el riesgo de sufrir esclerosis múltiple después de un episodio de neuritis óptica es de aproximadamente el 50 % durante toda la vida.

    El riesgo de sufrir esclerosis múltiple después de neuritis óptica aumenta aún más si una exploración por resonancia magnética muestra lesiones en el cerebro.

  • Neuromielitis óptica. En esta afección, la inflamación afecta el nervio óptico y la médula espinal. La neuromielitis óptica es similar a la esclerosis múltiple, pero la neuromielitis óptica no daña las fibras nerviosas del cerebro tan frecuentemente como lo hace la esclerosis múltiple. Aún así, la neuromielitis óptica es más grave que la esclerosis múltiple, lo que a menudo resulta en una menor recuperación después de un ataque en comparación con la esclerosis múltiple.
  • Trastorno de anticuerpos antiglicoproteína de mielina de oligodendrocitos (MOG, por sus siglas en inglés). Esta afección puede causar inflamación del nervio óptico, la médula espinal o el cerebro. Al igual que la esclerosis múltiple y la neuromielitis óptica, pueden producirse ataques recurrentes de inflamación. La recuperación de los ataques contra la glicoproteína de mielina de oligodendrocitos suele ser mejor que la de la neuromielitis óptica.

Cuando los síntomas de la neuritis óptica son más complejos, es necesario considerar otras causas asociadas, incluidas:

  • Infecciones. Las infecciones bacterianas, incluidas la enfermedad de Lyme, la fiebre por arañazo de gato y la sífilis, o provocadas por virus, como el sarampión, las paperas y el herpes, pueden causar neuritis óptica.
  • Otras enfermedades. Enfermedades como la sarcoidosis, la enfermedad de Behcet y el lupus pueden causar neuritis óptica recurrente.
  • Medicamentos y toxinas. Algunos fármacos y toxinas se han asociado con la aparición de la neuritis óptica. El etambutol, utilizado para tratar la tuberculosis, y el metanol, un ingrediente común en los anticongelantes, las pinturas y los solventes, están asociados con la neuritis óptica.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para tener neuritis óptica incluyen los siguientes:

  • Edad. La neuritis óptica afecta con mayor frecuencia a los adultos de 20 a 40 años de edad.
  • Sexo. Las mujeres son mucho más propensas a tener neuritis óptica que los hombres.
  • Raza. La neuritis óptica ocurre con más frecuencia en personas de raza blanca.
  • Mutaciones genéticas. Ciertas mutaciones genéticas podrían aumentar tu riesgo de tener neuritis óptica o esclerosis múltiple.

Complicaciones

Las complicaciones de la neuritis óptica pueden incluir las siguientes:

  • Daño al nervio óptico. La mayoría de las personas tienen algún daño permanente del nervio óptico después de un episodio de neuritis óptica, pero el daño podría no causar síntomas permanentes.
  • Disminución de la agudeza visual. La mayoría de las personas recuperan la visión normal o casi normal dentro de varios meses, pero puede persistir una pérdida parcial de la discriminación de colores. Para algunas personas, la pérdida de visión persiste.
  • Efectos secundarios del tratamiento. Los medicamentos esteroides utilizados para tratar la neuritis óptica calman el sistema inmunitario, lo que causa que el cuerpo se vuelva más susceptible a las infecciones. Otros efectos secundarios incluyen cambios en el estado de ánimo y aumento de peso.

Feb. 12, 2020
  1. Kellerman RD, et al. Optic neuritis. In: Conn's Current Therapy 2019. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 23, 2019.
  2. AskMayoExpert. Optic neuritis. Mayo Clinic; 2019.
  3. Optic neuritis. American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus. https://aapos.org/browse/glossary/entry?GlossaryKey=75170f36-e8e2-4be2-ba8c-0996bc71f127. Accessed Sept. 23, 2019.
  4. Meltzer E, et al. Updates and controversies in the management of acute optic neuritis. Asia-Pacific Journal of Ophthalmology. 2018; doi:10.22608/APO.2018108.
  5. Optic neuritis. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/eye-disorders/optic-nerve-disorders/optic-neuritis. Accessed Sept. 23, 2019.
  6. Jenkins TM, et al. Optic neuritis: The eye as a window to the brain. Current Opinion in Neurology. 2017; doi:10.1097/WCO.0000000000000414.
  7. Ferri FF. Optic neuritis. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 23, 2019.
  8. Liu GT, et al. Visual loss: Optic neuropathies. In: Liu, Volpe, and Galetta's Neuro-Ophthalmology. 3rd ed. Elselvier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 25, 2019.
  9. Zitelli BJ, et al. Ophthalmology. In: Zitelli and Davis' Atlas of Pediatric Physical Diagnosis. 7th ed. Elselvier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 25, 2019.
  10. Interferon beta-1A. IBM Micromedex. https://www.micromedexsoluitions.com. Accessed Sept. 26, 2019.
  11. Yanoff M, et al., eds. Inflammatory optic neuropathies and neuroretinitis. In: Ophthalmology. 5th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 1, 2019.
  12. Osborned B, et al. Optic neuritis: Prognosis and treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 1, 2019.
  13. Softing Hataye AL (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 31, 2019.
  14. Chen JJ (expert opinion). Mayo Clinic. Dec. 4, 2019.
  15. Wynford-Thomas R, et al. Neurological update: MOG antibody disease. Journal of Neurology. 2019; doi: 10.1007/s00415-018-9122-2.