Diagnóstico

No existe una prueba específica para confirmar un diagnóstico de deterioro cognitivo leve. Tu médico decidirá si el deterioro cognitivo leve es la causa más probable de tus síntomas según la información que proporciones y los resultados de varias pruebas que puedan ayudar a aclarar el diagnóstico.

Muchos médicos diagnostican deterioro cognitivo leve según los siguientes criterios desarrollados por un panel de expertos internacionales:

  • Tienes problemas de memoria u otra función mental. Puedes tener problemas con la memoria, la planificación, el seguimiento de instrucciones o la toma de decisiones. Tus propias impresiones deben ser confirmadas por alguien cercano a ti.
  • Ha disminuido tu función mental con el tiempo. Los antecedentes médicos revelan que tu función mental ha disminuido desde un nivel superior. Idealmente, este cambio será confirmado por un miembro de la familia o un amigo cercano.
  • Tu función mental general y tus actividades diarias no se ven afectadas. Tus antecedentes médicos muestran que, en general, tus actividades diarias generalmente no se ven afectadas, aunque los síntomas específicos pueden causar preocupaciones e inconvenientes.
  • Las pruebas de estado mental muestran un nivel leve de deterioro para tu edad y nivel educativo. Los médicos a menudo evalúan el rendimiento mental con una prueba breve como la prueba corta del estado mental, la evaluación cognitiva de Montreal o el examen del estado minimental. Las pruebas neuropsicológicas más detalladas pueden ayudar a determinar el grado de deterioro de la memoria, qué tipos de memoria se ven más afectados y si otras habilidades mentales también se ven afectadas.
  • Tu diagnóstico no es demencia. Los problemas que describes y que el médico documenta a través de informes que los corroboran, tus antecedentes médicos y pruebas de estado mental no son lo suficientemente graves como para ser diagnosticados como enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia.

Examen neurológico

Como parte del examen físico, el médico hará algunas pruebas básicas que indican el nivel de funcionamiento de tu cerebro y del sistema nervioso. Estas pruebas ayudan a detectar signos neurológicos de la enfermedad de Parkinson, accidentes cerebrovasculares, tumores u otras enfermedades que pueden deteriorar tu memoria como así también tu función física. El examen neurológico puede evaluar:

  • Reflejos
  • Movimientos oculares
  • Capacidad para caminar y equilibrio

Análisis de laboratorio

Los análisis de sangre permiten descartar problemas físicos que pueden afectar la memoria, como deficiencia de vitamina B-12 o hipoactividad de la glándula tiroides.

Diagnóstico por imágenes del cerebro

El médico puede indicar una RM o TC para detectar evidencia de un tumor cerebral, accidente cerebrovascular o hemorragia.

Análisis de estado mental

Se pueden realizar formas cortas de análisis de estado mental en alrededor de 10 minutos. Durante el análisis, los médicos les piden a personas que realicen distintas tareas específicas y que respondan varias preguntas, como nombrar la fecha de hoy o seguir una indicación escrita.

Las formas más largas de análisis neuropsicológico pueden proporcionar detalles adicionales sobre el funcionamiento mental en comparación con el funcionamiento de otras personas de una edad y nivel educativo similares. Estas pruebas también pueden ayudar a identificar patrones de cambio que proporcionan pistas sobre la causa oculta de los síntomas.

Tratamiento

En la actualidad, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no ha aprobado específicamente ningún medicamento ni tratamiento para el deterioro cognitivo leve. No obstante, es un área activa de investigación. Se están realizando estudios para comprender mejor el trastorno y encontrar tratamientos que puedan mejorar los síntomas, o prevenir o retrasar la progresión a la demencia.

Medicamentos para la enfermedad de Alzheimer

En ocasiones, los médicos recetan inhibidores de la colinesterasa, un tipo de medicamento aprobado para la enfermedad de Alzheimer, a personas que tienen deterioro cognitivo leve, cuyo síntoma principal es la pérdida de memoria. Sin embargo, no se recomienda la administración de inhibidores de la colinesterasa para el tratamiento habitual del deterioro cognitivo leve. Aún se desconoce si afectan la progresión de la demencia y pueden tener efectos secundarios.

Tratamiento de las causas reversibles de deterioro cognitivo leve: medicamentos

Ciertos medicamentos pueden presentar efectos secundarios que influyen en la función cognitiva. Se cree que estos efectos secundarios desaparecen cuando se dejan de tomar estos medicamentos. Es importante conversar con el médico sobre los efectos secundarios y nunca dejar de tomar los medicamentos, a menos que el médico te indique que lo hagas. Algunos de estos medicamentos son:

  • Las benzodiacepinas, que se utilizan para tratar afecciones tales como ansiedad, convulsiones o alteraciones del sueño
  • Los anticolinérgicos, que tienen efecto sobre las sustancias químicas en el sistema nervioso para tratar muchas clases distintas de enfermedades
  • Los antihistamínicos, que suelen usarse para controlar los síntomas de las alergias
  • Los opioides, utilizados generalmente para controlar el dolor
  • Los inhibidores de la bomba de protones, que suelen usarse en el tratamiento del reflujo o enfermedad por reflujo gastroesofágico

Tratamiento de las causas reversibles del deterioro cognitivo leve: otras afecciones

Otras afecciones comunes además del deterioro cognitivo leve pueden hacer que te sientas olvidadizo o menos alerta que lo habitual. El tratamiento de estas afecciones puede ayudar a mejorar tu memoria y función mental en general. Las enfermedades que pueden afectar la memoria incluyen las siguientes:

  • Presión arterial alta Las personas con deterioro cognitivo leve tienden a ser más propensas a presentar problemas en los vasos sanguíneos dentro del cerebro. La presión arterial alta puede empeorar estos problemas y causar dificultades de memoria. El médico controlará tu presión arterial y recomendará pasos para bajarla si es demasiado alta.
  • Depresión Cuando estás deprimido, a menudo te sientes olvidadizo y mentalmente "confuso". La depresión es común en personas con deterioro cognitivo leve. El tratamiento de la depresión puede ayudar a mejorar la memoria y, al mismo tiempo, ayudar a afrontar los cambios en tu vida.
  • Apnea del sueño En este trastorno, la respiración se detiene y comienza repetidamente mientras duermes, lo que dificulta un buen descanso nocturno. La apnea del sueño puede hacer que te sientas excesivamente cansado durante el día, olvidadizo e incapaz de concentrarte. El tratamiento puede mejorar estos síntomas y restaurar el estado de alerta.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

Los estudios realizados para determinar si la dieta, el ejercicio y otras elecciones de estilo de vida saludable pueden prevenir o revertir el deterioro cognitivo arrojaron resultados diversos. De todas formas, estas elecciones saludables promueven una buena salud general y pueden cumplir una función positiva en la salud cognitiva.

  • La práctica de ejercicios en forma regular aporta beneficios ya conocidos para la salud del corazón y también puede ayudar a prevenir o desacelerar el deterioro cognitivo.
  • Una dieta con bajo contenido de grasas y alto contenido de frutas y vegetales es otra opción saludable para el corazón, que, a su vez, puede ayudar a proteger la salud cognitiva.
  • Los ácidos grasos omega-3 también son buenos para el corazón. La mayoría de las investigaciones que muestran un posible beneficio para la salud cognitiva utilizan el consumo de pescado como criterio para medir la cantidad de ácidos grasos omega-3 ingeridos.
  • La estimulación intelectual puede prevenir el deterioro cognitivo. Según estudios realizados, el uso de la computadora, los juegos, la lectura de libros y otras actividades intelectuales pueden ayudar a preservar la función y prevenir el deterioro cognitivo.
  • Las actividades sociales pueden hacer que la vida sea más gratificante y ayudar a preservar la función mental y a desacelerar su deterioro.
  • El entrenamiento de la memoria y otros entrenamientos cognitivos pueden ayudar a mejorar su función.

Medicina alternativa

Se han sugerido algunos suplementos, incluidos la vitamina E, el ginkgo y otros, para ayudar a prevenir o retrasar la progresión del deterioro cognitivo leve. Sin embargo, ningún suplemento ha mostrado beneficios en un ensayo clínico.

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes al médico de cabecera. Si el médico sospecha que presentas cambios cognitivos, puede remitirte a un especialista en evaluación de la función mental. Este especialista puede ser un neurólogo, un psiquiatra o un neuropsicólogo.

Debido a que las citas pueden ser breves y suele haber mucho de qué hablar, es una buena idea estar bien preparado. A continuación, te ofrecemos sugerencias que te ayudarán a prepararte para la cita médica, junto con lo que puedes esperar de tu médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al programar la consulta, pregunta si necesitas estar en ayuno para un análisis de sangre o hacer algo más para prepararte para hacer estudios de diagnóstico.
  • Anota todos tus síntomas. El médico querrá conocer detalles sobre la causa de tu preocupación acerca de tu memoria o función mental. Toma nota de algunos de los ejemplos más importantes de pérdida de memoria u otros lapsos que quieras mencionar. Trata de recordar cuándo fue la primera vez que comenzaste a sospechar que algo podría estar mal. Si piensas que tus dificultades están empeorando, prepárate para describirlas.
  • Pídele a un familiar o amigo que te acompañen, si es posible. La corroboración de un familiar o amigo de confianza puede tener un papel clave en la confirmación de que tus problemas de memoria son evidentes para otras personas. Tener a alguien que te acompañe también puede ayudarte a recordar toda la información que te brinden durante la consulta.
  • Haz una lista de tus otras enfermedades. El médico querrá saber si actualmente estás recibiendo tratamiento para diabetes, una enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares anteriores o algún otro trastorno.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos. El médico querrá saber acerca de cualquier medicamento, tanto recetado como de venta libre, vitaminas o suplementos que estés tomando.

Preguntas para hacerle al médico

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo la consulta. Ordena las preguntas de la más importante a la menos importante, por si se acaba el tiempo. Las preguntas para hacerle al médico sobre los cambios cognitivos pueden ser las siguientes:

  • ¿Tengo un problema de memoria?
  • ¿Qué causa mis dificultades?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Necesito consultar con un especialista? ¿Cuánto costará? ¿El seguro médico me brindará cobertura?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  • ¿Existe algún ensayo clínico de tratamientos experimentales que debería considerar?
  • ¿Puedo tener complicaciones a largo plazo?
  • ¿Los nuevos síntomas pueden afectar cómo controlo mis otras afecciones de salud?
  • ¿Necesito seguir alguna restricción?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me está recetando?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que me pueda llevar a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle a tu médico, no dudes en hacer otras preguntas para aclarar cualquier tema que no hayas entendido.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas. Estar preparado para responderlas te permitirá reservar tiempo para centrarte en cualquier punto sobre el que quieras hablar en profundidad. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Qué tipos de dificultades de memoria tienes? ¿Cuándo aparecieron por primera vez?
  • ¿Estás empeorando continuamente, o a veces te sientes mejor y a veces peor?
  • ¿Te sientes con más tristeza o ansiedad de lo habitual?
  • ¿Has notado cambios en la forma en que reaccionas a la gente o las situaciones?
  • ¿Has notado algún cambio en la calidad o la duración del sueño? ¿Roncas?
  • ¿Tienes más energía de lo habitual, menos de lo habitual o se mantiene igual?
  • ¿Qué medicamentos tomas? ¿Tomas vitaminas o suplementos?
  • ¿Bebes alcohol? ¿Cuánto?
  • ¿Para qué otras enfermedades recibes tratamiento?
  • ¿Has notado temblores o problemas para caminar?
  • ¿Tienes problemas para recordar las consultas médicas o los horarios para consumir medicamentos?
  • ¿Te has hecho análisis de oído y vista de forma reciente?
  • ¿Alguien más en tu familia ha tenido un problema de memoria? ¿Alguien en tu familia recibió diagnóstico de enfermedad de Alzheimer o demencia?

Deterioro cognitivo leve - atención en Mayo Clinic

Sept. 02, 2020
  1. McDade EM, et al. Mild cognitive impairment: Epidemiology, pathology, and clinical assessment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 6, 2018.
  2. Daroff RB, et al. Alzheimer disease and other dementias. In: Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 6, 2018.
  3. Knopman DS, et al. Mild cognitive impairment and mild dementia: A clinical perspective. Mayo Clinic Proceedings. 2014;89:1452.
  4. Albert MS, et al. The diagnosis of mild cognitive impairment due to Alzheimer's disease: Recommendations from the National Institute on Aging-Alzheimer's Association workgroups on diagnostic guidelines for Alzheimer's disease. Alzheimer's and Dementia. 2011;7:270.
  5. Mild cognitive impairment (MCI). Alzheimer's Association. https://www.alz.org/alzheimers-dementia/what-is-dementia/related_conditions/mild-cognitive-impairment. Accessed Aug. 6, 2018.
  6. Forrester SN, et al. Patterns of neuropsychiatric symptoms in MCI and risk of dementia. American Journal of Geriatric Psychiatry. 2016;24:117.
  7. McDade EM, et al. Mild cognitive impairment: Prognosis and treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 6, 2018.
  8. Ferri FF. Mild cognitive impairment. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 6, 2018.
  9. Petersen RC, et al. Practice guideline update summary: Mild cognitive impairment. Neurology. 2018;90:1.
  10. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. July 29, 2020.
  11. Graff-Radford J (expert opinion). Mayo Clinic. July 30, 2020.
  12. Larson EB. Risk factors for cognitive decline and dementia. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 29, 2020.
  13. Livingston G, et al. Dementia prevention, intervention, and care: 2020 report of the Lancet Commission. The Lancet. 2020; doi:10.1016/S0140-6736(20)30367-6.