Perspectiva general

Una arritmia cardíaca es un latido irregular del corazón. Los problemas del ritmo cardíaco (arritmias cardíacas) ocurren cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos del corazón no funcionan adecuadamente. La señalización defectuosa hace que el corazón lata demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o de forma irregular.

Las arritmias cardíacas pueden hacer que tengas una sensación de aleteo o de corazón acelerado y pueden ser inofensivas. Sin embargo, algunas arritmias cardíacas pueden provocar signos y síntomas molestos y, que, a veces, ponen en riesgo la vida.

Sin embargo, a veces es normal que una persona tenga un ritmo cardíaco rápido o lento. Por ejemplo, la frecuencia cardíaca puede aumentar con el ejercicio o disminuir durante el sueño.

El tratamiento de las arritmias cardíacas puede incluir medicamentos, procedimientos con catéter, dispositivos implantados o cirugía para controlar o eliminar los latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares. Un estilo de vida saludable para el corazón puede ayudar a prevenir los daños cardíacos que pueden desencadenar ciertas arritmias cardíacas.

Tipos

En general, las arritmias cardíacas se agrupan según la velocidad de la frecuencia cardíaca. Por ejemplo:

  • La taquicardia es un latido rápido del corazón. La frecuencia cardíaca en reposo es superior a 100 latidos por minuto.
  • La bradicardia es un latido lento del corazón. La frecuencia cardíaca en reposo es inferior a 60 latidos por minuto.

Latidos del corazón rápidos (taquicardia)

Los tipos de taquicardia incluyen:

  • Fibrilación auricular. La señalización caótica del corazón provoca una frecuencia cardíaca rápida y descoordinada. La afección puede ser temporal, pero es posible que algunos episodios de fibrilación auricular no se detengan a menos que se traten. La fibrilación auricular está asociada con complicaciones graves como el accidente cerebrovascular.
  • Aleteo auricular. El aleteo auricular es similar a la fibrilación auricular, pero los latidos del corazón están más organizados. El aleteo auricular también está relacionado con un accidente cerebrovascular.
  • Taquicardia supraventricular. La taquicardia supraventricular es un término amplio que incluye las arritmias que comienzan sobre las cavidades inferiores del corazón (ventrículos). La taquicardia supraventricular causa episodios de latidos fuertes del corazón (palpitaciones) que comienzan y terminan abruptamente.
  • Fibrilación ventricular. Este tipo de arritmia ocurre cuando las señales eléctricas caóticas y rápidas hacen que las cavidades inferiores del corazón (ventrículos) tiemblen en lugar de entrar en contacto de una manera coordinada que bombea sangre al resto del cuerpo. Este grave problema puede provocar la muerte si no se restablece el ritmo cardíaco normal en cuestión de minutos. La mayoría de las personas que tienen fibrilación ventricular tienen una enfermedad cardíaca subyacente o han experimentado un traumatismo grave.
  • Taquicardia ventricular. Esta frecuencia cardíaca rápida y regular comienza con señales eléctricas defectuosas en las cavidades inferiores del corazón (ventrículos). La frecuencia cardíaca rápida no permite que los ventrículos se llenen adecuadamente de sangre. Como resultado, el corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo. Es posible que la taquicardia ventricular no cause problemas graves en personas con un corazón sano. En el caso de personas con enfermedades cardíacas, la taquicardia ventricular puede ser una emergencia médica que requiere tratamiento médico inmediato.

Latidos cardíacos lentos (bradicardia)

Aunque una frecuencia cardíaca por debajo de 60 latidos por minuto en reposo se considera bradicardia, una frecuencia cardíaca baja en reposo no siempre indica un problema. Si estás en forma, es posible que tu corazón sea capaz de bombear suficiente sangre con menos de 60 latidos por minuto en reposo.

Si tienes una frecuencia cardíaca lenta y tu corazón no está bombeando suficiente sangre, es posible que tengas un tipo de bradicardia. Los tipos de bradicardias incluyen:

  • Síndrome del seno enfermo. El nódulo sinusal es responsable de establecer la frecuencia cardíaca. Si no funciona correctamente, la frecuencia cardíaca puede alternar entre demasiado lenta (bradicardia) y demasiado rápida (taquicardia). El síndrome del seno enfermo lo pueden causar cicatrices cerca del nódulo sinusal que hacen más lento, interrumpen o bloquean el viaje de los impulsos. El síndrome del seno enfermo es más común en los adultos mayores.
  • Bloqueo de la conducción. Un bloqueo de las vías eléctricas del corazón puede hacer que las señales que desencadenan los latidos del corazón sean más lentas o se detengan. Es posible que algunos bloqueos no causen signos o síntomas, mientras que otros pueden provocar interrupciones de los latidos del corazón o bradicardia.

Latidos cardíacos prematuros

Los latidos prematuros son latidos adicionales que se producen de uno en uno, a veces en patrones que se alternan con el latido normal del corazón. Los latidos adicionales pueden proceder de la cavidad superior del corazón (contracciones auriculares prematuras) o de la cavidad inferior (contracciones ventriculares prematuras).

Un latido prematuro puede sentirse como si tu corazón se saltara un latido. Estos latidos adicionales generalmente no son preocupantes, y con poca frecuencia significan que tienes una afección más grave. Aun así, un latido prematuro puede desencadenar una arritmia más duradera, especialmente en personas con enfermedades cardíacas. A veces, los latidos prematuros muy frecuentes que persisten durante varios años pueden derivar en el debilitamiento del corazón.

Es posible que los latidos prematuros se produzcan en reposo. A veces, los latidos prematuros están causados por el estrés, el ejercicio extenuante o los estimulantes, como la cafeína o la nicotina.

Síntomas

Las arritmias cardíacas pueden no causar ningún signo o síntoma. Un médico puede notar los latidos irregulares del corazón mientras te examina por otra razón de salud.

En general, los signos y síntomas de las arritmias incluyen:

  • Un aleteo en el pecho
  • Latidos cardíacos acelerados (taquicardia)
  • Latidos cardíacos lentos (bradicardia)
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aliento

Otros síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Ansiedad
  • Fatiga
  • Vahído o mareos
  • Sudoración
  • Desmayo (síncope) o casi desmayo

Cuándo consultar al médico

Si sientes que tu corazón late demasiado rápido o demasiado lento, o que se salta los latidos, pide una cita para ver a un médico. Busca ayuda médica inmediata si tienes falta de aliento, debilidad, mareos, vahídos, desmayos o mareos y dolor o incomodidad en el pecho.

Un tipo de arritmia llamada fibrilación ventricular puede causar una caída drástica de la presión arterial. El colapso puede ocurrir en segundos y pronto la respiración y el pulso de la persona se detendrán. Si esto ocurre, sigue los siguientes pasos:

  • Llama al 911 o al número de emergencia de tu área.
  • Si no hay ninguna persona cerca que esté capacitada en reanimación cardiopulmonar (RCP), haz RCP solo con las manos. Presiona el centro del pecho con firmeza y rapidez, a un ritmo de 100 a 120 compresiones por minuto hasta que lleguen los paramédicos. No es necesario hacer respiración de rescate.
  • Si tú o alguna persona que esté cerca sabe hacer reanimación cardiopulmonar, comienza a realizarla. La reanimación cardiopulmonar podrá ayudar a mantener el flujo sanguíneo a los órganos hasta que se pueda administrar una descarga eléctrica (desfibrilación).
  • Si se dispone de un desfibrilador externo automático cerca, haz que alguien busque el dispositivo y sigue las instrucciones. Un desfibrilador externo automático es un dispositivo de desfibrilación portátil que administra una descarga que puede reiniciar los latidos del corazón. No se requiere entrenamiento para accionar un desfibrilador externo automático. El desfibrilador externo automático le dirá qué hacer. Está programado para emitir una descarga solo cuando corresponda.

Causas

Para entender la causa de las arritmias cardíacas, puede ser útil saber cómo funciona normalmente el corazón.

¿Cómo late el corazón?

El corazón está formado por cuatro cavidades: dos cavidades superiores (aurículas) y dos cavidades inferiores (ventrículos).

El ritmo cardíaco normalmente se controla con un marcapasos natural (nódulo sinusal) ubicado en la cavidad derecha superior (aurícula).El nódulo sinusal envía señales eléctricas que normalmente inician cada latido del corazón. Estas señales eléctricas atraviesan las aurículas y provocan contracciones musculares que bombean la sangre a los ventrículos.

Luego, los impulsos eléctricos llegan a un grupo de células llamado nodo auriculoventricular donde se hacen más lentos. Este ligero retraso permite que los ventrículos se llenen de sangre. Cuando las señales eléctricas llegan a los ventrículos, las cavidades se contraen y bombean sangre a los pulmones o al resto del cuerpo.

En un corazón sano, este proceso de señalización, por lo general, se lleva a cabo sin problemas, lo que resulta en una frecuencia cardíaca en reposo normal de 60 a 100 latidos por minuto.

Los factores que pueden causar latidos irregulares del corazón (arritmia) incluyen los siguientes:

  • Ataque cardíaco actual o cicatrización de un ataque cardíaco anterior
  • Arterias obstruidas en el corazón (enfermedad arterial coronaria)
  • Cambios en la estructura del corazón, como por una miocardiopatía
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Infección por el virus de la COVID-19
  • Glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)
  • Apnea del sueño
  • Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)
  • Determinados medicamentos, incluidos los del resfriado y la alergia, comprados sin receta médica
  • Consumo excesivo de alcohol o cafeína
  • Abuso de drogas ilícitas
  • Genética
  • Hábito de fumar
  • Estrés o ansiedad

Factores de riesgo

Entre las cosas que pueden aumentar el riesgo de arritmias cardíacas se incluyen las siguientes:

  • Enfermedad de las arterias coronarias, otros problemas cardíacos y cirugía cardíaca previa. El estrechamiento de las arterias cardíacas, un ataque cardíaco, válvulas cardíacas anómalas, cirugía cardíaca previa, insuficiencia cardíaca, miocardiopatía y otros daños cardíacos son factores de riesgo para casi cualquier tipo de arritmia.
  • Presión arterial alta. Esta afección aumenta el riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias. También puede hacer que las paredes de la cavidad inferior izquierda del corazón (ventrículo izquierdo) se vuelvan rígidas y gruesas, lo que puede cambiar la forma en que los impulsos eléctricos viajan a través del corazón.
  • Enfermedad cardíaca congénita. Nacer con una afección cardíaca puede afectar el ritmo del corazón.
  • Enfermedad de la tiroides. Tener una glándula tiroides hiperactiva o hipoactiva puede aumentar el riesgo de latidos cardíacos irregulares.
  • Apnea obstructiva del sueño. Esta afección provoca pausas en la respiración durante el sueño. Puede provocar un ritmo cardíaco lento (bradicardia) y latidos cardíacos irregulares, lo que incluye la fibrilación auricular.
  • Desequilibrio electrolítico. Las sustancias presentes en la sangre denominadas electrolitos, como el potasio, el sodio, el calcio y el magnesio, ayudan a desencadenar y enviar impulsos eléctricos en el corazón. Un desequilibrio en los electrolitos, por ejemplo, si son demasiado bajos o altos, puede interferir en la señalización del corazón y provocar latidos cardíacos irregulares.
  • Determinados medicamentos y suplementos. Algunos medicamentos con receta médica y ciertos medicamentos para la tos y el resfriado sin receta médica pueden provocar arritmias.
  • Consumo excesivo de alcohol. Beber demasiado alcohol puede afectar los impulsos eléctricos en el corazón y puede aumentar la posibilidad de tener fibrilación auricular.
  • Consumo de cafeína, nicotina o drogas ilegales. La cafeína, la nicotina y otros estimulantes pueden acelerar los latidos del corazón y provocar la aparición de arritmias más graves. Las drogas ilegales, como las anfetaminas y la cocaína, pueden afectar en gran medida al corazón y causar muchos tipos de arritmias o a la muerte súbita debido a la fibrilación ventricular.

Complicaciones

Las complicaciones dependen del tipo de arritmia. En general, las complicaciones de las arritmias cardíacas pueden ser el accidente cerebrovascular, la muerte súbita y la insuficiencia cardíaca.

Las arritmias cardíacas se asocian con un mayor riesgo de coágulos sanguíneos. Si un coágulo se desprende, puede pasar del corazón al cerebro y provocar un accidente cerebrovascular. Los anticoagulantes pueden reducir el riesgo de accidente cerebrovascular relacionado con la fibrilación auricular y otras arritmias. Tu médico determinará si un medicamento anticoagulante es apropiado para ti.

Si una arritmia está causando los síntomas de la insuficiencia cardíaca, los métodos para controlar la frecuencia cardíaca pueden mejorar la función del corazón.

Prevención

Los cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas pueden ayudar a prevenir las arritmias cardíacas. Un estilo de vida saludable para el corazón incluye lo siguiente:

  • Seguir una dieta saludable para el corazón
  • Mantenerse físicamente activo
  • Mantener un peso saludable
  • No fumar
  • Limitar o evitar el consumo de cafeína y alcohol
  • Reducir el estrés, ya que el estrés y la ira intensos pueden causar problemas de ritmo cardíaco
  • Usar los medicamentos según las indicaciones y comunicar al médico todos los medicamentos que tomas, incluidos los comprados sin receta médica

Arritmia cardíaca - atención en Mayo Clinic

Nov. 11, 2021
  1. Kusumoto FM, et al. 2018 ACC/AHA/HRS guideline on the evaluation and management of patients with bradycardia and cardiac conduction delay: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines and the Heart Rhythm Society. Journal of the American College of Cardiology. 2018; doi: 10.1016/j.jacc.2018.10.044.
  2. Arrhythmia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/arrhythmia. Accessed Aug. 4, 2021.
  3. How the heart works. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/how-heart-works. Accessed Aug. 4, 2021.
  4. Panchal AR, et al. 2018 American Heart Association focused update on advanced cardiovascular life support use of antiarrhythmic drugs during and immediately after cardiac arrest. Circulation. 2018; doi:10.1161/CIR.0000000000000613.
  5. Overview of arrhythmias. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular-disorders/arrhythmias-and-conduction-disorders/overview-of-arrhythmias. Accessed Aug. 4, 2021.
  6. Zipes DP, et al. Assessment of the patient with a cardiac arrhythmia. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 4, 2021.
  7. Bonow RO, et al., eds. Diagnosis of cardiac arrhythmias. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 4, 2021.
  8. Cronin EM, et al. 2019 HRS/EHRA/APHRS/LAHRS expert consensus statement on catheter ablation of ventricular arrhythmias. European Society of Cardiology. 2019;21:1143.
  9. Ferri FF. Atrial fibrillation. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier, 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 4, 2021.
  10. Lévy S, et al. Arrhythmia management for the primary care clinician. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 4, 2021.
  11. Atrial fibrillation. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/atrial-fibrillation. Accessed Aug. 4, 2021.
  12. Long B, et al. Cardiovascular complications in COVID-19. American Journal of Emergency Medicine 2020; doi:10.1016/j.ajem.2020.04.048.
  13. Braswell-Pickering EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. June 29, 2021.
  14. Asirvatham SJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 27, 2019.
  15. Long QT syndrome. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/long-qt-syndrome. Accessed Aug. 4, 2021.
  16. Lee R. Surgical ablation to prevent recurrent atrial fibrillation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 4, 2021.
  17. Bashir MU, et al. Modulation of the autonomic nervous system through mind and body practices as a treatment for atrial fibrillation. Reviews in Cardiovascular Medicine. 2019; doi:10.31083/j.rcm.2019.03.517.
  18. Noseworthy PA (expert opinion). Mayo Clinic; Sept. 17, 2021.
  19. Tisdale JE, et al. Drug-induced arrhythmias: A scientific statement from the American Heart Association. Circulation. 2020; doi:10.1161/CIR.0000000000000905.