Diagnóstico

Es posible que el proveedor de atención médica use uno de los siguientes métodos para determinar si tienes síndrome de vaciamiento rápido.

  • Antecedentes médicos y evaluación. En general, el médico puede diagnosticar el síndrome de vaciamiento rápido a partir de tus antecedentes médicos, particularmente si se te ha hecho un procedimiento quirúrgico en el estómago, y de una evaluación de tus signos y síntomas.
  • Análisis de glucosa en la sangre. Debido a que un nivel bajo de glucosa en la sangre se asocia con el síndrome de vaciamiento rápido, es posible que el médico te pida un análisis (una prueba oral de tolerancia a la glucosa) para medir tu nivel de glucosa en la sangre en el momento pico de tus síntomas para confirmar el diagnóstico.
  • Prueba de vaciamiento gástrico. Se añade un material radioactivo a la comida para medir la rapidez con la que se mueve en el estómago.

Tratamiento

Es probable que el síndrome de evacuación gástrica rápida se cure solo dentro de tres meses. Mientras tanto, es muy posible que hacer cambios en tu alimentación alivie los síntomas. De no ser así, el proveedor de atención médica puede recomendarte medicamentos o cirugía.

Medicamentos

Si los cambios en su dieta no mejoran los síntomas, el proveedor de atención médica puede recetarle octreotida (Sandostatin). Este medicamento antidiarreico, que se administra con una inyección por bajo la piel, puede retardar el recorrido de la comida hacia el intestino. Algunos efectos secundarios incluyen náuseas, diarrea y heces grasas (esteatorrea).

Habla con el médico sobre la manera adecuada de autoadministrarte el medicamento.

Cirugía

Si los enfoques tradicionales no dan resultado, pueden recomendarte una cirugía. Según tu situación, los procedimientos quirúrgicos para tratar el síndrome de vaciamiento rápido pueden incluir la reconstrucción del píloro o una cirugía para revertir la cirugía de baipás gástrico.

Estilo de vida y remedios caseros

Aquí hay algunas estrategias alimentarias que pueden ayudarte a mantener una buena nutrición y minimizar los síntomas.

  • Consumir porciones más pequeñas. Intenta comer 5 o 6 comidas pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes.
  • Recuéstate después de las comidas. Intenta recostarte por 30 minutos después de comer.
  • Bebe la mayoría de los líquidos entre las comidas. Al principio, no bebas nada durante 30 a 60 minutos antes y después de las comidas.
  • Bebe de 6 a 8 tazas (1,4 a 1,9 litros) de líquidos al día. Al principio, limita el líquido con las comidas a 1/2 taza (118 mililitros). Aumenta el líquido con las comidas a medida que lo toleres.
  • Haz cambios en tu dieta. Come más proteínas (carne de res, carne de aves, mantequilla de maní cremosa y pescado) y carbohidratos complejos (avena y otros alimentos integrales ricos en fibras). Limita el consumo de alimentos ricos en azúcar, como los dulces, el azúcar de mesa, los jarabes, las gaseosas y los jugos.

    El azúcar natural de los productos lácteos (lactosa) podría empeorar los síntomas. Primero prueba con pequeñas cantidades o elimínalos si crees que te causan problemas. Podrías consultar con un dietista diplomado para obtener más consejos sobre qué comer.

  • Aumenta el consumo de fibras. La goma guar y la pectina de los alimentos o de los suplementos pueden retrasar la absorción de los carbohidratos en el intestino delgado.
  • Consulta con el médico sobre el consumo de alcohol.

Medicina alternativa

Algunas personas usan suplementos como pectina y goma guar para espesar el contenido digestivo y desacelerar el avance hacia los intestinos. Si decides probar un suplemento, consúltalo con el médico para conocer los posibles efectos secundarios o las interacciones con otros medicamentos que estés tomando.

Preparación para la consulta

Si tienes signos y síntomas del síndrome de evacuación rápida, es probable que primero consultes con tu proveedor de atención médica de cabecera. Es posible que se te remita a un médico que se especializa en tratar trastornos del aparato digestivo (gastroenterólogo).

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la cita médica.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la cita médica. Cuando programes la cita médica, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu alimentación.
  • Anota los síntomas que tengas, incluso aquellos que no parezcan estar relacionados con el motivo de la cita médica.
  • Anota información personal clave, incluso episodios de estrés importantes o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Enumera todos los medicamentos, las vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis.
  • Pide a un familiar o a un amigo que te acompañe para que te ayude a recordar todo.
  • Trae tus expedientes médicos sobre tratamientos en que tuviste en el pasado, especialmente de cualquier procedimiento quirúrgico en el estómago.
  • Anota las preguntas que quieras hacerle al proveedor de atención médica.

Preguntas para hacerle al médico

En el caso del síndrome de vaciamiento rápido, algunas preguntas básicas para hacerle al proveedor de atención médica incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál puede ser la causa de mis síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas debo hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Debería consultar a un dietista?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas de forma conjunta?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta durante la cita médica.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Te has sometido a una cirugía de estómago? Si es así, ¿de qué tipo?
  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuánto tiempo después de comer aparecen los síntomas?
  • ¿Existe alguna comida que empeore los síntomas?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
Aug. 11, 2022
  1. Townsend CM Jr, et al. Stomach. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 21st ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 4, 2022.
  2. Feldman M, et al., eds. Gastric neuromuscular function and neuromuscular disorders. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 11th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 4, 2022.
  3. Dumping syndrome. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/dumping-syndrome. Accessed April 29, 2022.
  4. Cameron AM, et al. Management of motility disorders of the stomach and small bowel. In: Current Surgical Therapy. 13th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 4, 2022.
  5. Ellsmere JC. Late complications of bariatric surgical operations. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 4, 2022.
  6. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Dietary guidelines for managing dumping syndrome. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2013.

Síndrome de evacuación gástrica rápida