Alergias estacionales: córtalas de raíz

Alivia las alergias estacionales con estas técnicas comprobadas.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La primavera supone capullos de flores y árboles florecientes, y si eres una de los millones de personas que tienen alergias estacionales, también implica estornudos, congestión, moqueo y otros síntomas molestos. Las alergias estacionales —también llamadas «fiebre del heno» y «rinitis alérgica»— pueden hacerte sentir muy mal. No obstante, antes de conformarte con flores de plástico y césped artificial, prueba estas simples estrategias para mantener las alergias estacionales controladas.

Reduce tu exposición a los desencadenantes de alergia

Para reducir la exposición a las cosas que desencadenen tus signos y síntomas de alergia (alérgenos):

  • Quédate adentro los días secos y con viento. El mejor momento para estar al aire libre es después de una buena lluvia, ya que ayuda a limpiar el polen del aire.
  • Delega tareas como cortar el césped, limpiar malezas y otras tareas de jardinería que remueven los alérgenos.
  • Quítate la ropa que usaste afuera y dúchate para limpiar el polen de la piel y del cabello.
  • No cuelgues la ropa afuera, ya que el polen se puede pegar a las sábanas y toallas.
  • Usa una mascarilla contra el polen si realizas tareas al aire libre.

Toma medidas extras cuando los conteos de polen son altos

Los signos y síntomas de la alergia estacional se pueden exacerbar cuando hay mucho polen en el aire. Estas medidas pueden ayudarte a reducir la exposición:

  • Consulta la TV o la estación de radio local, tu periódico local o Internet para los pronósticos de polen y los niveles de polen actual.
  • Si se espera un conteo alto de polen, comienza a tomar medicamentos contra la alergia antes de que comiencen los síntomas.
  • Cierra las puertas y las ventanas por la noche o en cualquier otro momento cuando los conteos de polen sean altos.
  • Evita la actividad al aire libre temprano por la mañana, cuando hay mayor cantidad de polen.

Mantén el aire interior limpio

No existe un producto milagroso que elimine todos los alérgenos del aire en el hogar, pero estas sugerencias pueden ayudarte:

  • Usa aire acondicionado en tu casa y auto.
  • Si tienes calefacción por aire o aire acondicionado en tu casa, usa filtros de alta eficiencia y sigue el programa regular de mantenimiento.
  • Mantén el aire interior seco con un deshumidificador.
  • Usa un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA) portátil en tu habitación.
  • Limpia los pisos con frecuencia con una aspiradora que tenga filtro de partículas de aire de alta eficiencia.

Prueba con un medicamento de venta libre

Varios tipos de medicamentos sin receta pueden ayudar a aliviar los síntomas de la alergia. Algunos de ellos son:

  • Antihistamínicos orales. Los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar los estornudos, la picazón, el moqueo y los ojos llorosos. Algunos ejemplos de antihistamínicos orales son la loratadina (Claritin, Alavert), la cetirizina (Zyrtec Allergy) y la fexofenadina (Allegra Allergy).
  • Descongestionantes. Los descongestionantes orales como la pseudoefedrina (Sudafed, Afrinol u otros) pueden brindar un alivio temporario de la congestión nasal. Los descongestionantes también vienen en aerosoles nasales, como la oximetazolina (Afrin) y la fenilefrina (Neo-Synephrine). Usa los descongestionantes nasales durante unos pocos días consecutivos únicamente. El uso a largo plazo de los aerosoles nasales descongestionantes puede empeorar los síntomas (congestión por efecto rebote).
  • Aerosol nasal. Los aerosoles nasales con cromoglicato disódico pueden aliviar los síntomas de la alergia y no tienen efectos secundarios graves, pero son más efectivos cuando comienzas a usarlos antes de que comiencen los síntomas.
  • Medicamentos combinados. Algunos medicamentos para la alergia combinan un antihistamínico con un descongestionante. Algunos ejemplos son la loratadina-pseudoefedrina (Claritin-D) y la fexofenadina-pseudoefedrina (Allegra-D).

Enjuague de los senos paranasales

El enjuague de las fosas nasales con solución salina (irrigación nasal) es una forma rápida, económica y eficaz de aliviar la congestión nasal. El enjuague expulsa directamente la mucosidad y los alérgenos de la nariz.

Consigue una botella flexible o un rinocornio —un contenedor pequeño con un pico diseñado para enjuagar la nariz— en la farmacia o en una tienda de alimentos saludables. Para preparar la solución de irrigación, usa agua destilada estéril, previamente hervida y fría, o filtrada mediante un filtro con un tamaño de poros absoluto de 1 micrón o más pequeño. Además, asegúrate de enjuagar el dispositivo de irrigación después de cada uso con agua igualmente destilada, estéril, previamente hervida y fría, o con agua filtrada, y déjalo secar al aire.

¿Te interesan los tratamientos alternativos? Considera estos

Se han utilizado muchos remedios naturales para tratar los síntomas de la rinitis alérgica (fiebre del heno). Algunos tratamientos que pueden ayudar son los extractos del arbusto de petasita y de espirulina (un tipo de alga seca). Sin embargo, los beneficios y la seguridad no son claros.

Algunas personas sostienen que la acupuntura puede mejorar los síntomas de la alergia estacional. Hay algunas pruebas que indican que la acupuntura funciona, y hay pocas pruebas de que produzca daño.

Consulta con el médico antes de probar tratamientos alternativos.

Cuando no alcanza con los remedios caseros, consulta con el médico

Para muchas personas, evitar los alérgenos y tomar medicamentos de venta libre es suficiente para aliviar los síntomas. Pero si las alergias estacionales aun así son molestas, no te rindas. Hay muchos otros tratamientos disponibles.

Si tienes alergias estacionales intensas, el médico puede recomendar que te realices pruebas cutáneas o análisis de sangre para saber exactamente qué alérgenos desencadenan los síntomas. Los análisis pueden ayudar a determinar qué medidas debes tomar para evitar los desencadenantes específicos e identificar qué tratamientos tienen más probabilidades de funcionar mejor en tu caso.

En algunas personas, las vacunas contra la alergia (inmunoterapia con alérgenos) pueden ser una buena opción. Este tratamiento, también conocido como «desensibilización», consiste en aplicar inyecciones periódicas que contienen pequeñas cantidades de las sustancias que provocan la alergia. Con el tiempo, estas inyecciones reducen la reacción del sistema inmunitario que causa los síntomas. Para algunas alergias, el tratamiento puede administrarse en forma de tabletas sublinguales.

Dec. 29, 2015 See more In-depth