La causa del pie caído es la debilidad o parálisis de los músculos que intervienen para levantar la parte delantera del pie. Las causas de fondo del pie caído varían y pueden comprender:

  • Lesión neurológica. La causa más frecuente del pie caído es la compresión de un nervio de la pierna que controla los músculos que intervienen para levantar el pie. Este nervio también puede lesionarse durante la cirugía de reemplazo de cadera o de rodilla, la cual puede causar el pie caído. Una lesión en la raíz de un nervio (pinzamiento de un nervio) en la espina dorsal también puede causar el pie caído. Las personas con diabetes son más propensas a los trastornos neurológicos, los cuales están asociados con el pie caído.
  • Trastornos musculares o de los nervios. Hay diversas formas de distrofia muscular, una enfermedad hereditaria que causa debilidad muscular progresiva, que pueden contribuir a causar el pie caído. También otros trastornos pueden causar el pie caído, como la poliomielitis o la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth.
  • Trastornos cerebrales y de la médula espinal. Los trastornos que afectan la médula espinal o el cerebro —como esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple o accidente cerebrovascular— pueden causar el pie caído.
Nov. 27, 2014