Descripción general

El pie caído, también conocido como «pie pendular», es un término general que se refiere a la dificultad para levantar la parte delantera del pie. Si tienes el pie caído, es posible que arrastres la parte delantera del pie por el suelo cuando caminas.

El pie caído no es una enfermedad. Es más bien un signo de un problema neurológico, muscular o anatómico de fondo.

A veces el pie caído es temporal, pero puede ser permanente. Si tienes el pie caído, quizá necesites usar un dispositivo de inmovilización en el tobillo para sujetar el pie en una posición normal.

Síntomas

El pie caído hace que sea difícil levantar la parte delantera del pie, por lo que es posible que lo arrastres por el piso al caminar. Esto puede causar que levantes el muslo al caminar, como si subieras escaleras (marcha de trotón), para ayudar a que el pie se aleje del suelo. Esta marcha inusual podría hacer que golpees el pie contra el piso con cada paso que das. En algunos casos, se insensibiliza la piel de la parte superior del pie y de los dedos.

Según cuál sea la causa, el pie caído puede afectar a uno o a ambos pies.

Cuándo consultar al médico

Si arrastras los dedos del pie por el piso al caminar, consulta con tu médico.

Causas

La causa del pie caído es la debilidad o parálisis de los músculos que intervienen para levantar la parte delantera del pie. Las causas del pie caído pueden comprender:

  • Lesión neurológica. La causa más frecuente del pie caído es la compresión de un nervio de la pierna que controla los músculos que intervienen para levantar el pie (nervio peroneo). Este nervio también puede lesionarse durante una cirugía de reemplazo de cadera o de rodilla, la cual puede causar el pie caído.

    Una lesión en la raíz de un nervio («pinzamiento de un nervio») en la columna vertebral también puede causar el pie caído. Las personas con diabetes son más propensas a los trastornos neurológicos, los cuales están asociados con el pie caído.

  • Trastornos musculares o de los nervios. Hay diversas formas de distrofia muscular (enfermedad hereditaria que causa debilidad muscular progresiva) que pueden causar el pie caído. También pueden hacerlo otros trastornos, como la poliomielitis o la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth.
  • Trastornos cerebrales y de la médula espinal. Los trastornos que afectan la médula espinal o el cerebro —como la esclerosis lateral amiotrófica, la esclerosis múltiple o un accidente cerebrovascular— pueden causar el pie caído.

Factores de riesgo

El nervio peroneo controla los músculos que elevan el pie. Este nervio pasa cerca de la superficie de la piel, en el lado de la rodilla que se encuentra más cerca de la mano. Las actividades que comprimen este nervio pueden aumentar el riesgo de tener pie caído. Por ejemplo:

  • Cruzar las piernas. Las personas que tienen el hábito de cruzar las piernas pueden comprimir el nervio peroneo en la parte superior de la pierna.
  • Permanecer arrodillado durante mucho tiempo. Las ocupaciones que implican arrodillarse o ponerse en cuclillas por mucho tiempo (como cosechar fresas o colocar cerámicos para pisos) pueden causar pie caído.
  • Usar un yeso para la pierna. Los moldes de yeso que encierran el tobillo y terminan justo por debajo de la rodilla pueden ejercer presión sobre el nervio peroneo.

Feb. 24, 2018
References
  1. Foot drop. BMJ. 2015;350:h1736.
  2. Foot drop information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Foot-Drop-Information-Page. Accessed Sept. 13, 2017.
  3. Rutkove SB. Overview of lower extremity peripheral nerve syndromes. https//www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 13, 2017.
  4. Foot drop. GBS/CIDP Foundation International. https://www.gbs-cidp.org/ecomm/foot-drop/. Accessed Sept. 13, 2017.
  5. Foot drop treatment (tendon transfer). American Orthopaedic Foot & Ankle Society. http://www.aofas.org/footcaremd/treatments/Pages/Foot-Drop-Treatment-(Tendon-Transfer).aspx. Accessed Sept. 13, 2017.