Diagnóstico

El médico revisará tus síntomas e historia clínica, y llevará a cabo un examen físico. El médico podría realizar varias pruebas, incluidas las siguientes:

Examen neurológico

El médico puede revisar tu salud neurológica por medio de pruebas de:

  • reflejos;
  • fuerza muscular;
  • tono muscular;
  • Sentido del tacto y de la vista
  • coordinación;
  • Equilibrio

Estos son algunos exámenes para ayudar a confirmar un diagnóstico de miastenia grave:

Prueba de edrofonio

Si tras colocarte una inyección del químico cloruro de edrofonio, sientes una mejoría súbita y temporal en la fuerza muscular, esto podría indicar que tienes miastenia grave.

El cloruro de edrofonio bloquea una enzima que descompone la acetilcolina, el químico que transmite señales desde las terminaciones nerviosas a los receptores musculares.

Prueba de la bolsa de hielo

Si tienes un párpado caído, el médico podría colocarte una bolsa de hielo en el párpado. Después de dos minutos, el médico retira la bolsa y analiza el párpado caído en busca de signos de mejoría.

Análisis de sangre

Un examen de sangre podría revelar la presencia de anticuerpos anormales que perturban los sitios receptores donde los impulsos nerviosos envían señales a los músculos para que se muevan.

Estimulación repetitiva del nervio

En este estudio de conducción nerviosa, los médicos colocan electrodos en la piel que cubre los músculos que se van a examinar. Los médicos envían pequeños pulsos de electricidad a través de los electrodos para medir la capacidad que tiene el nervio para enviar una señal al músculo.

Con el fin de diagnosticar la miastenia grave, los médicos examinan el nervio varias veces para ver si su capacidad para enviar señales empeora con la fatiga.

Electromiografía (EMG) de una sola fibra

Este examen mide la actividad eléctrica que hay entre el cerebro y el músculo. Consiste en insertar un electrodo de alambre fino a través de la piel hasta un músculo para examinar una sola fibra muscular.

Diagnóstico por imágenes

El médico puede pedir una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM) para verificar si hay un tumor u otra anomalía en el timo.

Pruebas de la función pulmonar

Estos exámenes evalúan si tu afección altera tu respiración.

Tratamiento

Varios tratamientos, solos o en combinación, pueden aliviar los síntomas de la miastenia grave. El tratamiento dependerá de tu edad, la gravedad de tu enfermedad y la rapidez con que esta progresa.

Medicamentos

  • Inhibidores de la colinesterasa. Medicamentos como la piridostigmina (Mestinon, Regonal) y la neostigmina (Bloxiverz) mejoran la comunicación entre los nervios y los músculos. Estos medicamentos no son una cura, pero pueden mejorar la contracción muscular y la fuerza muscular en algunos casos.

    Los posibles efectos secundarios incluyen malestar gastrointestinal, diarrea, náuseas y salivación y sudoración excesivas.

  • Corticoesteroides. Los corticosteroides como la prednisona inhiben el sistema inmunitario y limitan, como consecuencia, la producción de anticuerpos. Sin embargo, el uso prolongado de corticosteroides puede provocar efectos secundarios graves, como adelgazamiento de los huesos, aumento de peso, diabetes y mayor riesgo de algunas infecciones.
  • Inmunodepresores. Tu médico también podría recetar otros medicamentos que alteren tu sistema inmunitario, como azatioprina (Azasan, Imuran), micofenolato mofetilo (Cellcept), ciclosporina (Sandimmune), metotrexato (Trexall) o tacrolimus (Astrograf XL, Prograf). Estos medicamentos, que pueden tardar meses en surtir efecto, pueden utilizarse con corticosteroides.

    Los efectos secundarios de los inmunosupresores, tales como un mayor riesgo de infección y daño hepático o renal, pueden ser graves.

Terapia intravenosa

Los siguientes tratamientos se utilizan, por lo general, a corto plazo para tratar un empeoramiento repentino de los síntomas o antes de la cirugía u otros tratamientos.

  • Plasmaféresis. Este procedimiento utiliza un proceso de filtrado similar al de la diálisis. La sangre se envía a través de una máquina que elimina los anticuerpos que bloquean la transmisión de señales de las terminaciones nerviosas a los sitios receptores de los músculos. Sin embargo, los efectos positivos suelen durar solo unas pocas semanas, y los procedimientos reiterados pueden dificultar el acceso a las venas para el tratamiento.

    Los riesgos asociados con la plasmaféresis incluyen disminución en la presión arterial, sangrado, problemas con el ritmo cardíaco o calambres musculares. Algunas personas desarrollan una reacción alérgica a las soluciones utilizadas para reemplazar el plasma.

  • Inmunoglobulina intravenosa (IgIV). Este tratamiento proporciona al cuerpo anticuerpos normales, lo que altera la respuesta del sistema inmunitario. Por lo general, los beneficios se observan en menos de una semana y pueden durar de tres a seis semanas.

    Los efectos secundarios, que suelen ser leves, pueden incluir escalofríos, mareos, dolores de cabeza y retención de líquidos.

  • Anticuerpo monoclonal. El rituximab (Rituxan) y el más recientemente aprobado eculizumab (Soliris) son medicamentos intravenosos utilizados en algunos casos de miastenia grave. Estos medicamentos, por lo general, se utilizan en personas que no responden a otros tratamientos. Pueden tener efectos secundarios graves.

Cirugía

Algunas personas con miastenia grave tienen un tumor en la glándula timo. Si tienes un tumor, llamado timoma, los médicos te extirparán quirúrgicamente la glándula timo (timectomía).

Incluso si no tienes un tumor en la glándula timo, la extirpación de la glándula podría mejorar tus síntomas de miastenia grave. Sin embargo, los beneficios de la timectomía pueden tardar años en desarrollarse.

Una timectomía se puede realizar como una cirugía abierta o como una cirugía mínimamente invasiva. En la cirugía abierta, el cirujano divide el esternón central para abrir el pecho y extirpar la glándula timo.

La cirugía mínimamente invasiva para extirpar la glándula timo utiliza incisiones más pequeñas. También podría implicar lo siguiente:

  • Timectomía asistida por video. En una de las formas de esta cirugía, los cirujanos hacen una pequeña incisión en el cuello o unas cuantas incisiones pequeñas en el costado del pecho. Luego, utilizan una cámara larga y delgada (videoendoscopio) e instrumentos pequeños para ver y extirpar la glándula timo.
  • Timectomía asistida por robot. En esta forma de timectomía, los cirujanos hacen varias incisiones pequeñas en el costado del pecho y extirpan la glándula timo usando un sistema robótico, que incluye un brazo para cámara y brazos mecánicos.

Estos procedimientos podrían causar menos pérdida de sangre, menos dolor, tasas de mortalidad más bajas y hospitalizaciones más cortas en comparación con la cirugía abierta.

Estilo de vida y remedios caseros

Para ayudarte a aprovechar al máximo tu energía y hacer frente a los síntomas de la miastenia grave:

  • Ajusta la rutina de alimentación. Trata de comer cuando tengas una buena fuerza muscular. Toma tu tiempo para masticar la comida y haz una pausa entre un bocado y otro. Es posible que te resulte más fácil consumir raciones pequeñas varias veces al día. Además, trata de comer principalmente alimentos blandos y evita los que te exijan masticar más, como las frutas o verduras crudas.
  • Toma precauciones de seguridad en tu casa. Instala barras o barandillas en lugares donde necesites soporte, por ejemplo, junto a la bañera o al lado de los escalones. Mantén los pisos limpios y coloca las alfombras en otro lado. Fuera de casa, mantén los senderos, las aceras y los caminos de entrada libres de hojas, nieve y otros elementos que puedan causar tropiezos.
  • Usa electrodomésticos y herramientas eléctricas. Para ayudarte a mantener tu energía, trata de usar un cepillo de dientes eléctrico, abrelatas eléctricos y otras herramientas eléctricas para realizar las tareas.
  • Utilizar un parche en el ojo. Si tienes visión doble, un parche en el ojo puede ayudar a aliviar el problema. Trata de usar uno para escribir, leer o ver televisión. Cambia periódicamente el parche al otro ojo para ayudar a reducir la fatiga ocular.
  • Planifica. Si tienes tareas, compras o mandados que hacer, planifica la actividad para cuando tengas más energía.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Hacer frente a la miastenia grave puede ser difícil para ti y para tus seres queridos. El estrés puede empeorar tu afección, así que busca maneras de relajarte. Pida ayuda cuando lo necesite.

Aprende todo lo que puedas sobre tu afección y pídeles a tus seres queridos que también aprendan al respecto. Todos podrían beneficiarse de un grupo de apoyo, donde pueden conocer a personas que entienden por lo que tú y tus familiares están pasando.

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes con tu médico de familia o un médico general, quien luego te remitirá a un médico capacitado en afecciones del sistema nervioso (neurólogo) para que te evalúe más a fondo.

La siguiente información te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Lleva a un amigo o familiar para que te ayude a asimilar la información que te dan. Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas y cuándo comenzaron
  • Todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que tomas, incluida la dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Para la miastenia grave, estas son algunas de las preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué puede estar provocando mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué medidas me recomiendas tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque que sugieres?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Prepárate para responder preguntas que probablemente te haga tu médico, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Miastenia grave - atención en Mayo Clinic

Sept. 13, 2019
  1. AskMayoExpert. Myasthenia gravis. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. Clinical overview of MG. Myasthenia Gravis Foundation of America. http://www.myasthenia.org/HealthProfessionals/ClinicalOverviewofMG.aspx. Accessed April 1, 2019.
  3. Jameson JL, et al., eds. Myasthenia gravis and other diseases of the neuromuscular junction. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 1, 2019.
  4. Myasthenia gravis fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/myasthenia_gravis/detail_myasthenia_gravis.htm. Accessed April 1, 2019.
  5. Simon RP, et al. Motor disorders. In: Clinical Neurology. 10th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 1, 2019.
  6. Jordan A, et al. Recent advances in understanding and managing myasthenia gravis. F1000Research. 2018;7:1727. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Recent+advances+in+understanding+and+managing+myasthenia+gravis. Accessed April 1, 2019.
  7. Bird SJ. Overview of the treatment of myasthenia gravis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 1, 2019.
  8. Bird SJ. Thymectomy for myasthenia gravis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 4, 2019.
  9. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Myasthenia gravis: A guide for patients. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2003. http://forms.mayo.edu/index.html#MC1735. Accessed April 4, 2019.
  10. Riggins ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. April 30, 2019.