La pérdida de la audición que aparece gradualmente a medida que envejeces (presbiacusia) es frecuente. Aproximadamente, el 25 por ciento de las personas en Estados Unidos entre los 55 y los 64 años de edad tienen cierto grado de pérdida de la audición. En el caso de las personas mayores de 65 años, la cantidad de personas con cierta pérdida de audición es de casi 1 en 2.

El envejecimiento y la exposición crónica a ruidos fuertes son factores importantes que contribuyen a la pérdida de la audición. Otros factores, como el exceso de cerumen, pueden evitar temporalmente que los oídos conduzcan las ondas de manera adecuada.

La mayoría de los tipos de pérdida de la audición son irreversibles. Sin embargo, no es necesario que vivas en un mundo de sonidos enmudecidos y poco diferenciados. El médico o el especialista de la audición y tú pueden tomar algunas medidas para mejorar la audición.

Sept. 03, 2015