Descripción general

Un embarazo molar, también conocido como «mola hidatiforme», es una complicación poco frecuente del embarazo caracterizada por el crecimiento anormal de trofoblastos, las células que normalmente se convierten en la placenta.

Hay dos tipos de embarazos molares: el embarazo molar completo y el embarazo molar parcial. En un embarazo molar completo, el tejido placentario es anormal y está hinchado; además, parece formar quistes llenos de líquido. Otra característica es que no hay formación de tejido fetal. En un embarazo molar parcial, es posible que haya tejido placentario normal junto con tejido placentario formado de manera anormal. También puede haber un feto, pero no hay posibilidades de que sobreviva, y, por lo general, se produce un aborto al principio del embarazo.

Un embarazo molar puede tener complicaciones graves, entre ellas una forma de cáncer poco frecuente, y requiere tratamiento temprano.

Síntomas

Un embarazo molar puede parecer un embarazo normal al principio, pero la mayoría de estos embarazos provoca signos y síntomas específicos, que incluyen los siguientes:

  • Sangrado vaginal de color rojo brillante o marrón oscuro durante el primer trimestre
  • Náuseas y vómitos intensos
  • Algunas veces, eliminación por vía vaginal de quistes con forma de uva
  • Presión o dolor pélvicos

Si tienes algún signo o síntoma de embarazo molar, consulta con el médico o el proveedor de atención médica que atiende tu embarazo. Este podrá detectar otros signos, entre ellos:

  • Rápido crecimiento uterino (el útero es demasiado grande para la etapa de embarazo)
  • Presión arterial alta
  • Preeclampsia, afección que provoca presión arterial alta y la presencia de proteína en la orina después de las 20 semanas de embarazo
  • Quistes de ovario
  • Anemia
  • Tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)

Causas

Un embarazo molar es provocado por un óvulo fecundado de forma anormal. Las células humanas normalmente contienen 23 pares de cromosomas. Un cromosoma de cada par proviene del padre y el otro, de la madre.

En un embarazo molar completo, se fecunda un óvulo vacío con uno o dos espermatozoides, y todo el material genético proviene del padre. En esta situación, los cromosomas del óvulo de la madre se pierden o se inactivan y los cromosomas del padre se duplican.

En un embarazo molar parcial o incompleto, permanecen los cromosomas de la madre, pero el padre provee dos grupos de cromosomas. Como resultado, el embrión tiene 69 cromosomas en lugar de 46. Esto suele ocurrir cuando dos espermatozoides fecundan un óvulo, lo que provoca que haya una copia adicional del material genético del padre.

Factores de riesgo

Aproximadamente 1 de cada 1.000 embarazos se diagnostica como embarazo molar. Existen diversos factores asociados con el embarazo molar, entre ellos:

  • Edad de la madre. Un embarazo molar es más probable en mujeres mayores de 35 años o menores de 20 años.
  • Embarazo molar anterior. Si has tenido un embarazo molar, eres más propensa a tener otro. La repetición de un embarazo molar ocurre, en promedio, en 1 de cada 100 mujeres.

Complicaciones

Después de la extracción de la mola, es posible que quede tejido molar y que este continúe creciendo. Esto se llama «neoplasia trofoblástica gestacional persistente». Se produce aproximadamente en el 15 o 20 por ciento de los embarazos molares completos y en el 5 por ciento de los embarazos molares parciales.

Uno de los signos de la neoplasia trofoblástica gestacional persistente es un nivel alto de coriogonadotropina humana, una hormona del embarazo, después de la extracción de la mola. En algunos casos, una mola hidatiforme invasiva penetra la capa intermedia de la pared uterina en profundidad, lo cual provoca sangrado vaginal.

La neoplasia trofoblástica gestacional persistente casi siempre puede tratarse con éxito, generalmente con quimioterapia. Otra opción de tratamiento es la extracción del útero (histerectomía).

En raras ocasiones, se presenta una forma cancerosa de neoplasia trofoblástica gestacional conocida como «coriocarcinoma» y se propaga a otros órganos. Por lo general, el coriocarcinoma se trata con éxito con múltiples medicamentos para el cáncer. Es más probable que se presente esta complicación en un embarazo molar completo que en uno parcial.

Prevención

Si has tenido un embarazo molar, habla con el médico o el proveedor de atención médica que atiende tu embarazo antes de concebir nuevamente. Es posible que te recomiende esperar de seis meses a un año antes de intentar quedar embarazada nuevamente. El riesgo de recurrencia es bajo, pero es más alto que el riesgo de las mujeres sin antecedentes de un embarazo molar.

Durante los embarazos posteriores, es posible que el proveedor de atención médica te realice ecografías tempranas para controlar tu estado y brindarte seguridad de que hay un desarrollo normal. También es posible que el profesional analice la posibilidad de realizar análisis genéticos prenatales, que pueden utilizarse para diagnosticar un embarazo molar.

Feb. 24, 2018
References
  1. Ferri FF. Molar pregnancy. In: Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 8, 2017.
  2. Rumack CM, et al., eds. The first trimester. In: Diagnostic Ultrasound. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 8, 2017.
  3. Walls RM, et al., eds. Acute complications of pregnancy. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 8, 2017.
  4. Berkowitz RS, et al. Hydatidiform mole: Epidemiology, clinical features, and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 8, 2017.
  5. Gockley AA, et al. The effect of adolescence and advanced maternal age on the incidence of complete and partial molar pregnancy. Gynecologic Oncology. 2016;140:470.
  6. What is gestational trophoblastic disease? American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/gestational-trophoblastic-disease.html. Accessed Sept. 9, 2017.
  7. Berkowitz RS, et al. Hydatidiform mole: Management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 8, 2017.
  8. Diagnosis and treatment of gestational trophoblastic disease. Rockville, Md.: Agency for Healthcare Research and Quality. https://www.guideline.gov/summaries/summary/10938/diagnosis-and-treatment-of-gestational-trophoblastic-disease?q=gestational+trophoblastic. Accessed Sept. 11, 2017.
  9. Frequently asked questions. Special procedures FAQ062. Dilation and curettage. American College of Obstetricians and Gynecologists. http://www.acog.org/publications/faq/faq062.cfm. Accessed Sept. 11, 2017.
  10. Wick MJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 23, 2017.