Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El objetivo inicial del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación. Para lograr esto, el médico puede recomendarte que hagas lo siguiente:

  • Tomar un descanso de las actividades agotadoras para permitir que la lesión se cure.
  • Usar un bastón o muletas para evitar apoyar todo el peso en la pierna lesionada.
  • Aplicar compresas de hielo varias veces al día para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  • Envolver la zona lesionada con un vendaje de compresión o usar pantalones cortos de compresión para minimizar la hinchazón.
  • Descansar con la pierna elevada por encima del nivel del corazón, si es posible, para mejorar el drenaje y minimizar la hinchazón.
  • Tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) o paracetamol (Tylenol u otros), para reducir el dolor y la inflamación.

Fisioterapia

Una vez que desaparecen el dolor y la hinchazón iniciales de una lesión de los isquiotibiales, el médico o fisioterapeuta puede mostrarte cómo hacer algunos ejercicios específicos diseñados para mejorar la flexibilidad y fortalecer los músculos isquiotibiales.

Cirugía

Si el músculo se soltó de la zona donde se une a la pelvis o a la tibia, los cirujanos ortopédicos pueden volver a conectarlo. Los desgarros musculares graves también pueden repararse.

Oct. 03, 2015