Descripción general

La neuritis óptica es una inflamación que daña el nervio óptico, un haz de fibras nerviosas que transmite información visual del ojo al cerebro. El dolor y la pérdida temporal de la visión son síntomas frecuentes de la neuritis óptica.

La neuritis óptica está relacionada con la esclerosis múltiple (EM), una enfermedad que causa inflamación y lesiones en los nervios del cerebro, y de la médula espinal. Los signos y síntomas de la neuritis óptica pueden ser la primera señal de la esclerosis múltiple o pueden aparecer más adelante en el transcurso de la EM. Además de la EM, la neuritis óptica puede manifestarse junto con otras infecciones o enfermedades autoinmunes, como el lupus.

La mayoría de las personas que tienen un solo episodio de neuritis óptica recuperan la visión con el tiempo. El tratamiento con esteroides puede acelerar la recuperación de la visión después de la neuritis óptica.

Síntomas

La neuritis óptica por lo general afecta un solo ojo. Los síntomas podrían incluir:

  • Dolor. La mayoría de las personas que padecen neuritis óptica sienten dolor ocular que empeora con el movimiento del ojo. En ocasiones, este se percibe como un dolor leve y continuo detrás del ojo.
  • Pérdida de visión de un ojo. La mayoría de las personas sufren por lo menos alguna reducción temporal de la visión, pero el grado de pérdida varía. La pérdida notoria de visión generalmente se produce con el paso de las horas o después de unos días y mejora en el transcurso de varias semanas o meses. En algunos casos, la pérdida de visión es permanente.
  • Pérdida del campo visual. La pérdida de visión periférica se puede producir en cualquier patrón.
  • Pérdida de visión cromática. La neuritis óptica a menudo afecta la percepción de los colores. Tal vez notes que los colores parecen menos intensos de lo normal.
  • Luces intermitentes. Algunas personas con neuritis óptica dicen ver luces intermitentes o parpadeantes con los movimientos oculares.

Cuándo consultar con el médico

Las afecciones oculares pueden ser graves. Algunas pueden provocar la pérdida de visión permanente, y algunas están relacionadas con otros problemas médicos de gravedad. Comunícate con el médico si:

  • Tienes síntomas nuevos, como dolor ocular o algún cambio en la visión.
  • Los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento.
  • Tienes síntomas inusuales, como entumecimiento o debilidad en una o más extremidades, lo que puede indicar un trastorno neurológico.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la neuritis óptica. Se cree que aparece cuando el sistema inmunitario ataca por error la sustancia que cubre el nervio óptico (mielina), lo que produce inflamación y daños en la mielina.

Normalmente, la mielina ayuda a transmitir rápidamente los impulsos eléctricos del ojo al cerebro, donde se convierten en información visual. La neuritis óptica perturba este proceso y afecta la visión.

Las siguientes enfermedades autoinmunitarias con frecuencia se asocian con la neuritis óptica:

  • Esclerosis múltiple. La esclerosis múltiple es una enfermedad en la que el propio sistema autoinmunitario ataca la vaina de mielina que cubre las fibras nerviosas del cerebro y de la médula espinal. En el caso de personas con neuritis óptica, el riesgo de padecer esclerosis múltiple después de un episodio de neuritis óptica es de aproximadamente el 50 por ciento durante toda la vida.

    El riesgo de sufrir esclerosis múltiple después de tener neuritis óptica aumenta todavía más si una exploración por imagen de resonancia magnética (IRM) muestra lesiones en el cerebro.

  • Neuromielitis óptica. En el caso de esta afección, la inflamación se vuelve a producir en el nervio óptico y en la médula espinal. La neuromielitis óptica es similar a la esclerosis múltiple, pero no provoca lesiones en los nervios del cerebro con tanta frecuencia como la esclerosis múltiple.

Otros factores que se han relacionado con la aparición de la neuritis óptica incluyen:

  • Infecciones. Algunas infecciones bacterianas, como la enfermedad de Lyme, la enfermedad por arañazo de gato y la sífilis, o provocadas por virus, como el sarampión, la parotiditis (paperas) y el herpes, pueden causar neuritis óptica.
  • Otras enfermedades. Enfermedades como la sarcoidosis y el lupus pueden causar episodios recurrentes de neuritis óptica.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos se han vinculado con la aparición de la neuritis óptica. Entre ellos, se incluyen la quinina y algunos antibióticos.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la neuritis óptica incluyen:

  • La edad. La neuritis óptica afecta con mayor frecuencia a adultos de entre 20 y 40 años.
  • El sexo. Las mujeres son mucho más propensas a padecer neuritis óptica que los hombres.
  • La raza. En los Estados Unidos, la neuritis óptica afecta con mayor frecuencia a las personas blancas en comparación con las afroamericanas.
  • Las mutaciones genéticas. Ciertas mutaciones genéticas podrían aumentar el riesgo de sufrir neuritis óptica o esclerosis múltiple.

Complicaciones

Las complicaciones producto de la neuritis óptica pueden incluir lo siguiente:

  • Daño del nervio óptico. La mayoría de las personas sufren cierto grado de daño permanente en el nervio óptico después de un episodio de neuritis óptica, pero el daño podría no causar síntomas.
  • Disminución de la agudeza visual. La mayoría de las personas recuperan la visión normal o casi normal después de varios meses, pero es posible que se produzca una pérdida parcial y permanente de la capacidad para distinguir los colores. En algunas personas, la pérdida de la visión es permanente después de la mejora de la neuritis óptica.
  • Efectos secundarios del tratamiento. Los medicamentos esteroides utilizados para tratar la neuritis óptica debilitan el sistema inmunitario, lo que deja al cuerpo más vulnerable a las infecciones. Otros efectos secundarios incluyen cambios de humor y aumento de peso.
Nov. 04, 2016
References
  1. Osborne B, et al. Optic neuritis: Pathophysiology, clinical features, and diagnosis (Neuritis óptica: fisiopatología, características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de agosto de 2016.
  2. Osborne B, et al. Optic neuritis: Prognosis and treatment (Neuritis óptica: pronóstico y tratamiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de agosto de 2016.
  3. Optic neuritis (Neuritis óptica). American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus (Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo). https://www.aapos.org/terms/conditions/84. Último acceso: 19 de agosto de 2016.
  4. Gal RL, et al. Corticosteroids for treating optic neuritis (review) (Corticoesteroides para el tratamiento de la neuritis óptica [revisión]). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas). http://www.cochrane.org/CD001430/EYES_corticosteroids-treating-optic-neuritis. Último acceso: 19 de agosto de 2016.
  5. Optic neuritis (Neuritis óptica). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/eye-disorders/optic-nerve-disorders/optic-neuritis. Último acceso: 19 de agosto de 2016.