Diagnóstico

La glomerulonefritis suele advertirse cuando un uroanálisis de rutina tiene resultado anormal. Algunas pruebas para evaluar la función renal y para hacer un diagnóstico de glomerulonefritis son:

  • Análisis de orina. Un uroanálisis podría mostrar la presencia de glóbulos rojos y cilindros de glóbulos rojos en la orina, lo que indica un posible daño en los glomérulos. Los resultados del uroanálisis también podrían indicar la presencia de glóbulos blancos, un indicador frecuente de infección o de inflamación, y un aumento de proteínas, lo cual podría ser indicio de daño de las nefronas. Otros indicadores, como el aumento de los niveles sanguíneos de creatinina o de urea, son señales de alerta.
  • Análisis de sangre. Pueden brindar información sobre el daño renal y sobre el deterioro de los glomérulos a partir de la medición de los niveles de desechos, como creatinina y nitrógeno ureico en sangre.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Si el médico detecta evidencias de daño, es posible que recomiende estudios de diagnóstico que permitan ver los riñones, como radiografías renales, una ecografía o una exploración por tomografía computarizada.
  • Biopsia de riñón. Este procedimiento supone el uso de una aguja especial para extraer pequeños trozos de tejido renal y para examinarlos con microscopio a fin de determinar la causa de la inflamación. Casi siempre se necesita una biopsia de riñón para confirmar el diagnóstico de glomerulonefritis.

Tratamiento

El tratamiento de la glomerulonefritis y el resultado dependen de los siguientes factores:

  • Si tienes una forma aguda o crónica de la enfermedad
  • La causa oculta
  • El tipo y la gravedad de los signos y síntomas

Algunos casos de glomerulonefritis aguda, en especial, las que le siguen a una infección por estreptococos, podrían mejorar solos sin necesitar ningún tratamiento. Si existe una causa de fondo, como presión arterial alta, una infección o una enfermedad autoinmunitaria, el tratamiento deberá dirigirse a esa causa de fondo.

En general, el objetivo del tratamiento es proteger los riñones de un daño mayor.

Terapias para la insuficiencia renal asociada

Para la glomerulonefritis aguda y la insuficiencia renal aguda, la diálisis puede ayudar a eliminar el exceso de líquido y controlar la presión arterial alta. Las únicas terapias de largo plazo para la enfermedad renal terminal son la diálisis y el trasplante de riñón. Cuando no es posible hacer un trasplante, casi siempre debido a una salud deficiente, la única opción es la diálisis.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes una enfermedad renal, es posible que el médico te recomiende determinados cambios en el estilo de vida:

  • Restringir el consumo de sal para prevenir o minimizar la retención de líquidos, la hinchazón y la hipertensión
  • Consumir menos proteínas y potasio para reducir la acumulación de desechos en la sangre
  • Mantener un peso saludable
  • Controlar el nivel de azúcar en sangre si tienes diabetes
  • Dejar de fumar

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Convivir con una enfermedad crónica puede poner a prueba tus recursos emocionales. Si tienes glomerulonefritis crónica o insuficiencia renal crónica, te puede resultar útil unirte a un grupo de apoyo. Este puede brindarte información útil además de escucharte en forma comprensiva.

Para encontrar un grupo de apoyo, pídele a tu médico que te recomiende uno o ponte en contacto con la National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón) para localizar la delegación más cercana.

Preparación para la consulta

Es probable que comiences por visitar a tu médico de cabecera. Si los análisis de laboratorio revelan que tienes daño renal, es posible que te deriven a un médico que se especialice en problemas renales (nefrólogo).

Qué puedes hacer

Para prepararte para la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como limitar lo que comes y bebes. Luego prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluso los que parezcan no tener relación con los riñones o con la función urinaria, y cuándo comenzaron
  • Todos los medicamentos y sus dosis, incluso las vitaminas u otros suplementos que tomes
  • Tu historia clínica importante, incluso cualquier otra afección y antecedente familiar
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar la información que recibas.

Estas son algunas de las preguntas para hacerle al médico sobre la glomerulonefritis:

  • ¿Qué tan afectados están mis riñones?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta afección suele ser temporal o crónica?
  • ¿Necesitaré diálisis?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta con esta enfermedad?
  • ¿Qué restricciones debo respetar?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Hay folletos u otros materiales impresos que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar o empeorar los síntomas?
  • ¿Hay alguien en tu familia con antecedentes de glomerulonefritis o de otras enfermedades renales?
  • ¿Tienes antecedentes de presión arterial alta o de diabetes mellitus?
Sept. 21, 2018
References
  1. The kidneys and how they work (Los riñones y cómo funcionan). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas). http://kidney.niddk.nih.gov/KUDiseases/pubs/yourkidneys/index.aspx. Último acceso: 21 de octubre de 2016.
  2. Glomerulonephritis (Glomerulonefritis). National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón). http://www.kidney.org/atoz/content/glomerul.cfm. Último acceso: 21 de octubre de 2016.
  3. Hebert LA, et al. Differential diagnosis and evaluation of glomerular disease (Diagnóstico diferencial y evaluación de la enfermedad glomerular). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de octubre de 2016.
  4. Glomerular diseases (Enfermedades glomerulares). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas). http://kidney.niddk.nih.gov/KUDiseases/pubs/glomerular/index.aspx. Último acceso: 21 de octubre de 2016.
  5. Kidney failure: Choosing a treatment that's right for you (Insuficiencia renal: cómo escoger el tratamiento adecuado). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales). https://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/kidney-disease/kidney-failure-choosing-a-treatment-thats-right-for-you/Pages/facts.aspx. Último acceso: 21 de octubre de 2016.
  6. Monga D, et al. Glomerular diseases and cancer (Enfermedades glomerulares y cáncer). American Society of Nephrology (Sociedad Americana de Nefrología). https://www.asn-online.org/education/distancelearning/curricula/onco/. Último acceso: 31 de octubre de 2016.
  7. Aslam N (opinión de un experto). Mayo Clinic, Jacksonville, Fla. Último acceso: 31 de octubre de 2016.