Diagnóstico

La craneosinostosis debe ser evaluada por especialistas, como un neurocirujano o un cirujano plástico pediátrico. El diagnóstico de esta afección puede realizarse a través de las siguientes opciones:

  • Exploración física. El médico le revisará la cabeza al bebé en busca de anomalías, como crestas a lo largo de las suturas y deformidades faciales.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. A través de una tomografía computarizada (TC) del cráneo, se puede detectar si existen fusiones en las suturas. Las fusiones en las suturas se identifican por su ausencia, ya que una vez fusionadas quedan invisibles, o bien a través de las crestas a lo largo de las suturas. También pueden emplearse fotografías y láser para medir con precisión la forma del cráneo.
  • Análisis genéticos. Si el médico sospecha que existe un síndrome genético sin diagnosticar, los análisis genéticos pueden permitir identificarlo.

Tratamiento

Es posible que los casos leves de craneosinostosis no necesiten tratamiento. El médico puede recomendar un casco especialmente moldeado para ayudar a reestructurar la cabeza de tu bebé si las suturas craneales están abiertas y la forma de la cabeza es anormal. En esta situación, el casco moldeado puede ayudar al crecimiento del cerebro de tu bebé y corregir la forma del cráneo.

Sin embargo, para la mayoría de los bebés, la cirugía es el tratamiento primario. El tipo y el momento de la cirugía dependen del tipo de craneosinostosis y de si hay un síndrome genético oculto.

El objetivo de la cirugía es corregir la forma anormal de la cabeza, reducir o prevenir la presión sobre el cerebro, generar espacio para que el cerebro pueda crecer con normalidad y mejorar el aspecto de tu bebé. Esto implica un proceso de planificación y cirugía.

Planificación quirúrgica

Los estudios por imágenes pueden ayudar a los cirujanos a elaborar un plan de procedimiento quirúrgico. La planificación quirúrgica virtual del tratamiento para la craneosinostosis emplea tomografías computarizadas tridimensionales de alta definición del cráneo de tu bebé para elaborar un plan quirúrgico individual simulado mediante computadora. Sobre la base de ese plan quirúrgico virtual, se construyen plantillas personalizadas para guiar el procedimiento.

Cirugía

Por lo general, un equipo integrado por un especialista en cirugía de cabeza y rostro (cirujano craneofacial) y a un especialista en cirugía del cerebro (neurocirujano) realiza el procedimiento. La cirugía puede realizarse en forma endoscópica o abierta. Por lo general, ambas modalidades producen efectos estéticos muy buenos con un bajo riesgo de complicaciones.

  • Cirugía endoscópica. Esta cirugía mínimamente invasiva es una buena opción para los bebés de hasta 6 meses de edad que tienen craneosinostosis con una única sutura. Mediante el empleo de una sonda con luz y una cámara (endoscopio) que se insertan a través de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo, el cirujano abre la sutura afectada para permitir que el cerebro de tu bebé crezca normalmente. En comparación con el procedimiento abierto, la cirugía endoscópica requiere una incisión más pequeña, por lo general, implica una única estancia hospitalaria y no suele necesitar una transfusión de sangre.
  • Cirugía abierta. Por lo general, en el caso de los bebés de más de 6 meses de edad, se practica la cirugía abierta. El cirujano realiza una incisión en el cuero cabelludo y los huesos craneales, luego, le vuelve a dar forma a la parte afectada del cráneo. El cráneo se coloca en posición con placas y tornillos reabsorbibles. Por lo general, la cirugía abierta implica tres o cuatro días de estancia hospitalaria y se necesita una transfusión de sangre. Por lo general, si bien es un procedimiento que se realiza en una sola vez, en los casos complejos se pueden necesitar varias cirugías abiertas para corregir la forma de la cabeza del bebé.

Terapia con casco

Después de una cirugía endoscópica, es necesario hacer visitas con determinada regularidad para ajustar una serie de cascos para ayudar a dar forma al cráneo de tu bebé. Si se realiza una cirugía abierta, no es necesario usar un casco después.

Craneosinostosis

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Cuando te enteraste de que tu bebé tenía craneosinostosis, posiblemente experimentaste varias emociones, como ira, temor, preocupación, pesar y culpa. Quizás no sepas qué esperar y te preocupe tu capacidad para cuidar a tu bebé. El mejor antídoto contra el temor y la preocupación es la información y el apoyo.

Considera estos pasos para prepararte y cuidar a tu bebé:

  • Busca un equipo de profesionales de confianza. Deberás tomar decisiones importantes sobre la atención que recibirá tu bebé. Los centros médicos que cuentan con equipos especializados en patologías craneofaciales pueden ofrecerte información sobre el trastorno, coordinar la atención del bebé entre los especialistas, ayudarte a evaluar las opciones y brindar tratamiento.
  • Busca a otras familias. Hablar con personas que están enfrentando situaciones similares puede proporcionarte información y apoyo emocional. Pregúntale al médico acerca de los grupos de apoyo en tu comunidad. Si no hay un grupo adecuado para tu caso, quizás el médico pueda ponerte en contacto con una familia que haya enfrentado un caso de craneosinostosis. Tal vez también puedas encontrar apoyo grupal o individual en Internet.
  • Espera un futuro brillante. La mayoría de los niños tienen un desarrollo cognitivo normal y logran buenos resultados estéticos después de la cirugía. El diagnóstico y el tratamiento precoces son fundamentales.

Preparación para la consulta

En algunos casos, es posible que el pediatra de tu bebé sospeche la presencia de craneosinostosis en una consulta de rutina. En otros casos, puedes solicitar una consulta si te preocupa el crecimiento de la cabeza de tu bebé. Es posible que tu médico te derive a un especialista por motivos de diagnóstico y tratamiento.

A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta. De ser posible, lleva a un familiar o amigo contigo. Tener una compañía de confianza puede ayudarte a recordar la información y ser un soporte emocional.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, haz una lista que incluya lo siguiente:

  • Cualquier signo que hayas notado, como suturas elevadas o ausencia de puntos blandos en la cabeza del bebé
  • Preguntas para hacerle a tu médico

Puedes hacerle las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la causa más probable de los síntomas de mi bebé?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesita mi bebé? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿Esta afección es temporal o duradera?
  • ¿Qué tratamientos se encuentran disponibles y cuál me recomienda?
  • ¿Existen alternativas al tratamiento que me recomiendan?
  • ¿Cuáles son los riesgos que implica la cirugía?
  • ¿Quién realizará la cirugía si es necesaria?
  • ¿Qué ocurre si decidimos no someter al bebé a una cirugía en este momento?
  • ¿La forma anormal del cráneo afectará el funcionamiento del cerebro del bebé?
  • ¿Qué probabilidades hay de que mis futuros hijos tengan la misma afección?
  • ¿Hay folletos u otros materiales impresos que pueda consultar?
  • ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico también te haga preguntas. Prepárate para responderlas y así dejar tiempo para repasar los puntos que más te interese analizar. El médico podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuándo notaste los cambios en la cabeza del bebé por primera vez?
  • ¿Cuánto tiempo pasa tu bebé de espalda?
  • ¿En qué posición duerme el bebé?
  • ¿Ha tenido convulsiones tu bebé?
  • ¿El desarrollo del bebé es normal?
  • ¿Hubo alguna complicación durante el embarazo?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de craneosinostosis o afecciones genéticas como síndrome de Apert, síndrome de Pfeiffer o síndrome de Crouzon?
Aug. 23, 2017
References
  1. Cook AJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 14 de abril de 2016.
  2. Primary craniosynostosis (Craneosinostosis primaria). National Organization for Rare Diseases (Organización Nacional para las Enfermedades Raras). http://rarediseases.org/rare-diseases/primary-craniosynostosis/. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  3. NINDS craniosynostosis information page (Página informativa sobre craneosinostosis del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares). Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke). http://www.ninds.nih.gov/disorders/craniosynostosis/craniosynostosis.htm. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  4. Facts about craniosynostosis (Información sobre la craneosinostosis). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/ncbddd/birthdefects/craniosynostosis.html. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  5. Buchanan EP, et al. Overview of craniosynostosis (Descripción general de la craneosinostosis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  6. Chim H, et al. Virtual surgical planning in craniofacial surgery (Planificación quirúrgica virtual en la cirugía craneofacial). Seminars in Plastic Surgery (Seminarios de cirugía plástica). 2014;28:150.
  7. Morris L. Management of craniosynostosis (Tratamiento de la craneosinostosis). Facial Plastic Surgery (Cirugía plástica facial). 2016;32:123.
  8. Erb TO, et al. Surgical treatment of craniosynostosis in infants: Open vs closed repair (Tratamiento quirúrgico de la craneosinostosis en bebés: reparación abierta en comparación con cerrada). Current Opinion in Anaesthesiology (Opinión actual en anestesiología). 2016;29:345.
  9. AskMayoExpert. Craniosynostosis and positional plagiocephaly (Craneosinostosis y plagiocefalia postural). Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  10. Mardini S, et al. Three-dimensional preoperative virtual planning and template use for surgical correction of craniosynostosis (Planificación preoperatoria tridimensional virtual y uso de plantillas para la corrección quirúrgica de la craneosinostosis). Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery (Revista de cirugía plástica, reconstructiva y estética). 2014;67:336.
  11. Wetjen N (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 30 de agosto de 2016.