Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los mareos, por lo general, desaparecen por sí solos. Si tienes tendencia a experimentar episodios reiterados de mareos, considera estos consejos:

  • Ten en cuenta la posibilidad de perder el equilibrio, lo que puede provocar una caída o una lesión grave.
  • Evita moverte en forma repentina y camina con un bastón para mayor estabilidad, de ser necesario.
  • Prepara tu hogar a prueba de caídas quitando todo elemento con el que puedas tropezarte, tales como los tapetes y los cables eléctricos expuestos. Utiliza alfombrillas antideslizantes en el piso de la ducha y en la bañera. Utiliza buena iluminación.
  • Siéntate o acuéstate inmediatamente cuando te sientas mareado. Quédate acostado con los ojos cerrados en una habitación oscura si experimentas un episodio grave de vértigo.
  • Evita conducir un auto u operar máquinas pesadas si experimentas mareos sin aviso.
  • Evita el consumo de cafeína, alcohol, sal y tabaco. El uso excesivo de estas sustancias puede empeorar los signos y síntomas.
  • Bebe suficientes líquidos, lleva una dieta sana, duerme lo suficiente y evita el estrés.
  • Si los mareos se deben a los medicamentos, habla con el médico sobre la posibilidad de interrumpir el tratamiento o reducir la dosis.
  • Si los mareos están acompañados de náuseas, prueba un antihistamínico de venta libre (sin receta), como la meclizina (Antivert) o con uno que contenga dimenhidrinato (Dramamine). Estos medicamentos pueden causar somnolencia. Los antihistamínicos que no producen somnolencia no son tan efectivos.
  • Si los mareos se deben al calor excesivo o a la deshidratación, descansa en un lugar fresco y bebe agua o bebidas deportivas (Gatorade, Powerade, otras).
Aug. 11, 2015