Los síntomas más frecuentes de la arteritis de células gigantes son dolor y sensibilidad en la cabeza, a menudo graves, que generalmente afectan ambas sienes. El comienzo de la enfermedad puede ser similar a una influenza.

Por lo general, los signos y síntomas de la arteritis de células gigantes comprenden:

  • Dolor persistente y fuerte en la cabeza, generalmente en la zona de las sienes
  • Sensibilidad en el cuero cabelludo
  • Dolor de mandíbula cuando masticas o cuando abres bien la boca
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Pérdida de peso no intencional
  • Pérdida de la visión, particularmente en las personas que también tienen dolor en la mandíbula
  • Perdida repentina y permanente de la visión de un ojo

El dolor y la rigidez en el cuello, los hombros o las caderas son síntomas frecuentes de un trastorno relacionado, la polimialgia reumática. Aproximadamente un 50 por ciento de las personas que tienen arteritis de células gigantes también tienen polimialgia reumática.

Cuándo consultar al médico

Si tienes dolor de cabeza nuevo y persistente o cualquiera de los problemas mencionados arriba, consulta con el médico sin demora. Si te diagnostican arteritis de células gigantes, iniciar el tratamiento tan pronto como sea posible por lo general puede ayudar a evitar la pérdida de la visión.

Oct. 02, 2015