Descripción general

La dermatomiositis es una enfermedad inflamatoria poco frecuente que se caracteriza por la debilidad muscular y por una erupción cutánea particular.

La enfermedad puede afectar a adultos y niños. En los primeros, en general, la dermatomiositis se presenta entre los 45 y los 65 años. En los niños, suele presentarse con mayor frecuencia entre los 5 y los 15 años de edad. La dermatomiositis afecta más a las mujeres que a los hombres.

La dermatomiositis no tiene cura, pero puede haber períodos de mejora de los síntomas (remisión). El tratamiento puede eliminar la erupción cutánea y ayudarte a recuperar la fuerza y la función musculares.

Síntomas

Algunos de los signos y síntomas más frecuentes de la dermatomiositis son:

  • Cambios en la piel. Se presenta como una erupción cutánea oscura de color violeta que aparece, con mayor frecuencia, en la cara y párpados, nudillos, codos, rodillas, pecho y espalda. La erupción, que puede provocar dolor y picazón, suele ser el primer signo de dermatomiositis.
  • Debilidad muscular. La debilidad muscular progresiva afecta a los músculos más cercanos al tronco, como los de las caderas, los muslos, los hombros, la parte superior de los brazos y el cuello. La debilidad afecta tanto al lado izquierdo del cuerpo como al derecho, y suele empeorar de manera gradual.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si tienes debilidad muscular o una erupción sin causa aparente.

Causas

Se desconoce la causa de la dermatomiositis, pero la enfermedad comparte muchas características con los trastornos autoinmunitarios, en los cuales el sistema inmunitario ataca por error a los tejidos del cuerpo.

La dermatomiositis afecta particularmente los pequeños vasos sanguíneos del tejido muscular. Las células inflamatorias rodean los vasos sanguíneos y, a la larga, destruyen las fibras musculares.

Complicaciones

Entre las posibles complicaciones de la dermatomiositis, se encuentran las siguientes:

  • Dificultad para tragar. Si los músculos del esófago están afectados, es posible que tengas problemas al tragar (disfagia), lo cual puede causar adelgazamiento y desnutrición.
  • Neumonía por aspiración. La dificultad para tragar también puede hacer que aspires alimentos o líquidos, como la saliva, y que estos ingresen a los pulmones (aspiración).
  • Problemas respiratorios. Si la enfermedad afecta los músculos del pecho, es posible que tengas problemas respiratorios, como dificultad para respirar.
  • Depósitos de calcio. Pueden generarse en los músculos, en la piel y en el tejido conjuntivo (calcinosis) a medida que la enfermedad avanza. Estos depósitos ocurren con mayor frecuencia en niños que padecen dermatomiositis y aparecen antes en el transcurso de la enfermedad.

Enfermedades asociadas

La dermatomiositis puede causar otras enfermedades o generar un mayor riesgo de que las padezcas, entre ellas:

  • Fenómeno de Raynaud. Es una enfermedad que hace que los dedos de las manos y de los pies, las mejillas, la nariz y las orejas se pongan pálidos cuando están expuestos al frío.
  • Otras enfermedades del tejido conjuntivo. Otras enfermedades, como el lupus, la artritis reumatoide, la esclerodermia y el síndrome de Sjögren, pueden presentarse con la dermatomiositis (síndromes mixtos).
  • Enfermedad cardiovascular. La dermatomiositis puede provocar inflamación del músculo cardíaco (miocarditis). Una pequeña cantidad de personas que padecen dermatomiositis tienen insuficiencia cardíaca congestiva y arritmias cardíacas.
  • Enfermedad pulmonar. La enfermedad pulmonar intersticial puede presentarse junto con la dermatomiositis. Esta enfermedad alude a un grupo de trastornos que causan cicatrización (fibrosis) del tejido pulmonar, lo cual hace que los pulmones se vuelvan rígidos y pierdan elasticidad. Los signos y síntomas son tos seca y dificultad para respirar.
  • Cáncer. La dermatomiositis en adultos se ha relacionado con una mayor probabilidad de contraer cáncer, en particular, del cuello uterino, los pulmones, el páncreas, las mamas, los ovarios y el tubo gastrointestinal. El riesgo de tener cáncer aumenta con la edad, aunque parece estabilizarse a los tres años o más después del diagnóstico de la dermatomiositis. La dermatomiositis también puede aparecer después de recibir un diagnóstico de cáncer.

Aug. 01, 2017
References
  1. Dermatomyositis (Dermatomiositis). The Myositis Association (Asociación de la Miositis). http://www.myositis.org/learn-about-myositis/types-of-myositis/dermatomyositis. Último acceso: 23 de abril de 2017.
  2. Página de información sobre la dermatomiositis. Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke). https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Dermatomyositis-Information-Pagel. Último acceso: 23 de abril de 2017.
  3. Miller ML, et al. Clinical manifestations of dermatomyositis and polymyositis in adults (Manifestaciones clínicas de la dermatomiositis y la polimiositis en adultos). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 23 de abril de 2017.
  4. Polymyositis and dermatomyositis (Polimiositis y dermatomiositis). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/musculoskeletal-and-connective-tissue-disorders/autoimmune-rheumatic-disorders/polymyositis-and-dermatomyositis. Último acceso: 25 de abril de 2017.
  5. Dermatomyositis (Dermatomiositis). Muscular Dystrophy Association (Asociación de Distrofia Muscular). https://www.mda.org/disease/dermatomyositis. Último acceso: 23 de abril de 2017.
  6. Miller ML. Initial treatment of dermatomyositis and polymyositis in adults (Tratamiento inicial de la dermatomiositis y la polimiositis en adultos). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 23 de abril de 2017.