Descripción general

La aorta es la arteria más grande del cuerpo. Lleva la sangre rica en oxígeno desde el corazón al resto del organismo. El estrechamiento de la aorta (coartación aórtica) obliga al corazón a bombear con más fuerza para impulsar la sangre a través de la aorta.

En general, la coartación de la aorta está presente en el momento del nacimiento (congénita). Aunque la afección puede presentarse en cualquier parte de la aorta, el defecto suele estar localizado cerca de un vaso sanguíneo llamado conducto arterial. Los síntomas pueden oscilar entre leves y graves. Podría no detectarse hasta la edad adulta, según el grado de estrechamiento de la aorta.

La coartación de la aorta suele estar acompañada de otros defectos cardíacos. Aunque el tratamiento suele tener éxito, la afección requiere un seguimiento cuidadoso de por vida.

Síntomas

Los síntomas de la coartación aórtica dependen de la gravedad de la enfermedad. La mayoría de la gente no presenta síntomas. La coartación leve puede no ser diagnosticada hasta la edad adulta.

Los bebés con coartación aórtica grave pueden comenzar a tener signos y síntomas poco después del nacimiento. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Piel pálida
  • Irritabilidad
  • Sudoración intensa
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para alimentarse

Las personas con coartación aórtica también pueden presentar signos o síntomas de otros defectos cardíacos que normalmente ocurren junto con la afección.

Los signos o síntomas de la coartación aórtica después de la infancia suelen incluir los siguientes:

  • Presión arterial alta
  • Dolores de cabeza
  • Debilidad muscular
  • Calambres en las piernas o pies fríos
  • Sangrados nasales
  • Dolor en el pecho

Cuándo debes consultar a un médico

Busca ayuda médica si tú o tu hijo tienen los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor intenso en el pecho
  • Desmayo
  • Falta de aire repentina
  • Presión arterial alta sin causa aparente

Aunque tener estos signos o síntomas no siempre significa que tengas una afección de salud grave, es mejor hacerse un chequeo rápidamente. La detección y el tratamiento tempranos podrían salvarte la vida.

Causas

Los médicos no están seguros de cuál es la causa del estrechamiento aórtico. La afección está generalmente presente al nacer (congénita). Los defectos cardíacos congénitos son los más frecuentes de todos los defectos de nacimiento.

El estrechamiento aórtico casi nunca se desarrolla posteriormente. Las afecciones o eventos que pueden estrechar la aorta y causar esta afección incluyen los siguientes:

  • Lesión traumática
  • Endurecimiento severo de las arterias (ateroesclerosis)
  • Arterias inflamadas (arteritis de Takayasu)

El estrechamiento aórtico generalmente se manifiesta más allá de los vasos sanguíneos que se ramifican hacia la parte superior del cuerpo y antes de los vasos sanguíneos que van hacia la parte inferior del cuerpo. Con frecuencia, esto puede causar presión arterial alta en los brazos y presión arterial baja en las piernas y en los tobillos.

Debido al estrechamiento aórtico, la cavidad cardíaca inferior izquierda (ventrículo izquierdo) trabaja más arduamente para bombear sangre a través de la aorta estrechada y la presión arterial aumenta en el ventrículo izquierdo. Esto puede hacer que la pared del ventrículo izquierdo se engrose (hipertrofia).

Factores de riesgo

La coartación de la aorta suele estar acompañada de otros defectos cardíacos congénitos. Ciertas afecciones cardíacas suelen estar asociadas a la coartación, entre ellas:

  • Válvula aórtica bicúspide. La válvula aórtica separa la cavidad izquierda inferior (ventrículo izquierdo) del corazón de la aorta. La válvula aórtica bicúspide tiene dos valvas (cúspides) en lugar de las tres habituales. Muchas personas con estrechamiento aórtico tienen una válvula aórtica bicúspide.
  • Estenosis subaórtica. La estenosis subaórtica se produce cuando hay un estrechamiento de la zona debajo de la válvula aórtica que obstruye el flujo de sangre del ventrículo izquierdo a la aorta. Este estrechamiento puede tener la forma de una membrana fibrosa.
  • Conducto arterioso persistente. El conducto arterial es un vaso sanguíneo que conecta la arteria pulmonar izquierda de un bebé con la aorta. Permite que la sangre eluda los pulmones mientras el bebé crece en el útero. Poco después del nacimiento, el conducto arterial generalmente se cierra. Sin embargo, si permanece abierto, se llama "conducto arterioso persistente".
  • Orificios en la pared que se encuentra entre los lados izquierdo y derecho del corazón. Algunas personas nacen con un agujero en la pared (tabique) entre las cavidades superiores del corazón (comunicación interauricular) o las cavidades inferiores del corazón (comunicación interventricular), lo que hace que la sangre rica en oxígeno proveniente del lado izquierdo del corazón se mezcle con la sangre con poco oxígeno en el lado derecho del corazón.
  • Estenosis mitral congénita. La válvula mitral se encuentra entre las cavidades superiores e inferiores izquierdas del corazón. Permite que la sangre fluya por el lado izquierdo del corazón. En la estenosis mitral, la válvula se estrecha. Como consecuencia, se reduce el movimiento de la sangre entre las cavidades superiores e inferiores izquierdas del corazón, lo que aumenta la presión en la cámara superior izquierda (aurícula). La sangre rica en oxígeno de los pulmones regresa al corazón a través de las venas que se unen a la cavidad superior izquierda. El aumento de la presión en la aurícula izquierda puede provocar síntomas de congestión pulmonar. Algunos de estos síntomas son falta de aire, dificultad para respirar durante el ejercicio y falta de aire cuando se está acostado.

El estrechamiento aórtico es más común en los hombres que en las mujeres, así como en personas que tienen ciertas afecciones genéticas, como el síndrome de Turner.

Complicaciones

Sin tratamiento, la coartación de la aorta suele provocar complicaciones. En los bebés, puede provocar una insuficiencia cardíaca o la muerte.

La presión arterial alta es la complicación más común a largo plazo de la coartación de la aorta. La presión arterial suele bajar luego de una reparación de la coartación aórtica, pero puede seguir siendo más alta de lo normal.

Otras complicaciones de la coartación de la aorta pueden incluir lo siguiente:

  • Arteria debilitada o dilatada en el cerebro (aneurisma cerebral) o sangrado en el cerebro (hemorragia)
  • Rotura o desgarro aórticos (disección)
  • Agrandamiento de una sección de la pared de la aorta (aneurisma)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad prematura de las arterias coronarias (estrechamiento de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón)
  • Accidente cerebrovascular

Si la coartación de la aorta es grave, el corazón podría no ser capaz de bombear suficiente sangre a los otros órganos. Esto puede provocar daño cardíaco y conducir a una insuficiencia renal o de otros órganos.

También puede haber complicaciones de estrechamiento aórtico luego del tratamiento. Por ejemplo:

  • Reestrechamiento de la aorta (recoartación, posiblemente años después del tratamiento)
  • Presión arterial alta
  • Aneurisma o ruptura aórtica

Necesitarás seguimiento de por vida para la coartación de la aorta, y es posible que requieras tratamientos adicionales.

Prevención

El estrechamiento de la aorta no se puede prevenir porque suele estar presente al momento del nacimiento. Sin embargo, si tú o tu hijo tienen una afección que aumenta el riesgo de tener estrechamiento de la aorta, como el síndrome de Turner, válvula aórtica bicúspide u otra anomalía cardíaca, o antecedentes familiares de enfermedad cardíaca congénita, la detección precoz puede ayudar. Habla con el médico sobre el riesgo de tener estrechamiento de la aorta.

Coartación de la aorta - atención en Mayo Clinic

June 20, 2020
  1. Coarctation of the aorta. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/CongenitalHeartDefects/AboutCongenitalHeartDefects/Coarctation-of-the-Aorta-CoA_UCM_307022_Article.jsp#.WLiMOBiZOu4. Accessed April 23, 2020.
  2. Agarwala BN, et al. Clinical manifestations and diagnosis of coarctation of the aorta. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 23, 2020.
  3. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. April 28, 2020.
  4. AskMayoExpert. Coarctation of the aorta: Signs and symptoms. Mayo Clinic; 2020.
  5. Goldman L, et al., eds. Congenital heart disease in adults. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 27, 2020.
  6. AskMayoExpert. Coarctation of the aorta: Physical examination. Mayo Clinic; 2020.
  7. AskMayoExpert. Coarctation of the aorta: Clinical follow-up. Mayo Clinic; 2020.
  8. Hay WW, et al., eds. Cardiovascular diseases. In: Current Diagnosis & Treatment: Pediatrics. 24th ed. McGraw-Hill Education; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 23, 2020.
  9. Bernstein D. Acyanotic congenital heart disease: Obstructive lesions. In: Nelson Essentials of Pediatrics. 8th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 23, 2020.
  10. Congenital heart defects. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/chd. Accessed April 28, 2020.
  11. AskMayoExpert. Coarctation of the aorta: Imaging tests. Mayo Clinic; 2020.
  12. AskMayoExpert. Coarctation of the aorta: Surgical or percutaneous treatment. Mayo Clinic; 2020.
  13. Stout KK, et al. 2018 AHA/ACC guideline for the management of adults with congenital heart disease: Executive summary: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology. 2019; doi: 10.1016/j.jacc.2018.08.1028.
  14. Agarwala BN, et al. Management of coarctation of the aorta. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 28, 2020.
  15. Brown ML, et al. Coarctation of the aorta: Lifelong surveillance is mandatory following surgical repair. Journal of the American College of Cardiology. 2013;62:1020.