Exposición al asbesto: El principal factor de riesgo del mesotelioma

El asbesto es un mineral que se encuentra de forma natural en el medio ambiente. Las fibras del asbesto son fuertes y resistentes al calor, lo que las torna útiles para una amplia gama de aplicaciones, como el aislamiento, los frenos, las tejas, el pavimento y muchos otros productos.

Cuando se rompe el asbesto, como sucede durante el proceso de minería o cuando se retira de un aislamiento, se forma polvo. Si este se inhala o se traga, las fibras del asbesto se alojarán en los pulmones o en el estómago, donde pueden ocasionar irritación que, a su vez, puede provocar un mesotelioma. No se comprende con exactitud la forma en que esto sucede. Puede demorar entre veinte y cuarenta años o más para que un mesotelioma se manifieste después de la exposición al asbesto.

La mayoría de las personas que estuvo años expuesta al asbesto nunca padecen mesotelioma. Sin embargo, otras personas que estuvieron expuestas muy poco tiempo padecen la enfermedad. Esto indica que otros factores pueden estar involucrados en determinar si alguien contrae mesotelioma o no. Por ejemplo, podrías heredar una predisposición al cáncer o alguna otra enfermedad podría aumentar el riesgo.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer mesotelioma son los siguientes:

  • Antecedentes personales de exposición al asbesto. Si estuviste expuesto directamente a las fibras del asbesto en el trabajo o en casa, el riesgo de que padezcas mesotelioma es bastante alto.
  • Vivir con una persona que trabaja con asbesto. Las personas que están expuestas al asbesto pueden llevar las fibras en la piel y en la ropa a su casa. La exposición a estas fibras perdidas durante muchos años puede poner en riesgo a otras personas del hogar de padecer mesotelioma. Las personas que trabajan con altos niveles de asbesto pueden reducir el riesgo de llevar fibras de asbesto al hogar si se duchan y si se cambian la ropa antes de irse del trabajo.
  • Antecedentes familiares de mesotelioma. Si tu padre, hermano o hijo tiene mesotelioma, es posible que tengas un riesgo mayor de padecer esta enfermedad.
Oct. 23, 2015