Tratamiento

Por lo general, no necesitarás más que descanso y una gran cantidad de líquido para tratar la gripe. No obstante, en algunos casos el médico puede recetarte un medicamento antiviral, por ejemplo, oseltamivir (Tamiflu) o zanamivir (Relenza). Si tomas estos fármacos poco tiempo después de notar los síntomas, es posible que acortes un día la enfermedad y evites complicaciones graves.

El oseltamivir es un medicamento oral. El zanamivir se inhala mediante un dispositivo similar a un inhalador de asma; las personas con problemas respiratorios (como asma y neumopatías) no deben utilizarlo.

Entre los efectos secundarios de los medicamentos antivirales se incluyen náuseas y vómitos. Estos efectos secundarios pueden reducirse si se toma el fármaco junto con una comida. El oseltamivir también se asoció con delirio y comportamientos de autolesiones en adolescentes.

Algunos investigadores recomiendan realizar más estudios sobre estos fármacos debido a que no se conocen sus efectos más allá de la pequeña reducción en la duración de la enfermedad. Algunos estudios sugieren que estos medicamentos también pueden ayudar a reducir la gravedad de las complicaciones. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades continúan recomendando su uso para algunas personas.

Otra de las preocupaciones es que algunas cepas de la influenza se tornaron resistentes al oseltamivir, la amantadita y la rimantadina (Flumadine), que son medicamentos antivirales más antiguos.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Modo de vida y remedios caseros

Si tienes gripe, estas medidas podrían ayudarte a aliviar los síntomas:

  • Bebe muchos líquidos. Opta por beber agua, jugo y sopas calientes para evitar la deshidratación.
  • Descansa. Duerme más para ayudar a tu sistema inmunitario a combatir la infección.
  • Considera los analgésicos. Usa un analgésico de venta libre, como paracetamol (Tylenol y otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros), para combatir los dolores asociados con la influenza. No debes dar aspirinas a los niños o adolescentes debido al riesgo de síndrome de Reye, una afección inusual pero potencialmente mortal.
Oct. 05, 2017
References
  1. Kasper DL, et al., eds. Influenza. En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.mhmedical.com. Último acceso: 19 de julio de 2017.
  2. Dolin R. Clinical manifestations of seasonal influenza in adults (Manifestaciones clínicas de la influenza estacional en adultos). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 19 de julio de 2017.
  3. Zachary KC. Treatment of seasonal influenza in adults (Tratamiento de la influenza estacional en adultos). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 19 de julio de 2017.
  4. Goldman L, et al., eds. Influenza. En: Goldman-Cecil Medicine (Medicina de Cecil-Goldman). 25.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 19 de julio de 2017.
  5. The flu: What to do if you get sick (La influenza: qué hacer si te enfermas). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/flu/takingcare.htm. Último acceso: 19 de julio de 2017.
  6. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), et al. Prevention and control of influenza with vaccines: Recommendations of the advisory committee on immunization practices, United States, 2017-18 influenza season (Prevención y control de la influenza con vacunas: recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, Estados Unidos, temporada de influenza 2017-2018). Informe semanal de morbilidad y mortalidad (MMWR). 2017;66:1. https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/66/rr/rr6602a1.htm. Último acceso: 24 de agosto de 2017.