Análisis y diagnóstico

Escrito por personal de Mayo Clinic

La neuropatía diabética suele diagnosticarse de acuerdo con tus síntomas, tus antecedentes médicos y un examen físico. Durante el examen, el médico probablemente controle la fortaleza y el tono muscular, los reflejos de los tendones, la sensibilidad al tacto, la temperatura y la vibración.

Además, tu médico puede efectuar otras pruebas. Entre ellas se incluyen las siguientes:

  • Prueba de filamentación. Puede hacerse una prueba para medir el nivel de sensibilidad al tacto utilizando una fibra de nailon suave llamada monofilamento.
  • Pruebas de conducción nerviosa. Esta prueba mide la velocidad con la que viajan los impulsos eléctricos en los nervios de tus brazos y piernas. Suele utilizarse para el diagnóstico del síndrome del túnel carpiano.
  • Electromiografía (EMG). Este estudio, que suele realizarse en conjunto con las pruebas de conducción nerviosa, sirve para medir las descargas eléctricas que se producen en tus músculos.
  • Análisis sensorial cuantitativo. Este estudio no invasivo se utiliza para evaluar la respuesta de los nervios ante la vibración y los cambios de temperatura.
  • Pruebas autonómicas. Si presentas síntomas de neuropatía autónoma, es posible que tu médico te solicite análisis especiales para controlar tu presión arterial en distintas posiciones y evaluar tu capacidad para sudar.

American Diabetes Association recomienda que todas las personas con diabetes se sometan a un examen integral de los pies, ya sea con un médico o con un especialista en pies (podólogo), al menos una vez al año. Además, es necesario que, en cada consulta con tu médico, se realice un control de tus pies para detectar llagas, grietas en la piel, callos, ampollas y anormalidades en los huesos y las articulaciones.

Feb. 24, 2015