Hace algunos años, me diagnosticaron pérdida de la audición de alta frecuencia y me dijeron que probablemente los audífonos no resultarían útiles en mi caso. Dada toda la nueva tecnología con la que cuentan los audífonos hoy en día, ¿son útiles para mí?

Respuesta de Paul Y. Takahashi, M.D.

Sí. Los fabricantes de audífonos realizan mejoras continuas desarrollando audífonos que son más eficaces para todos los tipos de pérdida de la audición, incluida la pérdida de la audición de alta frecuencia.

El surgimiento de la tecnología digital a mediados de la década de 1990 tuvo como consecuencia mejoras significativas en los audífonos. Los audífonos digitales pueden ajustarse de modo que se adapten a la pérdida de audición singular de cada persona. En el caso de los audífonos digitales, un chip de computadora convierte los sonidos que llegan en un código digital; luego, el chip analiza y ajusta la señal según tus necesidades específicas, determinadas por las pruebas de la audición. Después, las señales vuelven a convertirse en ondas sonoras, y se envían a los oídos. El resultado es un sonido que se adecua con mayor precisión a tu pérdida de la audición.

Algunas mejoras adicionales en los audífonos digitales incluyen las siguientes:

  • Mejor control de la retroalimentación (pitidos)
  • Mejor reducción del sonido
  • Mejores ajustes de volumen automáticos
  • Conectividad a dispositivos mediante tecnología Bluetooth, como teléfonos celulares y tabletas

Los audífonos de adaptación abierta dejan el canal auditivo al menos parcialmente abierto y actualmente son lo más moderno que existe para la pérdida de la audición de alta frecuencia. Los audífonos de adaptación abierta permiten que los sonidos de baja y media frecuencia ingresen al oído normalmente, de modo que solo los sonidos de alta frecuencia son amplificados.

A fin de encontrar el mejor audífono para tu situación, pide una consulta con un audiólogo para que evalúe tu audición y analice tus necesidades específicas. Juntos, pueden decidir qué características serán más útiles en el caso de tu pérdida de la audición.

Debido a que puede llevarte un tiempo acostumbrarte a un audífono, la mayoría de los estados permiten un período de prueba de, al menos, 30 días durante el cual puedes probar el audífono y devolverlo si no estás satisfecho. Es posible que el período de prueba tenga un costo.

Aug. 24, 2018 See more Expert Answers