Diagnóstico

El médico te examinará el tobillo para comprobar si hay puntos de sensibilidad. La ubicación precisa del dolor puede ayudar a determinar la causa.

El médico puede mover el pie en diferentes posiciones para comprobar la amplitud de movimiento. Puede pedirte que camines un trayecto corto para examinar tu marcha.

Pruebas

Si tus signos y síntomas sugieren una rotura o fractura, tu médico puede sugerirte una o más de las siguientes pruebas por imágenes.

  • Rayos X. La mayoría de las fracturas de tobillo pueden visualizarse en los rayos X. Es posible que el técnico tome rayos X desde varios ángulos diferentes para que las imágenes del hueso no se superpongan demasiado. Las fracturas por sobrecarga a menudo no se ven en los rayos X hasta que la rotura comienza efectivamente la cicatrización.
  • Gammagrafía ósea. Una gammagrafía ósea puede ayudar al médico a diagnosticar las fracturas que no aparecen en las radiografías. Un técnico inyectará una pequeña cantidad de material radioactivo en una vena. Este material radioactivo es atraído hacia los huesos, especialmente a las partes de los huesos que están dañadas. Las zonas dañadas, como las fracturas por sobrecarga, se ven como puntos brillantes en la imagen resultante.
  • Tomografía computarizada. La tomografía computarizada toma rayos X desde muchos ángulos diferentes y los combina para hacer imágenes transversales de las estructuras internas del cuerpo. Las tomografías computarizadas pueden revelar más detalles sobre el hueso lesionado y los tejidos blandos que lo rodean. Una tomografía computarizada puede ayudar al médico a determinar el mejor tratamiento para tu tobillo roto.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM). La resonancia magnética utiliza ondas de radio y un fuerte campo magnético para crear imágenes muy detalladas de los ligamentos que ayudan a mantener el tobillo unido. Estas imágenes ayudan a mostrar los ligamentos y los huesos y pueden identificar fracturas que no se ven en los rayos X.

Más información

Tratamiento

Los tratamientos para las fracturas de tobillo varían, según el hueso que se haya quebrado y la gravedad de la lesión.

Medicamentos

El médico puede recomendarte un analgésico de venta libre, como el acetaminofén (Tylenol, otros).

Terapia

Una vez que el hueso haya sanado, deberás aliviar la rigidez de los músculos y los ligamentos de los tobillos y los pies. Un fisioterapeuta puede enseñarte ejercicios para mejorar la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza.

Intervención quirúrgica u otros procedimientos

  • Reducción. Si tienes una fractura desplazada (es decir, los dos extremos de la fractura no están bien alineados), es posible que el médico tenga que manipular los fragmentos para que regresen a sus posiciones correctas. Este proceso se denomina reducción. Según el dolor y la hinchazón que tengas, es posible que necesites un relajante muscular, un sedante o incluso anestésico local para adormecer el área antes de este procedimiento.
  • Inmovilización. Un hueso roto debe inmovilizarse para que pueda sanar. En la mayoría de los casos, esto requiere una bota especial o un yeso.
  • Cirugía. En algunos casos, es posible que el cirujano ortopédico necesite utilizar clavos, placas o tornillos para mantener la posición adecuada de los huesos durante la recuperación. Estos materiales pueden extraerse una vez que la fractura se haya curado si provocan dolor o sobresalen.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Cómo prepararte para la consulta

El primer lugar al que tendrás que ir para tratar un tobillo quebrado es una sala de emergencias o una clínica de atención médica de urgencia. Si los fragmentos del hueso quebrado no están alineados correctamente para que el hueso se consolide, pueden remitirte a un médico que se especialice en cirugía ortopédica.

Qué puedes hacer

Es aconsejable que escribas una lista que incluya lo siguiente:

  • Descripciones detalladas de tus síntomas
  • Información sobre problemas de salud que hayas tenido
  • Información sobre problemas de salud de tus padres o hermanos
  • Todos los medicamentos y suplementos dietéticos que tomes
  • Las preguntas que desees hacerle al médico

En caso de fractura de tobillo, estas son algunas de las preguntas básicas para hacer a tu médico:

  • ¿Qué pruebas necesitaré hacerme?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • Si necesito un yeso, ¿cuánto tiempo tendré que usarlo?
  • ¿Necesitaré una cirugía?
  • ¿Qué restricciones de actividad tendré que seguir?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Qué analgésicos recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas que puedas tener.

Qué esperar del médico

Es posible que el médico te haga las siguientes preguntas:

  • ¿Tuviste alguna lesión específica que desencadenara los síntomas?
  • ¿Los síntomas aparecieron de repente?
  • ¿Te lesionaste los tobillos en el pasado?
  • ¿Comenzaste o intensificaste un programa de ejercicios últimamente?

Qué hacer mientras tanto

Si tu lesión no es lo suficientemente grave como para justificar un viaje a la sala de emergencias, aquí hay algunas cosas que puedes hacer en casa para cuidar de tu lesión hasta que puedas ver al médico:

  • Aplica hielo durante 15 o 20 minutos cada vez, cada tres o cuatro horas para reducir la hinchazón.
  • Mantén tu tobillo elevado.
  • No pongas ningún peso en tu tobillo lesionado.
  • Envuelve ligeramente la lesión con un vendaje suave que proporcione una ligera compresión.
March 31, 2020
  1. Brunicardi FC, et al., eds. Orthopedic surgery. In: Schwartz's Principles of Surgery. 11th ed. McGraw-Hill Education; 2019. https://www.accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Feb. 9, 2020.
  2. Sprains, strains and fractures. American Podiatric Medical Association. https://www.apma.org/Patients/FootHealth.cfm?ItemNumber=982. Accessed Feb. 9, 2020.
  3. Fowler GC, et al., eds. Fracture care. In: Pfenninger and Fowler's Procedures for Primary Care. 4th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 9, 2020.
  4. Miller MD, et al., eds. Ankle fractures. In: Essential Orthopaedics. 2nd ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 9, 2020.
  5. Koehler SM. Overview of ankle fractures in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 9, 2020.
  6. Boutis K. Ankle fractures in children. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 9, 2020.
  7. Broken ankle (foot fractures). American Orthopaedic Foot & Ankle Society. https://www.footcaremd.org/conditions-treatments/ankle/broken-ankle. Accessed Feb. 9, 2020.
  8. How to identify a broken ankle. American Orthopaedic Foot & Ankle Society. https://www.footcaremd.org/resources/how-to-help/how-to-identify-broken-ankle. Accessed Feb. 9, 2020.
  9. Preventing fractures and falls. National Osteoporosis Foundation. https://www.nof.org/patients/fracturesfall-prevention/. Accessed Feb. 9, 2020.
  10. AskMayoExpert. Ankle fracture (adult). Mayo Clinic; 2019.
  11. Open fractures. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/open-fractures/. Accessed Feb. 9, 2020.
  12. Smoking and bone health. National Institutes of Health Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center. https://www.bones.nih.gov/health-info/bone/osteoporosis/conditions-behaviors/bone-smoking. Accessed Feb. 9, 2020.
  13. Stress fractures. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/stress-fractures. Accessed Feb. 9, 2020.