Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Escrito por personal de Mayo Clinic

El diagnóstico de cáncer de mama puede ser una de las situaciones más difíciles de enfrentar en la vida. Puede desencadenar una avalancha de emociones, desde estupor y miedo, hasta ira, ansiedad y depresión.

No existe un modo «correcto» de sentirse y actuar para enfrentar el cáncer. Con el tiempo, encontrarás tu propia forma de afrontar tus sentimientos. Hasta ese momento, los siguientes consejos quizás puedan ayudarte:

  • Aprende lo suficiente acerca del cáncer para poder tomar decisiones relativas al tratamiento. Pídele al médico detalles sobre el cáncer que padeces (el tipo, el estadio y las opciones de tratamiento). Cuanto más sepas, más cómoda te sentirás al momento de tomar decisiones relativas al tratamiento.

    Pídele al médico que te recomiende fuentes de información confiables para que puedas informarte más. El Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) y la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) son buenos lugares para comenzar.

  • Busca apoyo en tus familiares y amigos. Tus amigos y familiares cercanos pueden brindarte un sistema de apoyo que puede ayudarte a afrontar la situación durante el tratamiento.

    Pueden ayudarte con las pequeñas tareas domésticas para las que tal vez no tengas energía durante el tratamiento. Y pueden estar ahí para escucharte cuando necesites hablar con alguien.

  • Ponte en contacto con otros sobrevivientes de cáncer. Otros sobrevivientes de cáncer pueden ofrecer apoyo y perspectivas únicas porque comprenden lo que estás atravesando. Ponte en contacto con otros sobrevivientes de cáncer por medio de grupos de apoyo de tu comunidad.

    Pregúntale al médico acerca de los grupos de apoyo o ponte en contacto con tu delegación local de la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society). También existen grupos de apoyo en línea en sitios como Breastcancer.org.

  • Cuídate. Durante el tratamiento, date tiempo para descansar.

    Cuida de tu cuerpo y descansa lo suficiente para sentirte recuperada; sigue una dieta con frutas y vegetales en abundancia, mantente tan activa físicamente como puedas y tómate el tiempo para relajarte.

    Procura mantener al menos una parte de tu rutina cotidiana, incluso las actividades sociales.

May 14, 2015