Es sus fases más tempranas, el carcinoma lobulillar invasivo puede no provocar signos ni síntomas. A medida que aumenta su tamaño, el carcinoma lobulillar invasivo puede provocar:

  • El engrosamiento de una zona en una parte de la mama
  • Una zona nueva de inflamación o hinchazón en la mama
  • Cambios en la textura o la apariencia de la piel de la mama, como hoyuelos o engrosamiento
  • La inversión reciente del pezón

A diferencia de otros tipos de cáncer de mama, el carcinoma lobulillar invasivo no suele manifestarse con bultos firmes o distintivos.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes algún signo o síntoma que te preocupe. El médico te examinará y decidirá si es necesario que te practiques una mamografía o una ecografía mamaria de diagnóstico.

Pregúntale al médico en qué momento es recomendable comenzar a practicar análisis para detección del cáncer de mama en forma temprana y antes de que se manifiesten sus signos o síntomas. Los análisis para detección de rutina consisten en la exploración física y la radiografía mamaria (mamografía).

Aunque existen varios criterios entre las distintas organizaciones acerca de las recomendaciones en cuanto a los análisis para detección, numerosas organizaciones sugieren que las mujeres con un riesgo promedio de tener cáncer de mama deberían comenzar a realizarse mamografías a partir de los 40 años.

Si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama o existen otros factores de riesgo, es posible que el médico recomiende que comiences a hacerte mamografías u otras pruebas a una edad más temprana.

May 14, 2015