Diagnóstico

El médico recopilará tu historia clínica y la de tu familia. A continuación, te realizará una exploración física con un estetoscopio para escuchar el corazón y los pulmones, y solicitará análisis. Para los análisis, el médico puede derivarte a un especialista del corazón (cardiólogo).

Los análisis que el médico puede pedir son:

  • Análisis de sangre. Estos análisis brindan al médico información sobre tu corazón. También pueden revelar si tienes una infección, un trastorno metabólico o toxinas en la sangre que puedan causar la cardiomiopatía dilatada.
  • Radiografía de tórax. El médico puede pedir una radiografía de tórax para evaluar el corazón y los pulmones en busca de cambios o anomalías en la estructura y el tamaño del corazón, así como de líquido en los pulmones o en sus alrededores.
  • Electrocardiograma. Un electrocardiograma, también conocido como ECG, registra señales eléctricas a medida que se desplazan por el corazón. El médico puede buscar patrones que podrían ser un signo de ritmo cardíaco anormal o problemas en el ventrículo izquierdo. El médico puede pedirte que uses un dispositivo portátil de electrocardiograma (monitor Holter) para registrar el ritmo cardíaco durante uno o dos días.
  • Ecocardiograma. Esta herramienta primordial para el diagnóstico de la cardiomiopatía dilatada emplea ondas sonoras para producir imágenes del corazón, por las cuales el médico puede comprobar si el ventrículo izquierdo está agrandado. Este examen también puede revelar la cantidad de sangre que se expulsa del corazón con cada latido y si fluye en la dirección correcta.
  • Prueba de esfuerzo. El médico puede pedirte que hagas una prueba de esfuerzo, ya sea caminando en una cinta o pedaleando en una bicicleta fija. Los electrodos que el médico te conecta durante la prueba le ayudan a medir el ritmo cardíaco y el uso del oxígeno.

    Este tipo de prueba puede mostrar la gravedad de los problemas que causa la cardiomiopatía dilatada. Si no puedes hacer ejercicio, es posible que te den una medicación para que el corazón tenga que esforzarse.

  • Exploración por tomografía computarizada o por resonancia magnética. En algunos casos, el médico puede pedir una de estas pruebas para verificar el tamaño y actividad de las cavidades de bombeo del corazón.
  • Cateterismo cardíaco. En este procedimiento invasivo, se introduce un tubo largo y estrecho por un vaso sanguíneo del brazo, la ingle o el cuello, y se lo dirige hacia el corazón. Mediante esta prueba, el médico puede visualizar las arterias coronarias en las radiografías, medir la presión cardíaca y tomar una muestra de tejido muscular para comprobar daños que indiquen cardiomiopatía dilatada.

    Este procedimiento puede consistir en la inyección de un tinte en las arterias coronarias que le ayudará al médico a estudiarlas (angiografía coronaria).

  • Análisis para la detección o asesoramiento genético. Si el médico no puede identificar la causa de la cardiomiopatía dilatada, puede sugerir que otros familiares se hagan análisis para la detección, a fin de comprobar si la enfermedad es hereditaria en tu familia.

Tratamiento

Si tienes cardiomiopatía dilatada, el médico podría recomendarte un tratamiento para la causa preexistente si se conoce. También puede sugerirte un tratamiento para mejorar el flujo sanguíneo y prevenir que el corazón sufra más daño.

Medicamentos

Los médicos suelen tratar la cardiomiopatía dilatada con una combinación de medicamentos. Según los síntomas, podrías necesitar uno o más de estos medicamentos.

Los medicamentos que han demostrado ser útiles en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y la cardiomiopatía dilatada comprenden:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina son un tipo de medicamento que ensancha o dilata los vasos sanguíneos (vasodilatadores) para disminuir la presión arterial, mejorar el flujo sanguíneo y disminuir la carga de trabajo del corazón. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina pueden mejorar la función cardíaca.

    Los efectos secundarios comprenden presión arterial baja, recuento bajo de glóbulos blancos y problemas renales o hepáticos.

  • Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II. Estos medicamentos tienen muchos de los efectos beneficiosos de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y pueden ser una alternativa para las personas que no pueden tolerar los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Algunos efectos secundarios son diarrea, calambres musculares y mareos.
  • Betabloqueantes. Un betabloqueante disminuye la frecuencia cardíaca, reduce la presión arterial y puede prevenir algunos de los efectos perjudiciales de las hormonas del estrés, que son sustancias producidas por el cuerpo que pueden empeorar la insuficiencia cardíaca y provocar ritmos cardíacos anormales.

    Los betabloqueantes pueden reducir los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca y mejorar la función del corazón. Los efectos secundarios comprenden mareos y presión arterial baja.

  • Diuréticos. Los diuréticos, a menudo llamados «píldoras de agua», eliminan el exceso de líquido y sal del cuerpo. Estos medicamentos también disminuyen el líquido en los pulmones, para que puedas respirar con mayor facilidad.
  • Digoxina. Este medicamento, también conocido como «digitalis», fortalece las contracciones del músculo cardíaco. También tiende a desacelerar los latidos del corazón. La digoxina puede reducir los síntomas de la insuficiencia cardíaca y mejorar la capacidad para estar activo.
  • Medicamentos anticoagulantes. El médico podría recetarte medicamentos, entre ellos, aspirina o warfarina, para prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Los efectos secundarios comprenden hematomas o sangrado excesivos.

Dispositivos

Los dispositivos implantables utilizados para tratar la cardiomiopatía dilatada comprenden:

  • Marcapasos biventriculares, que utilizan impulsos eléctricos para coordinar las acciones de los ventrículos izquierdo y derecho.
  • Desfibriladores cardioversores implantables, que controlan el ritmo cardíaco y generan choques eléctricos cuando es necesario para controlar los latidos del corazón anormales y acelerados, incluso los que provocan que se detenga el corazón. También pueden funcionar como marcapasos.
  • Los dispositivos de asistencia ventricular izquierda son dispositivos mecánicos que se implantan en el abdomen o el tórax y se conectan al corazón debilitado para ayudarlo a bombear. Suelen considerarse tras el fracaso de abordajes menos invasivos.

Trasplante de corazón

Puedes ser candidato para un trasplante de corazón si los medicamentos y otros tratamientos ya no son eficaces.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes cardiomiopatía dilatada, estas estrategias de cuidado personal pueden ayudarte a controlar los síntomas:

  • Haz ejercicio. Habla con tu médico sobre las actividades que serían seguras y beneficiosas para ti. En general, no se recomienda practicar deportes competitivos porque puede aumentar el riesgo de tener un paro cardíaco y causar una muerte súbita.
  • Deja de fumar. El médico puede aconsejarte sobre los métodos que pueden ayudarte a dejar de fumar.
  • No consumas drogas ilegales ni bebas alcohol en exceso. Consumir cocaína u otras drogas ilegales puede someter al corazón a un gran esfuerzo. Antes de tomar alcohol, pregúntale a tu médico si puedes hacerlo.
  • Mantener un peso saludable. El sobrepeso hace que el corazón trabaje con más esfuerzo. Baja de peso si tienes sobrepeso u obesidad.
  • Sigue una dieta saludable. Consumir cereales integrales y una variedad de frutas y vegetales, así como limitar la ingesta de sal, azúcar agregada, colesterol y grasas saturadas y trans es bueno para el corazón. Pídele al médico que te derive a un dietista si necesitas ayuda para planificar tu dieta.

Preparación para la consulta

Si crees que puedes sufrir de cardiomiopatía dilatada o te preocupa el riesgo de contraerla a causa de tus antecedentes familiares, pide una consulta con tu médico general. Con el tiempo, es posible que te derive a un especialista del corazón (cardiólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota los síntomas que tengas, incluso los que parezcan no tener relación con la cardiomiopatía dilatada.
  • Anota tu información personal más importante, como factores estresantes principales o cambios recientes en tu vida y antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, presión arterial alta o diabetes.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, incluso las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Prepárate para conversar acerca de tus hábitos de alimentación y ejercicio. Si no sigues una dieta o no tienes una rutina de ejercicios, habla con tu médico sobre cómo comenzar a hacerlo.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. En el caso de la cardiomiopatía dilatada, algunas preguntas básicas son:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas debo hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Cómo debo cambiar mi dieta?
  • ¿Cuál es el nivel adecuado de actividad física?
  • ¿Con qué frecuencia debería hacerme análisis?
  • ¿Debería sugerirles a mis familiares que se hagan pruebas para la detección de la cardiomiopatía dilatada?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
  • ¿Alguno de tus familiares consanguíneos tiene cardiomiopatía dilatada u otros tipos de enfermedad cardíaca?
Sept. 21, 2018
References
  1. Tintinalli JE, et al. Cardiomyopathies and pericardial disease (Cardiomiopatías y enfermedad pericárdica). En: Tintinalli’s Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide (Medicina de urgencias de Tintinalli: guía de estudio exhaustiva). 8.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2016. http://accessmedicine.mhmedical.com. Último acceso: 22 de mayo de 2017.
  2. Fuster V, et al, eds. Dilated cardiomyopathy (Cardiomiopatía dilatada). En: Hurst’s The Heart (El corazón, de Hurst). 14.ª ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2017. http://accessmedicine.mhmedical.com. Último acceso: 22 de mayo de 2017.
  3. Cardiomyopathy (Cardiomiopatía). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). https://www.nhlbi.nih.gov/book/export/html/4916. Último acceso: 24 de mayo de 2017.
  4. Dilated cardiomyopathy (Cardiomiopatía dilatada). Asociación Nacional del Ataque Cerebral (American Stroke Association). http://www.strokeassociation.org/idc/groups/heart-public/@wcm/@hcm/documents/downloadable/ucm_312224.pdf. Último acceso: 24 de mayo de 2017.