Diagnóstico

Descubrir la causa y extensión de la lesión hepática es importante para orientar el tratamiento. Es probable que tu médico comience con los antecedentes médicos y con un examen físico minucioso.

El médico puede recomendar lo siguiente:

  • Análisis de sangre. Se puede usar una batería de análisis de sangre conocida como pruebas de la función hepática para diagnosticar la enfermedad hepática. Se pueden hacer otros análisis de sangre para detectar afecciones genéticas o problemas hepáticos específicos.
  • Pruebas de imagen. Una ecografía, una tomografía computarizada y una resonancia magnética pueden mostrar daño en el hígado.
  • Estudio de una muestra de tejido. La extracción de una muestra de tejido (biopsia) del hígado puede ayudar a diagnosticar la enfermedad hepática y a buscar signos de daño hepático. Una biopsia de hígado por lo general se realiza usando una aguja larga que se inserta a través de la piel para extraer una muestra de tejido que se envía a un laboratorio para su análisis.

Tratamiento

El tratamiento de la enfermedad hepática depende del diagnóstico. Algunos problemas hepáticos pueden tratarse con modificaciones en el estilo de vida, como dejar de consumir alcohol o bajar de peso, generalmente como parte de un programa médico que incluye un seguimiento minucioso de la función hepática. Otros problemas hepáticos pueden tratarse con medicamentos o pueden requerir cirugía.

El tratamiento de la enfermedad hepática que produce la insuficiencia hepática o ha derivado en ella finalmente puede requerir un trasplante de hígado.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Modo de vida y remedios caseros

Cambiar ciertos hábitos de estilo de vida a menudo puede ayudar a mejorar la salud del hígado. Si se te ha diagnosticado una enfermedad hepática, tu médico puede recomendarte:

  • Beber alcohol con moderación, o no hacerlo.
  • Evitar las carnes rojas, las grasas trans, los carbohidratos procesados y los alimentos con jarabe de maíz de alta fructosa.
  • Hacer ejercicio de 30 a 60 minutos, tres a cuatro veces por semana con una intensidad moderada.
  • Reducir las calorías a 500 a 1000 calorías diarias, si tienes sobrepeso.

Medicina alternativa

No se demostró que las terapias alternas puedan tratar la enfermedad hepática. Algunos estudios han indicado posibles beneficios, pero es necesario seguir investigando.

Por otro lado, algunos suplementos dietéticos y herbales pueden dañar el hígado. Más de mil medicamentos y productos herbarios se asociaron al daño hepático, incluidos los siguientes:

  • Vitamina A
  • Ma huang
  • Camedrio
  • Valeriana
  • Muérdago
  • Escutelaria
  • Chaparral
  • Consuelda
  • Kava
  • Aceite de poleo

Para proteger el hígado, es importante que hables con tu médico sobre los posibles riesgos antes de consumir productos de medicina complementaria o alternativa.

Preparación para la consulta

Pueden derivarte a un médico que se especializa en hígado (hepatólogo).

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta, por ejemplo, no comer ningún alimento sólido el día anterior.
  • Toma nota de tus síntomas, incluso los que puedan parecer no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas y suplementos.
  • Anota tu información médica más importante, incluso otras enfermedades.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar lo que te diga el médico.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿Es probable que mis problemas hepáticos sean temporales o duraderos?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  • ¿Debería dejar de tomar algunos medicamentos o suplementos?
  • ¿Tengo que dejar de beber alcohol?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Mis hijos corren el riesgo de padecer una enfermedad hepática?

Además de las preguntas que preparaste para el médico, no dudes en hacer otras preguntas durante la cita.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar tiempo para repasar los puntos a los que quieras dedicarles más tiempo. Es posible que te pregunte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas y cuán intensos son? ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar o empeorar tus síntomas?
  • ¿Alguna vez se te pusieron la piel o los ojos de color amarillo?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas?
  • ¿Cuántos días por semana bebes alcohol?
  • ¿Tienes algún tatuaje?
  • En tu trabajo, ¿estás expuesto a sustancias químicas, sangre o líquidos corporales?
  • ¿Has recibido una transfusión sanguínea alguna vez?
  • ¿Te han dicho alguna vez que tuviste problemas hepáticos?
  • ¿A alguien de tu familia le diagnosticaron una enfermedad hepática?

Enfermedad hepática - atención en Mayo Clinic

May 05, 2020
  1. Jameson JL, et al., eds. Approach to the patient with liver disease. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Dec. 23, 2019.
  2. The progression of liver disease. American Liver Foundation. https://liverfoundation.org/for-patients/about-the-liver/the-progression-of-liver-disease/. Accessed Dec. 20, 2019.
  3. AskMayoExpert. Nonalcoholic fatty liver disease (adult). Mayo Clinic. Accessed Dec. 20, 2019.
  4. Goldman L, et al., eds. Approach to the patient with liver disease. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2019.
  5. Feldman M, et al. Hepatic drug metabolism and liver disease caused by drugs. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 10th ed. Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2019.
  6. AskMayoExpert. Alcoholic liver disease (adult). Mayo Clinic. Accessed Dec. 20, 2019.
  7. Alcohol and public health: Frequently asked questions. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/alcohol/faqs.htm. Accessed Dec. 20, 2019.
  8. Hepatitis A. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/liver-disease/viral-hepatitis/hepatitis-a. Accessed Dec. 20, 2019.
  9. Feldman M, et al. Liver disease caused by anesthetics, chemicals, toxins, and herbal preparations. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 10th ed. Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2019.
  10. Mundi MS, et al. Evolution of NAFLD and its management. Nutrition in Clinical Practice. 2019; doi:10.1002/ncp.10449.
  11. Ferri FF. Cirrhosis. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2019.
  12. Five things you should know about dietary supplements for hepatitis C. National Center for Complementary Integrative Health. https://nccih.nih.gov/health/tips/hepatitisC. Accessed Dec. 20, 2019.
  13. Babu AP, et al. Elastography in chronic liver disease: Modalities, techniques, limitations, and future directions. RadioGraphics. 2016; doi:10.1148/rg.2016160042.
  14. Hoodeshenas S, et al. Magnetic resonance elastography of liver-Current update. Topics in Magnetic Resonance Imaging. 2018; doi:10.1097/RMR.0000000000000177.
  15. Brown A. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Nov. 14, 2019.