Descripción general

El cáncer de hígado es un cáncer que comienza en las células del hígado. El hígado es un órgano del tamaño de una pelota de fútbol que se encuentra en la parte superior derecha del abdomen, debajo del diafragma y arriba del estómago.

Pueden formarse diversos tipos de cáncer en el hígado. El tipo más frecuente de cáncer de hígado es el carcinoma hepatocelular, que comienza en el tipo principal de células hepáticas (hepatocitos). Otros tipos de cáncer de hígado, tales como el colangiocarcinoma intrahepático y el hepatoblastoma, son mucho menos frecuentes.

No todos los tipos de cáncer que afectan el hígado se consideran cáncer de hígado. El cáncer que comienza en otra parte del cuerpo —por ejemplo, el colon, los pulmones o las mamas— y luego se propaga al hígado se llama cáncer metastásico en lugar de cáncer de hígado. Este tipo de cáncer recibe el nombre del órgano en el cual se originó, por ejemplo, se llama cáncer de colon metastásico al cáncer que se originó en el colon y se propagó al hígado. El cáncer que se propaga al hígado es más frecuente que el cáncer que se origina en las células hepáticas.

Atención para el cáncer de hígado en Mayo Clinic

Tipos

Síntomas

La mayoría de las personas no presentan signos ni síntomas en las etapas iniciales del cáncer primario de hígado. Cuando estos se manifiestan, pueden ser los siguientes:

  • Perder peso sin intentarlo
  • Pérdida de apetito
  • Dolor en la parte superior del abdomen
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad y cansancio generalizados
  • Hinchazón abdominal
  • Color amarillento de la piel y el color blanco de los ojos (ictericia)
  • Heces blancas con apariencia calcárea

Cuándo consultar con el médico

Solicita una consulta con el médico si tienes signos y síntomas que te causen preocupación.

Causas

Las causas de la mayoría de los casos de cáncer de hígado no están claras. Sin embargo, en algunos casos, la causa sí se conoce. Por ejemplo, la infección crónica con determinados virus de hepatitis puede causar cáncer de hígado.

El cáncer de hígado se produce cuando las células del hígado presentan cambios (mutaciones) en el ADN, el material que da instrucciones a todos los procesos químicos del cuerpo. Las mutaciones del ADN pueden causar cambios en estas instrucciones. Como resultado, las células pueden comenzar a descontrolarse y, finalmente, formar un tumor (una masa de células cancerosas).

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer primario de hígado incluyen los siguientes:

  • Infección crónica con el virus de la hepatitis B o C. La infección crónica con el virus de la hepatitis B o C aumenta el riesgo de padecer cáncer de hígado.
  • Cirrosis. A raíz de esta afección progresiva e irreversible, se forma tejido cicatricial en el hígado y se incrementan las probabilidades de desarrollar cáncer de hígado.
  • Determinadas enfermedades hepáticas hereditarias. La hemocromatosis y la enfermedad de Wilson pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de hígado.
  • Diabetes. Las personas que tienen este trastorno de glucemia corren un mayor riesgo de padecer cáncer de hígado que aquellas que no son diabéticas.
  • Esteatosis hepática no alcohólica (hígado graso no alcohólico). La acumulación de grasa en el hígado aumenta el riesgo de padecer cáncer de hígado.
  • Exposición a aflatoxinas. Las aflatoxinas son venenos producidos por el moho que crece en los cultivos, los cuales se almacenan de manera inadecuada. Los cultivos como el maíz y los cacahuates pueden contaminarse con aflatoxinas, que posiblemente estén presentes en comidas preparadas con estos productos. En Estados Unidos, las normas de seguridad limitan la contaminación por aflatoxinas. Dicha contaminación es más frecuente en determinadas partes de África y Asia.
  • Consumo excesivo de alcohol. Consumir más de una cantidad moderada de alcohol a diario durante muchos años puede derivar en daño hepático irreversible y aumentar el riesgo de cáncer de hígado.

Prevención

Reduce el riesgo de padecer cirrosis

La cirrosis es la cicatrización del hígado y aumenta el riesgo de que se desarrolle cáncer en este órgano. Puedes reducir el riesgo de cirrosis haciendo lo siguiente:

  • Bebe alcohol con moderación, o no bebas. Si decides beber alcohol, limita la cantidad. Para las mujeres, esto es no más de un trago por día. Para los hombres, no más de dos.
  • Mantén un peso saludable. Si actualmente tienes un peso saludable, consume alimentos saludables y haz actividad física la mayoría de los días de la semana para mantenerte en forma. Si necesitas adelgazar, reduce la cantidad de calorías que ingieres y aumenta la actividad física que haces a diario. Apunta a perder peso despacio, 1 o 2 libras (aproximadamente 0,5 a 1 kilogramo) por semana.
  • Ten cuidado con los productos químicos. Sigue las instrucciones de los productos químicos que uses en casa o en el trabajo.

Vacúnate contra la hepatitis B

Puedes reducir el riesgo de contraer hepatitis B si te vacunas contra esta enfermedad. La vacuna brinda a adultos y niños una protección de más del 90 por ciento. Cualquiera puede vacunarse, incluso los bebés, los adultos mayores y las personas que tienen el sistema inmunitario comprometido.

Medidas para prevenir la hepatitis C

No existe una vacuna contra la hepatitis C, pero puedes reducir el riesgo de infección.

  • Conoce el estado de salud de las parejas sexuales. No tengas relaciones sexuales sin protección, a menos que estés seguro de que tu pareja no está infectada con el virus de la hepatitis B, C o cualquier otra infección de transmisión sexual. Si desconoces el estado de salud de tu pareja, usa preservativo cada vez que tengas relaciones sexuales.
  • No uses drogas intravenosas; de lo contrario, usa agujas limpias. Si no te inyectes drogas ilegales, puedes reducir el riesgo de padecer hepatitis C. Si esta no es una opción para ti, procura que las agujas que uses estén estériles y no las compartas. La parafernalia contaminada para consumir drogas es una causa común de infección por hepatitis C. Aprovecha los programas de intercambio de agujas en tu comunidad y considera buscar ayuda con tu consumo de drogas.
  • Si te haces un tatuaje o una perforación, busca lugares limpios y seguros. Las agujas que no estén bien esterilizadas pueden propagar el virus de la hepatitis C. Antes de hacerte un tatuaje o una perforación, investiga las tiendas del área y pregúntale al personal sobre las prácticas de seguridad. Si los empleados de una tienda no te responden o no toman tus consultas con seriedad, interpreta la actitud como un signo de que ese lugar no es el adecuado para ti.

Consúltale al médico sobre los análisis de detección del cáncer de hígado

Para la población en general, no se ha demostrado que hacerse análisis de detección del cáncer de hígado reduzca el riesgo de morir a causa de esta enfermedad; por lo tanto, en general no se los recomienda. La American Association for the Study of Liver Diseases (Asociación Estadounidense para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas) recomienda dichos análisis para personas que tienen un riesgo alto, entre ellas:

  • Personas que tienen hepatitis B y que cumplen con uno o más de los siguientes criterios: son asiáticas o africanas; tienen cirrosis hepática; o tienen antecedentes familiares de cáncer de hígado
  • Personas que tienen hepatitis C y cirrosis hepática
  • Cirrosis hepática con otras causas, como enfermedades autoinmunitarias, consumo excesivo de alcohol, esteatosis hepática no alcohólica y hemocromatosis hereditaria
  • Cirrosis biliar primaria

Analiza con el médico las ventajas y desventajas de someterte a las pruebas de detección. Juntos, pueden decidir si estos análisis son adecuados para ti sobre la base del riesgo. La detección en general se realiza mediante una ecografía cada seis meses.

Cáncer de hígado care at Mayo Clinic

Aug. 19, 2017
References
  1. AskMayoExpert. Hepatocellular carcinoma (Carcinoma hepatocelular). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  2. Feldman M, et al. Hepatic tumors and cysts (Tumores y quistes hepáticos). En: Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management (Enfermedades gastrointestinales y hepáticas de Sleisenger y Fordtran: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 11 de febrero de 2016.
  3. Bruix J, et al. Liver cancer: Approaching a personalized care (Cáncer de hígado: enfoque para una atención personalizada). Journal of Hepatology (Revista de hepatología). 2015;62:S144.
  4. Adult primary liver cancer treatment (PDQ) (Tratamiento del cáncer de hígado primario en adultos [PDQ]). Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute). http://www.cancer.gov/types/liver/patient/adult-liver-treatment-pdq. Último acceso: 11 de febrero de 2016.
  5. Hepatobiliary cancers (Tipos de cáncer hepatobiliar). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 11 de febrero de 2016.
  6. Management of hepatocellular carcinoma: An update (Tratamiento del carcinoma hepatocelular: actualización). Alexandria, Va.: American Association for the Study of Liver Diseases (Asociación Estadounidense para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas). http://www.aasld.org/publications/practice-guidelines-0. Último acceso: 17 de febrero de 2016.
  7. Hepatitis B FAQs for the public (Preguntas frecuentes sobre hepatitis B para el público). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/hepatitis/hbv/bfaq.htm. Último acceso: 17 de febrero de 2016.
  8. Hepatitis C FAQs for the public (Preguntas frecuentes sobre hepatitis C para el público). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/hepatitis/hcv/cfaq.htm. Último acceso: 17 de febrero de 2016.
  9. Cirrhosis (Cirrosis). Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases). http://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/liver-disease/cirrhosis/Pages/facts.aspx. Último acceso: 17 de febrero de 2016.
  10. Palliative care (Cuidados paliativos). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 17 de febrero de 2016.
  11. Adult cancer pain (Dolor del cáncer en adultos). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 17 de febrero de 2016.
  12. Cook AJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 15 de febrero de 2016.