Descripción general

La degeneración macular no exudativa es un trastorno ocular frecuente entre las personas mayores de 50 años. Provoca visión central borrosa o reducida debido al adelgazamiento de la mácula. La mácula es la parte de la retina responsable de que la visión sea clara en tu línea directa de visión.

La degeneración macular no exudativa puede desarrollarse primero en un ojo y luego afectar a ambos. Con el tiempo, la visión puede empeorar y afectar la capacidad de hacer ciertas cosas, como leer, conducir o reconocer rostros. Pero esto no significa que perderás la vista por completo.

La detección temprana y las medidas de cuidado personal pueden retrasar la pérdida de la vista por degeneración macular no exudativa.

Síntomas

Los síntomas de la degeneración macular seca por lo general se desarrollan gradualmente y sin dolor. Estos pueden ser:

  • Distorsiones visuales, como líneas rectas que parecen dobladas
  • Reducción de la visión central en uno o ambos ojos
  • La necesidad de luz más brillante al leer o realizar trabajos minuciosos
  • Mayor dificultad para adaptarse a los niveles bajos de luz, como al ingresar a un restaurante poco iluminado
  • Mayor visión borrosa de las palabras impresas
  • Disminución de la intensidad o el brillo de los colores
  • Dificultad al reconocer rostros

La degeneración macular seca por lo general afecta ambos ojos. Si un solo ojo es el afectado, es posible que no notes ningún cambio en la visión debido a que el ojo sano puede compensar la debilidad del otro ojo. Y como el trastorno no afecta la visión lateral (periférica), es muy raro que cause la pérdida de la visión total.

La degeneración macular seca es uno de los dos tipos de degeneración macular relacionada con la edad. Puede progresar a la degeneración macular (neovascular) húmeda, que se caracteriza por el hecho de que los vasos sanguíneos crecen debajo de la retina y gotean. La degeneración seca es más frecuente, pero por lo general progresa lentamente (durante años). Es más probable que la de tipo húmedo cause un cambio relativamente repentino en la visión lo cual da como resultado una pérdida grave de esta.

Cuándo consultar al médico

Consulta a tu médico en los siguientes casos:

  • Notas cambios en tu visión central
  • Tu capacidad para ver colores y detalles precisos se ve alterada

Estos cambios pueden ser el primer indicador de la degeneración macular, especialmente si tienes más de 50 años de edad.

Causas

Nadie sabe exactamente qué causa la degeneración macular seca. No obstante, la investigación indica que puede estar relacionada con una combinación de factores hereditarios y ambientales, entre ellos, el fumar y la dieta.

La enfermedad se desarrolla a medida que los ojos envejecen. La degeneración macular afecta la mácula: la parte de la retina responsable de la visión clara en tu línea directa de visión. Con el tiempo, el tejido de la mácula puede adelgazar y romperse.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer degeneración macular son los siguientes:

  • La edad. Esta enfermedad es más común en personas mayores de 50 años.
  • Antecedentes familiares y genéticas. La enfermedad tiene un componente hereditario. Los investigadores han identificado varios genes que están relacionados con el desarrollo del trastorno.
  • Raza. La degeneración macular es más común en personas de origen caucásico.
  • Tabaquismo. Fumar o estar expuesto de manera regular al humo del cigarrillo aumenta significativamente el riesgo de degeneración macular.
  • Obesidad. Las investigaciones indican que ser obeso puede aumentar la probabilidad de que la degeneración macular temprana o intermedia progrese a la forma más grave de la enfermedad.
  • Enfermedad cardiovascular. Si has padecido enfermedades que afectaron tu corazón y tus vasos sanguíneos, es posible que tengas un mayor riesgo de degeneración macular.

Complicaciones

Las personas cuya degeneración macular seca ha avanzado hasta causar la pérdida de la visión central tienen mayores riesgos de sufrir depresión y aislamiento social. En los casos de pérdida de vista profunda, las personas pueden experimentar alucinaciones visuales (síndrome de Charles Bonnet). Además, la degeneración macular seca puede progresar a una degeneración macular húmeda, que puede causar una pérdida rápida de la vista si no se trata.

Prevención

Es importante que te realices exámenes de la vista de rutina para identificar signos tempranos de degeneración macular. Las siguientes medidas pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar una degeneración macular seca:

  • Controla tus otras enfermedades. Por ejemplo, si tienes una enfermedad cardiovascular o presión arterial alta, toma tu medicamento y sigue las instrucciones del médico para controlar la enfermedad.
  • No fumes. Los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar degeneración macular que los no fumadores. Pídele al médico que te ayude a dejar de fumar.
  • Mantén un peso saludable y haz ejercicio con regularidad. Si necesitas bajar de peso, reduce la cantidad de calorías que consumes y aumenta la cantidad de ejercicio que haces cada día.
  • Elige una alimentación rica en frutas y verduras. Elige una alimentación sana con gran variedad de frutas y verduras. Estos alimentos contienen vitaminas antioxidantes que reducen el riesgo de desarrollar degeneración macular.
  • Incluye pescado en tu alimentación. Los ácidos grasos omega 3, que se encuentran en el pescado, pueden reducir el riesgo de padecer degeneración macular. Los frutos secos, como las nueces, también contienen ácidos grasos omega 3.

Degeneración macular seca - atención en Mayo Clinic

Feb. 05, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Age-related macular degeneration. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  2. Preferred practice pattern: Age-related macular degeneration. San Francisco, CA: American Academy of Ophthalmology; 2015. https://www.aao.org/preferred-practice-pattern/age-related-macular-degeneration-ppp-2015. Accessed Sept. 22, 2015.
  3. Age-related macular degeneration? American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/eye-health/diseases/amd-macular-degeneration. Accessed Sept. 17, 2015.
  4. Facts about age-related macular degeneration. National Eye Institute. https://nei.nih.gov/health/maculardegen/armd_facts. Accessed Sept. 17, 2015.
  5. Lawrenson JG, et al. Omega 3 fatty acids for preventing or slowing the progression of age-related macular degeneration. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://www.thecochranelibrary.com. Accessed Sept. 22, 2015.
  6. Yanoff M, et al., eds. Age-related macular degeneration. In: Ophthalmology. 4th ed. Edinburgh, U.K.: Mosby Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 17, 2015.
  7. American Medical Association. Age-related macular degeneration. JAMA Patient Page. JAMA. 2012;308:1702.
  8. Garg SJ. Age-related macular degeneration. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/eye-disorders/retinal-disorders/age-related-macular-degeneration-amd-or-armd. Accessed Sept. 22, 2015.
  9. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Lowering your risk for advanced age-related macular degeneration. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2013.
  10. Farid M. Transscleral suturing of the implantable miniature telescope. Journal of Cataract and Refractive Surgery. 2013;39:979.
  11. Arroyo JG. Age-related macular degeneration: Treatment and prevention. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 25, 2015.
  12. Garrity J. Structure and function of the eyes. Merck Manual Consumer Version. https://www.merckmanuals.com/home/eye-disorders/biology-of-the-eyes/structure-and-function-of-the-eyes. Accessed Sept. 28, 2015.
  13. Robertson DM (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 7, 2015.
  14. Morrow ES. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 24, 2018.